Gustavo Pereira y la tríada sagrada de la Revolución

PARA EL POETA MARGARITEÑO, LOS VALORES ESENCIALES DEL CHAVISMO ESTÁN AMENAZADOS POR LA NUEVA CORRELACIÓN DE FUERZAS DE LA ASAMBLEA NACIONAL, “PORQUE LA DERECHA TEME MÁS A LOS SÍMBOLOS DEL PUEBLO QUE A SUS PROPIAS PESADILLAS”.

PARA EL POETA MARGARITEÑO, LOS VALORES ESENCIALES DEL CHAVISMO ESTÁN AMENAZADOS POR LA NUEVA CORRELACIÓN DE FUERZAS DE LA ASAMBLEA NACIONAL, “PORQUE LA DERECHA TEME MÁS A LOS SÍMBOLOS DEL PUEBLO QUE A SUS PROPIAS PESADILLAS”.

Credito: Miguel-Romero

2 Feb. 2016 - No es casual que se haya generado una sacudida instantánea luego del triunfo de la derecha en la Asamblea Nacional. La nueva correlación de fuerzas trastocó los cimientos de tres querencias primarias: la Constitución Bolivariana; el artífice emblemático de este proceso de transformación (Hugo Chávez) y el líder mitológico que ha cargado de valores fundacionales el ideario de la Revolución (Simón Bolívar).

La nueva mayoría del Poder Legislativo atacó, inmediatamente, los elementos simbólicos más reverenciados, sometiendo al vértigo del abismo al pueblo chavista que aún cifra esperanzas de redención en el modelo de socialismo bolivariano, pese a los desaciertos y las dificultades.

De los tres conoce, con clarividencia protagónica, un poeta que, ungido por el huracán constituyente, precisó nuestro destino en el preámbulo de la Constitución de 1999, la Bolivariana, donde nos insta a "refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia…".

Gustavo Pereira (Margarita, 7 de marzo de 1940), uno de los poetas contemporáneos más fecundos del país, Premio Nacional de Literatura 2001, autor del impactante Libro de los Somaris y el poema "Sobre salvajes", de lectura necesaria, es quizás uno de los intelectuales más versados sobre el Padre de la Patria, a quien lee desde su más tierna infancia.

Integra, desde hace pocos días, el Estado Mayor para la Cultura Venezolana y es educador y ensayista con importantes aportes al conocimiento del país profundo. Esta pauta, que por cuestiones de distancia física insalvable y horarios aéreos hubo de ser sellada a través de los códigos binarios del correo electrónico, impuso, en oposición al intercambio superfluo del consumo tecnológico, una maravillosa feria libre de la lengua como instrumento liberador.

—RECIENTEMENTE DIJO QUE HAY QUE REESCRIBIR NUESTRA HISTORIA. ¿POR QUÉ?

—Porque recuerdo que Ambrose Bierce, pesimista profesional, escribió con su admirable sarcasmo que la historia era el relato casi siempre falso de acontecimientos casi siempre nimios consagrados por gobernantes casi siempre pillos o por militares casi siempre necios. Mordacidades aparte, la nuestra abunda en falsedades, omisiones y deformaciones. Un solo ejemplo entre miles: Santiago Mariño fue víctima de una matriz histórica descalificadora desde los tiempos de Páez y sus turiferarios, hasta que Caracciolo Parra Pérez le hizo justicia en más de 5.000 páginas que le dedicó, demostrando cómo una falacia repetida puede transformarse en infamia eterna. Como sabemos, en nuestro Panteón Nacional, gracias a Guzmán Blanco y a otros como él, están varios que sobran y no están otros que merecen estar.

—CHÁVEZ COMENZÓ ESA REESCRITURA

—Es cierto. No sé si Chávez llegó a saber que el diseño de uno de esos símbolos, el Escudo Nacional, se debe, por encargo del entonces presidente Páez, al representante diplomático de Inglaterra, Robert Ker Porter, quien enmendó la plana al que diseñara otro pintor reconocido pero venezolano, Carmelo Fernández, sobrino de Páez. Sabiéndolo o no, Chávez demostró que la conciencia de patria —no el ruin chauvinismo—, aunque no sirva para más nada, confiere dignidad.

—¿TODO ESTE PROCESO SE VE VULNERADO CON LA NUEVA AN?

—Aunque no toda la oposición se solidarizó con echar a la basura el retrato del Libertador, el acto fue copia casi al calco de lo que hicieron cuando el golpe de Estado de 2002. Bolívar les molesta tanto como Chávez, porque la derecha teme más a los símbolos del pueblo que a sus propias pesadillas.

