A tres meses del asesinato del concejal y periodista Mauro Marcano

Cartel de los Soles habría encargado muerte de Mauro Marcano

A tres meses del asesinato del concejal y periodista Mauro Marcano, el CICPC aún no recaba suficientes evidencias que inculpen a los autores materiales e intelectuales del homicidio.

Marcano fue asesinado en Monagas el primero de septiembre, por dos hombres que lo emboscaron en el estacionamiento del edificio donde residía. El día de su muerte, Marcano hablaría sobre la “olla podrida” del narcotráfico y corrupción en Monagas, en un programa de la televisora regional. Era, tal vez, la denuncia de mayor peso que difundiría en los últimos años, y que involucraba a altos oficiales militares y políticos de renombre, relataron sus familiares, que evitaron identificarse por temor a represalias.

Luego de su muerte, el CICPC trasladó 15 investigadores a la zona, que en más de dos meses de análisis, cruces de llamadas, trabajo de inteligencia, allanamientos, interrogatorios, aún no manejan con precisión, quién pudo haber matado al concejal.

El arma homicida está desaparecida. Hay dudas sobre la identidad del sujeto que ejecutó a Marcano; el motorizado que lo acompañó, así como el piloto y copiloto que esperaron a los asesinos a una distancia de la escena del crimen.

Los investigadores, todos venidos de Caracas y comandados por el inspector Ángel Salcedo, manifestaron a los familiares de Marcano que han cerrado el círculo de sospechosos, pero que la investigación es compleja.



Ex jefe del Core 7 y el sicario Hermágoras

El sicario que cegó la vida al periodista es presuntamente Hermágoras Polanco, quien recibió un pago de un general activo, que recientemente fue transferido del oriente del país a Caracas, escribió Jorge Castro en su columna (Réquiem Anzoátegui) en el diario Reporte de la Economía, los días 11, 12 y 13 de noviembre.

Según el columnista, Polanco estaría huyendo en Colombia, debido a que el general lo mandó a matar, luego que un testigo lo identificó. Dice Castro en su escrito que el alto gobierno conoce la identidad del general, así como los investigadores del CICPC.

Este general, de un sol, oriundo del estado Sucre y muy cercano a la Escuela de la Guardia Nacional, habría pagado una importante suma a Hermágoras, quien siguió a Marcano durante un mes, antes de ejecutarlo.

Los familiares de Marcano agregaron que las informaciones aportadas por Castro en su escrito no están lejos de la verdad puesto que el concejal denunció al cartel de La Guajira, al que pertenecía el hermano de Polanco, muerto en un enfrentamiento entre funcionarios de la Disip, CICPC y traficantes.

En su columna (Sin Bozal, diario El Oriental, 28-06-2004), el periodista exhortaba al ex jefe del Core 7, general de la Guardia Nacional, Alexis Maneiro Gómez, a explicar por qué en un enfrentamiento en Bejuma, entre funcionario del CICPC e integrantes del cartel La Guajira, entre quienes se encontraba Polanco, se les decomisó identificación de inteligencia de la Guardia Nacional, firmados por él.

Dicen sus familiares que en el mismo mes de junio, Marcano escribió en otras de sus columnas que el narcotráfico había “penetrado los cuarteles y hasta con carnet de inteligencia de la Guardia Nacional, estos criminales de la droga llevan sus cargamentos a puerto seguro”, señalaba.

Marcano mencionó en varias oportunidades a sus familiares que se enfrentaba a un poderoso grupo de narcotraficantes, que denominaba Cartel de los Soles, por cuanto sus integrantes en su mayoría eran coroneles, mayores, capitanes y generales activos de la Guardia Nacional, dijeron sus familiares.

Algunos de estos altos funcionarios estarían ubicados en puestos claves de fronteras, facilitando el traslado de cocaína no sólo a diferentes Estados, sino hacia el extranjero, confió Marcano a sus familiares.


Su entrevista con el vicepresidente

El periodista presentía que las denuncias que difundiría la mañana de su asesinato eran tan fuertes, que 15 días antes se reunió con el vicepresidente de la República para entregarle pruebas sobre los militares involucrados con el Cartel de los Soles, relataron sus familiares.

Marcano conocía al vicepresidente desde la época en que era activista del MAS. Le tenía plena confianza al segundo hombre del Gobierno, dicen sus familiares.

