Murieron 155 personas

Se cumplen 47 años de la tragedia del avión de Viasa en Maracaibo donde perdió la vida el 'Látigo' Chávez

Al mediodía del domingo 16 de marzo de 1969 en Maracaibo estalló un caos. Una tragedia aérea de incalculables dimensiones llenó de luto a la tierra del Sol Amada y a Venezuela. La noticia conmocionó el mundo entero, cuando un avión DC 9 de Viasa cayó causando unos surcos de tragedia y dolor entre el Barrio de Ziruma y la urbanización La Trinidad en la ciudad de Maracaibo.

A pocos minutos del despegue, la aeronave que cubría el vuelo 742 se precipitó a tierra. El avión no voló. A duras penas rebasó la cerca del aeropuerto Grano de Oro y se estrelló. La incertidumbre, el pánico, la muerte y el dolor siguieron al hecho.

Ese siniestro paralizó a Maracaibo y, siete días después, entre las investigaciones y la recolección de restos humanos —principalmente carbonizados— era lento para los ciudadanos volver a la rutina, pues Maracaibo seguía conmocionada.

Todavía en la mente de sobrevivientes y testigos, la imagen es vivida nuevamente, como también les resulta perceptible el olor que inundó a la ciudad: una mezcla de combustible y carne quemada.

Una conjugación de elementos fraguaron la tragedia: versiones señalan que el avión, por efectos del equipaje, el pasaje y los 28 mil litros de combustible cargados para operar en Grano de Oro, iba con el máximo de su peso: 108.000 kilos.

Una segunda suposición dispara hacia el error humano. Hacia la tripulación que ese día fue capitaneada por Emiliano Savelli Maldonado, jefe de operaciones de Avensa.

Existen versiones sobre el reto o, mejor dicho, la osadía asumida por Savelli Maldonado, en querer levantar vuelo en el DC 9 a sabiendas, según testimonios, de que el capitán de la aeronave, Harry Gibson (y quien comandó ese jet tres días antes del accidente) se negó a tripularlo porque la longitud de la pista marabina era muy ajustada para elevar la nave.

Pero la nave siguió la carrera para el ascenso, aproximadamente, a las 12:05 de la tarde.

El personal de la torre, familiares y otras personas desde lugares aledaños al aeropuerto vieron cómo, en minutos, el accidente se convertía en una “película” en vivo que dejó, oficialmente, 155 muertos.

En este fatal accidente murió uno de los más grandes prospectos del béisbol venezolano, Néstor Isaías Chávez Silva, mejor conocido como el "Látigo" Chávez, por la recta letal que tenía para ponchar a los bateadores contrarios.

Nació el 6 de julio de 1947 en Caracas, la capital venezolana. Este lanzador diestro jugó para los Gigantes de San Francisco en el béisbol de las Grandes Ligas, así como para las Estrellas Orientales y Navegantes del Magallanes en el béisbol venezolano.

El comandante Hugo Chávez, en el libro Cuentos del arañero (2013), contó que "el "Látigo" Chávez tenía 22 años cuando cayó aquel avión, allá en Ziruma. "Era un domingo, me levanté un poco tarde. A mí se me vino el mundo. Tenía, catorce años y el sueño de ser como el "Látigo".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2822 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n287457.htmlC0NON-VE