—¿POR QUÉ LES INCOMODA TANTO LA NUEVA IMAGEN DEL LIBERTADOR?

—Ese retrato del Libertador, realizado por métodos científicos, nos guste o no, es otra imagen del Libertador, no la imagen chavista del Libertador. En lo particular, puedo hacer señalamientos sobre él, pero ello forma parte de interpretaciones y valoraciones. Ningún rostro humano es siempre el mismo en el transcurso de una vida. Lo extraño es que sectores de la derecha, antibolivarianos y racistas orgánicos, ataquen esa imagen digitalizada, acorde con la que trazó el escritor monárquico Salvador de Madariaga, quien en su biografía sobre Bolívar, tan mendaz y racista como ellos, escribió que este era también pardo y mestizo.

—¿QUÉ HA LEÍDO SOBRE BOLÍVAR?

—Cuanto he podido. Sus obras completas, biografías, exégesis, testimonios de sus contemporáneos. Entre las millones de páginas en todo el mundo dedicadas a él, he leído algunas despreciables, otras magníficas por su rigor histórico y calidad literaria. La biografía de Augusto Mijares ocupa sitial de honor, pero podría mencionar muchas. Bolívar es una presencia fundamental en el corazón de todo venezolano sensible.

—¿POR QUÉ DICE QUE PREFIERE EL BOLÍVAR DE LOS SENTIMIENTOS AL MILITAR?

—Porque me interesa más indagar en las sensibilidades que en los hechos. Sin aquellas, estos no serían lo que fueron o son. No hay verdadera grandeza humana sin conciencia sensible.

—EN ESE MISMO SENTIDO, ¿POR QUÉ CHÁVEZ? ¿POR QUÉ LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?

—La misma lucha. Chávez forjó un ideal de justicia para nuestro pueblo, basado en el pensamiento, sentimientos y acción de Simón Bolívar. La Revolución Bolivariana se propuso —y se propone— revertir la tenebrosa situación de miseria y exclusión secular en que se hallaba el pueblo humilde, situación tan patética que parecía el estado normal de nuestra sociedad. Millones de desamparados, incluyendo niños de la calle, mendigos, analfabetas, estudiantes sin cupo, ancianos, familias en ranchos, servicios públicos privatizados, injerencia imperial y pare de contar. Se había impuesto la ley del lejano oeste norteamericano, y no digo ley de la selva porque los animales poseen más sentido de justicia que muchos humanos. Ahora la derecha pretende regresarnos a ese pasado. El individualismo desenfrenado, la imbecilidad consumista, la impudicia política, la indiferencia ante el padecimiento ajeno, la competencia y no la solidaridad, la picardía y no la honestidad, en fin, los antivalores como concepción del mundo.

—¿QUÉ PASÓ EN ESTE PAÍS PARA QUE UN POETA FUERA ESCOGIDO COMO AUTOR DEL PREÁMBULO DE LA CONSTITUCIÓN?

—No hice sino recoger en pocas palabras los ideales de los compañeros que luego lo aprobaron por inmensa mayoría. Ciertamente, puede parecer una rareza en nuestro mundo político, y lo es desde el punto de vista constitucional, porque hasta entonces en ninguna Constitución venezolana aparecía la palabra "cultura". Pero me lo explico porque, aunque se haya impuesto la matriz mediática contraria, la gente sensible suele ser militante de las causas justas, de los sueños posibles, la causa de la izquierda en suma, no importa que algunos no sepan que lo son o que otros, diciendo serlo, no sean.

—¿QUÉ SIGNIFICÓ PARA USTED ESE COMPROMISO?

—Una responsabilidad inmensa que me fue otorgada e intenté cumplir como deber ciudadano, sin olvidar que la poesía debe acompañar todo acto que contribuya a transformar el mundo para bien.

—¿SIENTE QUE ESOS PRINCIPIOS QUE USTED RECOGIÓ ALLÍ SE HAN CUMPLIDO?

—Voluntad nunca ha faltado, pero las transformaciones sociales no transcurren sobre pistas de hielo con arcángeles repartiendo besos y golosinas. La lucha por realizar los sueños suele trascender una y hasta muchas vidas. Y como dijo el Libertador ante el Congreso de Angostura, los códigos, las leyes, los estatutos, por más sabios que sean, no influyen como quisiéramos en las sociedades. Es la acción de los hombres y mujeres virtuosos, patriotas e ilustrados la que construye un mundo nuevo.