Relatan que luego de la entrevista, el periodista y concejal, recibió varias llamadas del vicepresidente. Sus familiares sólo escucharon mencionar a Marcano que no negociaría con nadie y que divulgaría sus denuncias tal como lo había prometido a la opinión pública.

Estaba resteado, aun a pesar que su vida corría peligro, informaron sus familiares, quienes adicionaron que Marcano evitó en varias oportunidades hablar con el vicepresidente, luego de aquella entrevista.

Semanas antes de su desaparición física, el concejal recibió muchas presiones y amenazas de todo tipo, citan sus familiares. De alguna forma, varias personas trataron de persuadir al luchador social para que detuviera la difusión de las graves denuncias. Ante la firmeza del concejal de seguir adelante, decidieron eliminarlo.



Los mejores

El jefe de Homicidios del CICPC, comisario Iglesia., así como el Fiscal Isaías Rodríguez, cuando conversaron con los familiares del periodista, le informaron que colocarían a “sus mejores” hombres para esclarecer el crimen.

El fiscal 68 del Área Metropolitana, Alejandro Castillo así como los funcionarios trasladados a Maturín, son los mejores, respectivamente, le manifestó el Fiscal Isaías Rodríguez y el jefe de Homicidios a los familiares, que comienzan a desencantarse por la incertidumbre que rodea la investigación, mencionaron.

Asimismo el vicepresidente Ejecutivo, José Vicente Rangel, los recibió y les especificó que el Gobierno Nacional hará todo lo posible para que el caso de Marcano no quede impune.

Los familiares señalaron que esperan la misma actitud, disposición y comportamiento para el caso de su hermano, como lo mostrado por los cuerpos policiales para esclarecer el atentado del fiscal Danilo Anderson.



Otras hipótesis (despiece o recuadro)

Las pesquisas realizadas por los familiares durante los últimos meses, así como las investigaciones del CICPC, conducen a otra hipótesis del asesinato del concejal: un individuo llamado Freddy Caracas, preso en La Pica por otro delito, sería presuntamente el autor material. El Negro Chicho y El Negro Uray, sus intermediarios, sostuvieron los familiares de Marcano.

Hay un testigo clave en la investigación, de nombre Johnny Astudillo, quien luego de varios interrogatorios, se declaró enfermo mental. No obstante, aportó un dato interesante: en un taller del barrio Negro Primero, dijo a los pesquisas, escuchó a Freddy Caracas y Miguel Presilla hablar de la muerte de Marcano. Mencionó, incluso, que sirvió de piloto para trasladar de la escena del crimen a los sicarios, expresaron familiares del fallecido.

Otro dato que maneja con celo la familia del periodista es que recientemente ubicaron la casa donde se planificó el sicariato. Los hermanos de la victima, indicaron que dos días antes de su muerte se reunieron supuestamente el ex gobernador Guillermo Call; el ex secretario de gobierno, Gonzalo Villegas; el ex alcalde de Maturín, Domingo Urbina, y un individuo de nombre, Miguel Hernández.

Dicen los familiares que Marcano había descubierto hechos irregulares de estos personajes y además que estarían presuntamente relacionados con el tráfico de drogas en la región.

Otra hipótesis que manejan sobre los autores intelectuales del homicidio, está vinculada, presuntamente, con un pago de 500 millones de bolívares, hecho por el narcotraficante Ceferino García, a El Negro Chicho y El Negro Uray para que dieran muerte al periodista. Estos individuos subcontrataron a Freddy Caracas y Miguel Presilla, a quienes dieron 50 millones a cada uno.



La “olla podrida” que mató a Marcano (despiece o recuadro)

Una semana antes de su muerte, el comunicador presentía que lo matarían. A varios familiares les acuñó esta frase: “Unas de las primeras cabezas que va a rodar será la mía; pero rodarán otras”, relataron.

Aunque Marcano era hermético con los detalles de las denuncias que procesaba, a familiares le dio algunas pistas: develaría los nombres de los integrantes del Cartel de los Soles, militares activos –de alto rango, predominantemente de la GN- comprometidos con el tráfico de drogas.

Igualmente consignaría pruebas sobre los organizadores de los secuestros en Monagas, entre quienes figuraban políticos y jefes policiales.

Pero había un tercer elemento, el decomiso de un alijo de 1.000 kilogramos de cocaína de alta pureza, en una finca ubicada en la Calle Nueva, casa Nº 213, en Punta de Mata. Operación comandada por Joel Rengifo, jefe de la División Nacional de Antiextorsión y Secuestro de la policía científica, sostienen los familiares.

