New York Times: La crisis de Venezuela complica la situación de Irak, dicen expertos

Nota de Aporrea: Ver: www.nytimes.com/2003/01/11/international/americas/11VENE.html (Requiere estar registrado en el sitio web del NYT)
Traducción para aporrea por Alonso Mesa.

Washington, 10 de Enero.- La crisis en Venezuela está creando nuevas complicaciones a la campaña de la Administración de Bush, para derrocar al Presidente de Irak, Sadam Hussein, causando escasez de petróleo que podría probablemente hacer una guerra en el Golfo Pérsico, mucho mas costosa a la economía de lo que se anticipó. Dijeron funcionarios norteamericanos y expertos en la industria petrolera.

La huelga de 40 días ha virtualmente cerrado la industria petrolera de Venezuela, el quinto mayor productor mundial, y resultado mas difícil de resolver de lo que la Administración Bush esperaba, dijeron los funcionarios.

Los esfuerzos para poner fin al estancamiento entre el Presidente Hugo Chávez y sus opositores, han sido paralizados no solo por la intransigencia de ambos lados en Venezuela, sino tambien por la desconfianza hacia los diplomáticos norteamericanos, añadieron los funcionarios.

Venezuela ha sido por décadas una de las fuentes mas confiables de petróleo para los Estados Unidos, donde analistas de la industria dicen que la huelga ya ha perjudicado algunas refinerías y elevado el precio al detal de la gasolina al menos 10 centavos el galón.

La escasez empeorará y los precios continuarán aumentando si Estados Unidos ataca a Irak, predijeron. Esto significa que la guerra en el Golfo Pérsico, podría ser mas costosa para la economía norteamericana de lo previsto, si el desacuerdo venezolano no termina pronto.

Por esta razón, la administración de Bush ha estado debatiendo planes de sacar petroleo de las Reservas Estratégicas, la cual asciende a mas o menos 600 millones de galones de crudo. Por ahora, la Casa Blanca ha decidido diferir estos planes, principalmente para tener disponibilidad en caso de guerra contra Irak, dijeron funcionarios gubernamentales.

"Hace pocos meses todo el mundo pensaba que ir a una guerra contra Irak, no sería ningún problema, porque habría suficiente capacidad de reponer la pérdida del petróleo Irakuí" dijo Larry Goldstein, Presidente de la Petroleum Industry Research Foundation Inc., una organización de investigación. "Pero nadie se imaginaba la pérdida del petróleo venezolano".

"Ahora" él dijo, "No tendremos suficiente capacidad de repuesta para ocuparnos de ambos eventos" La crisis podría arreglarse, si el Presidente Chávez procede a dividir la compañía Petróleos de Venezuela S.A., en dos partes y reestructura sus sedes.

Funcionarios norteamericanos dicen que la verdadera meta de Chávez es instalar políticos leales, para sustituír los líderes sindicales y gerentes de la compaña, que se declararon en huelga.

El resultado podría ser una compañía mas flexible pero menos eficiente, que produzca menos de los 3 millones de barriles diarios que producía antes de la huelga, dijeron funcionarios y expertos. Esto podría hacer a los Estados Unidos mas dependiente del petróleo del Medio Oriente, dijeron los expertos.

Pdvsa es una de las pocas compañías petroleras estatales en la OPEP, grupo que se asemeja a una gran compañía petrolera", dijo Leonidas P. Drollas, economista Jefe del Centro de Estudios para Energía Global de Londres. Haciéndose eco de lo que dicen otros analistas de la industria, Drollas añadió "Romperla, suena obviamente políticamente motivado" La Administración Bush, reconociendo el creciente peligro de la huelga venezolana, ha intensificado sus esfuerzos para calmar los mercados petroleros, cabildeando con los grandes exportadores petroleros para que aumenten la producción. En una reunión en Viena este fin de semana, se espera que la OPEP resuelva incrementar la producción un 8.7% o aproximadamente 2 millones de barriles diarios, dijeron funcionarios.

Los Estados Unidos también están trabajando con México, Brasil y la OEA para reunir una coalición de gobienos suramericanos para lograr una tregua. Los diplomáticos que trabajan en la crisis, les preocupa que la OEA, la cual esta arbitrando las negociaciones, carece de influencia para persuadir a Chávez de que considere hacer concesiones.

