Develado busto de Jorge Rodríguez en el 23 de enero

Busto de Jorge Rodríguez en el 23 de enero

Busto de Jorge Rodríguez en el 23 de enero

Credito: Ciudad Caracas

Develan busto de Jorge Rodríguez en el 23 de enero, Caracas

Develan busto de Jorge Rodríguez en el 23 de enero, Caracas

Credito: Ciudad Caracas

17 de abril de 2016.- Ser como el maestro y el militante Jorge Rodríguez fue la frase reiterativa en los discursos de quienes estuvieron ayer en la parroquia 23 de Enero, en el acto de develación de un busto de bronce en honor al fundador de la Liga Socialista.

“La consigna es ser como Jorge Rodríguez, por su integridad, su espíritu indoblegable, su consecuencia, su ética y su entrega hasta morir por los sueños antiimperialistas de libertad y de igualdad”, dijo con voz entrecortada y ojos humedecidos, su camarada y compañero de celda de aquellos funestos días de la Cuarta República, David Nieves.

La Coordinadora Simón Bolívar, de la combativa parroquia, liderada por el exdiputado Juan Contreras, organizó el acto en homenaje al padre del actual alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y de la canciller de la República, Delcy Rodríguez. “Jorgito y Delcy Eloína, como les decimos cariñosamente quienes los conocemos desde niños; una familia combativa”, expuso Nieves, mientras sarcásticamente invitó al pueblo a equivocarse a nuestro favor y no dar tregua al imperio que nos acecha. “Acá lo estamos esperando en la unidad cívico-militar que nos enseñó Chávez”, dijo.

Aprovechó para repudiar la amnistía de la derecha, “porque pretende perdonarse todos los crímenes cometidos contra el pueblo”.

Por su parte, Eduardo Piñate, un nativo de la zona (bloque 6) y ahora dirigente nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, dijo: “Jorge tenía que estar aquí. Todos son nuestros héroes de independencia, de lucha, de combate antiimperial, ejemplo de constancia y entrega por las generaciones futuras; y sus legados reviven acá, en nuestra combativa 23 de Enero”.

Previo al acto se seguía colmando el pasillo en que el se dispusieron sillas para los invitados de varias regiones del país.

Alí Primera, en el fondo musical, revivió la camaradería. Fraternos abrazos y saludos de gente que sigue en lucha, pero tenía tiempo sin relacionarse.

“Estamos enalteciendo el legado de formación y de perseverancia y de no rendirse nunca que nos enseñó Jorge”, añadió Piñate.

A las 11:15, exactamente, Alexis Corredor, Alberto Torres y gente de la Brigada Carlos Wilfredo García Silva comenzaron a compartir la función de maestros de ceremonia, cuyo protocolo se amoldó a las exigencias de los sentimientos que nacían con cada intervención durante el emotivo acto.

La poetisa Grisel Marroquí llamó al homenajeado “maestro, hermano planetario”, en un canto a la vida y a la paz que le compuso horas antes.

El cantante y poeta Luis Felipe Bellorín se refirió a la miseria de los asesinos de Rodríguez, quienes le cortaron la vida hace 40 años durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Seguía llegando gente de todas partes del país como Portuguesa, Vargas y Anzoátegui, así como integrantes de la brigada Pedro Doria, de Guarenas, también gente de Antímano, La Vega y Altavista.

Alexis Romero, alias “Carlitos”, se refirió a la “genialidad y certera estrategia” de Jorge Rodríguez al integrar a los estudiantes, indígenas, campesinos, negros y obreros en la lucha común.

El cabezón William Rangel exaltó el carácter indoblegable de Rodríguez y citó al Che Guevara para decir que los asesinos de sueños “podrán cortar todas las flores, pero jamás las primaveras”.

Destacaba también la presencia de Lídice Navas, Jesús Martínez, Julio Escalona, Marelis Pérez, José Romero, Agustín Calzadilla, Alfredo Del Nogal, Miguel Díaz, Orlando “cabezón” Yajure, militantes en su mayoría de la Liga Socia- lista.

Otro toque femenino lo puso la diputada del Consejo Legislativo de Anzoátegui, Ingrid Cortez, al exaltar la vigencia de Rodríguez, “porque fue hombre de adversidades y nos enseñó a no rendirnos en la defensa de la Patria, comprometidos hasta los tuétanos”.

Grato refrescamiento musical por parte de la coral Hugo Chávez y del cantautor Leo Vargas, quien con densas composiciones de su autoría hizo un recorrido mundial sobre la espiritualidad libertaria de Jorge Rodríguez.

Alí Alejandro Primera y el ministro de Educación Rodulfo Pérez, antes del descubrimiento coincidieron en el compromiso que representa levantar la subjetividad y exaltar el legado de Rodríguez.

Fernando Soto Rojas llamó al compromiso de “ser como Jorge”.

El escultor Libardo Espinel es el autor de la obra que desde ayer forma parte del bulevar Simón Bolívar, ubicado en el pasillo que comunica a los bloques 18 y 19 del sector La Cañada, donde además está la plaza Manuel Marulanda y las representaciones de Salvador Allende, Baltazar Ojeda Negretti, alias comandante Elías; el vasco Pakito Arriaran Arregui, Ezequiel Zamora, el cura Camilo Torres Restrepo, el Comandante Hugo Chávez, el Libertador Simón Bolívar, el Mariscal Antonio José de Sucre y Augusto César Sandino.

Ahora Jorge Rodríguez y a un lado la pequeña plaza en honor a Francisco de Miranda.

El pueblo debe recordar que Rodríguez fue víctima de torturas y de una brutal paliza a manos de la policía, durante el primer Gobierno de Carlos Andrés Pérez, en uno de los sótanos de la extinta Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención. Su legado sigue vigente en la Revolución Bolivariana y son reivindicados cada día.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4660 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n289151.htmlC0http://NON-VEca = .