Marcano descubrió que los funcionarios policiales entregaron a la Fiscalía, 499 kilogramos del decomiso y los 501 restantes son vendidos a Ceferino García, dueño del alijo y quien inexplicablemente escapa del lugar.

El día que lo asesinan, mostraría las pruebas que inculpaban a funcionarios policiales y políticos que colaboran con los carteles de la droga en el estado Monagas.



¿A quién denunciaba el periodista? (despiece o recuadro)

· &nbs p; Los familiares del concejal asesinado cuentan que Marcano entregó un escrito en la Fiscalía de Maturín en el que solicitaba protección policial por las reiteradas amenazas de estas personas: William Fajardo, León Cachito, los hermanos Brooker, y Ceferino García, los tres primeros están bajo rejas por su vinculación con el tráfico de drogas (denunciados por el concejal), mientras el cuarto, anda huyendo.

· &nbs p; Marcano solicitó públicamente una explicación al ex jefe del Core 7 de Anzoátegui, general de la Guardia Nacional, Alexis Maneiro Gómez, sobre la extensión de carnets a narcotraficantes, cuando se desempeñaba como jefe de Inteligencia de la GN.

· &nbs p; Igualmente en sus columnas en el diario El Oriental y La Prensa, denunció por su presunta vinculación con el narcotráfico, al actual jefe de Misiones del Ministerio de la Defensa, y ex jefe del destacamento No. 77 de Monagas, coronel GN, Juan Fabricio Tirry.

· &nbs p; Semanas antes de su muerte, el periodista ventiló por su columna y programa radial, la posible liberación de dos narcotraficantes que denunció en el pasado: William Fajardo y León Cachito. Marcano manifestó en uno de sus escritos que Fajardo había ordenado un sicariato en su contra.

· &nbs p; Los secuestros en el Estado fueron denunciados por Marcano. Sus Familiares cuentan que el periodista sabía que detrás de los secuestros estaban involucrados funcionarios de la Policía de Maturín, dirigidos, presuntamente, por su ex jefe, coronel de la GN José Manuel del Moral, quien, mencionan sus familiares, le juró la muerte por haberle retrasado el ascenso, debido a sus denuncias.

· &nbs p; El periodista y concejal también denunció en varias oportunidades al actual gobernador de Monagas, José Gregorio Briceño, por utilizar su investidura parlamentaria para favorecer a amigos y familiares con contratos de Pdvsa, sostuvieron los familiares.



Experticias viciadas (despiece o recuadro)

A los pocos minutos de la muerte del concejal y periodista, se presentan al lugar un grupo de funcionarios del CICPC, quienes realizan las experticias de rigor.

Curiosamente, mencionan los familiares de Marcano, acudieron al lugar los inspectores del CICPC-Monagas, Aliendre, Teresén y Figueredo, funcionarios que el concejal había denunciado en reiteradas oportunidades.

Aliendre, Teresén y Figueredo, ingresaron al apartamento del concejal, sin orden de allanamiento, ni la presencia de un fiscal, y se llevaron documentos, una cámara de video, fotografías, grabaciones, entre otros elementos, que el periodista procesaba, denunciaron los familiares del fallecido. Asimismo, levantaron el cadáver sin presencia del fiscal, ni acordonaron la zona.

A los tres funcionarios, aún el fiscal 68 Alejandro Castillo no los llama a declarar, como tampoco sus colegas del CICPC-Caracas, a cargo de las investigaciones. Según relataron los familiares de Marcano, las experticias que estos funcionarios realizaron están corruptas y completamente viciadas. Hasta el punto que se tuvo que rehacer la planimetría.

¿Quién era Mauro Marcano? (ficha personal)

Mauro Del Valle Ramos, de 55 años, nació en Tucupita, pero desde niño se residenció en Maturín, estado Monagas. A pesar de haber salido de las filas del MAS, se alejó de esa organización hasta fundar Fuerza Monaguense, partido con el que se convirtió en concejal durante las megaelecciones del año 2000.

Era vicepresidente de la Asociación de Concejales de Venezuela y presidente de la Comisión de Ejidos Municipales. Gracias a sus investigaciones, se descubrió el primer cargamento de droga en el estado Monagas.

Moderaba el programa radial De Frente con el Pueblo, por la emisora Radio Maturín 1.180 A.M. Igualmente mantenía una columna de opinión en el diario La Prensa de Monagas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13419 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n54428.htmlCUS