Este será un tópico a discutir cuando los ministros del exterior y Jefes de Estado latinoamericanos, se reunan en Quito la próxima semana con motivo de la toma de posesión del nuevo Presidente del Ecuador.

Pero altos funcionarios venezolanos, ya han expresado suspicacias respecto a las intenciones de la Administración Bush.

Confiamos en que los Estados Unidos no tomarán una posición que divida este país en pro-Americanos y anti-Americanos, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Roy Chaderton en una entrevista. "Quisiéramos que respetaran que este es un gobierno electo democráticamente.

La Constitución de Venezuela permite un llamado a votar en la mitad del período presidencial, que en el caso de Chávez sería en Agosto. La oposición ha dicho que falta mucho.

La Constitución podría ser enmendada por la Asamblea Nacional para permitir adelantar las elecciones, pero Chávez ha rechazado esta idea. Una tercera opción sería un referéndum no vinculante respecto a la popularidad de Chávez en Febrero. La oposición está planificando uno pero Chávez ha puesto en tela de juicio su constitucionalidad.

Funcionarios norteamericanos han dicho que a ellos no les importa que opción constitucional sea la aceptada, siempre y cuando se llegue a un acuerdo que ponga fin a las violentas confrontaciones que han estado ocurriendo y permita que se renueve la producción de petróleo.

"Este es un momento increíblemente importante en la historia de Venezuela" dijo un alto funcionario del Departamento de Estado "Las cosas que están pasando ahora, van a afectar a Venezuela por décadas, sus relaciones con Estados Unidos respecto a la energía, la estructura de PDVSA, la integridad y credibilidad de sus instituciones democráticas, todas estas cosas están en juego".

Pero muchos expertos en asuntos latinoamericanos dicen que los esfuerzos del gobierno de Bush han sido muy pocos y muy tardíos. El gobierno de Bush, distraído por Irak, permitió que los problemas de Venezuela se enconaran.

Otros dicen que el gobierno de Bush cometió dos errores el pasado año que lesionaron su credibilidad con Chávez y otros líderes latinoamericanos: en Abril por parecer que respaldó el golpe de estado intentado contra el gobierno de Chávez, y en Diciembre por su breve apoyo al llamado a adelantar las elecciones hecho por la oposición.

Adicionalmente el Despacho del Departamento de Estado para asuntos latinomericanos , no ha estado ocupado por nadie, durante la mayor parte del tiempo de la huelga. El último Secretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Otto J. Reich, fue cambiado en Noviembre después que su nombramiento temporal expiró. La Casa Blanca esta pensando nombrar a Roger F. Noriega, el representante ante la OEA, para reemplazarlo.

"Aqui no hay nadie en control" dijo Moisés Naím el venezolano que es editor de la revista Política Exterior "Foreign Policy".

Algunos analistas petroleros discuten que el gobierno de Bush, debería moverse mas rápido para estabilizar el mercado petrolero. Estos analistas, junto con algunos miembros del Congreso, han urgido a la administración Bush a sacar petróleo de la Reserva Estratégica.

Incluso un "préstamo" relativamente modesto de 20 a 30 millones de barriles a las refinerías norteamericanas, estabilizaría los precios y aliviaría las interrupciones a corto plazo, dando tiempo a que los países de la OPEP aumenten su producción. Normalmente el petróleo del Golfo Pérsico, tarda de 30 a 45 días en llegar a Estados Unidos.

El Impacto de la crisis venezolana ha sido extensamente subestimado por funcionarios y consumidores, dijeron expertos petroleros. Venezuela exportaba 2.7 millones de barriles diarios, de los cuales l.5 millones de barriles iban para Estados Unidos, mas o menos el 14% de la importación petrolera norteamericana.

Venezuela dice que actualmente está produciendo alrededor de 600.000 barriles diarios, pero expertos en el exterior estiman que el volumen es menos de 400.000 barriles diarios.

Esto significa que mas de 2 millones de barriles diarios de crudo venezolano están fuera del mercado global, haciendo de esta, la peor interrupción de suministro desde la guerra del Golfo Pérsico en 1991, dijeron los expertos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4851 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /actualidad/n3893.htmlCUS