—CLODOVALDO HERNÁNDEZ REFIRIÓ HACE DOS NÚMEROS ATRÁS EN ESTA REVISTA QUE A SUS 16 AÑOS LA CONSTITUCIÓN BOLIVARIANA ESTÁ EN PELIGRO CON LA NUEVA ASAMBLEA NACIONAL. ¿ESTÁ DE ACUERDO?

—Absolutamente. Estamos en presencia de una oposición irresponsable, dominada por sus factores más retrógrados y hasta racistas, capaces de cualquier alevosía. Deploro que los venezolanos sensatos, ilustrados y honestos que aún militan en sus filas hayan sido desplazados o arrinconados mediante el chantaje y otras formas de presión. Nuestro país requiere del concurso activo de la gente honesta y de buena fe, no importa que no compartan nuestros puntos de vista. Por humana, ninguna revolución es impoluta, pero esta fue atacada desde el primer día y durante el golpe de Estado de 2002 solo unos pocos líderes de esa oposición se atrevieron a condenarlo. Sus nombres están allí, en la historia de esos días, para su honra. Por su parte, los señoritos, los allegados y los subordinados de los señoritos, desplazados del botín del petróleo y el poder, siguen tal cual, bajo los dictados del gran capital imperial, y amparados en las matrices de sus medios, en la misma cruzada de odio y perversidades. Lo extraño sería que no hicieran lo que hacen.

—¿DESDE DÓNDE NOS RESPONDE? ¿CUÁL ES SU PAISAJE?

—Respondo desde mi rincón en la bahía de Pertigalete, estado Anzoátegui, engalanado con las nubes de polvillo de cemento que la fábrica nacionalizada hace años descarga para beneplácito de los pobladores de esta costa. La espesa bruma ameniza nuestros ojos y pulmones las 24 horas del día, sin que ningún poder lo impida. Por años he escrito y hablado y declarado sobre ello, mucho y en todas partes. En Consejo de Ministros del 29 de junio de 2012, transmitido por televisión, vi y oí al presidente Chávez, ante una denuncia mía, interrogar al ministro del Ambiente sobre estas insólitas contribuciones a la naturaleza y a la salud pública, pero nada pasó. La fábrica sigue allí, envenenando ambiente y seres humanos, derramando toneladas de polvillo de cemento que los alisios reparten por costas y montañas aledañas hasta Puerto La Cruz. Sé que la Misión Vivienda es imprescindible, pero ¿lo es más que las vidas humanas y el planeta? El presidente Maduro tuvo una experiencia similar a la nuestra con la fábrica de cemento La Vega, hace años.

—PARA UN POETA, ¿QUÉ REPRESENTA EL HECHO DE QUE PODAMOS ESTABLECER UN DIÁLOGO A TRAVÉS DE LAS REDES INFORMÁTICAS? ¿SE TRASTOCA EL ORDEN DE LAS COSAS O ES UN SIGNO DE LOS TIEMPOS?

—Es un signo de los tiempos que no trastoca el orden de las cosas. El uso de las redes informáticas, como de la tecnología en general, puede servir para lo bueno y para lo malo. Por sí mismas, no son culpables de ser pasto de los antivalores y la alienación, grandes servidores del capitalismo imperial.

—¿EN QUÉ SITIAL ESTÁ LA POESÍA VENEZOLANA EN ESTE MOMENTO?

—Como todo arte, la poesía vive momentos en que parece sucumbir, pero solo está en estado latente. Otras veces, cuando se inician grandes transformaciones sociales, reflorece en prodigios, el pueblo se reconoce en sus almas, por todas partes aparecen nuevos poetas, nuevos cantos de esperanza y la vida recobra su sentido de pertenencia colectiva.

—¿QUÉ PIENSA DE LOS POETAS QUE MILITAN EN CONTRA DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA Y CALIFICAN A LOS POETAS REVOLUCIONARIOS DE TRASNOCHADOS?

—Están en su derecho. Un antiguo proverbio kurdo dice que el cuervo se cree ruiseñor hasta que se mira en el espejo.

—¿LOS POETAS DEBEN METERSE EN POLÍTICA?

—De cada quien según sus capacidades, a cada quien según sus necesidades.

—¿LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA ES POÉTICA?

—Toda revolución lo es, aunque se escriba en prosa.

—¿LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA ES POÉTICA?

—Depende de cómo se ejerza ese gobierno y de quiénes lo ejerzan. Por lo común, en los gobiernos pululan enemigos de la poesía y la poesía, desde luego, nada tiene que ver con ellos.

—¿LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA ES POÉTICA?

—La poesía es una más de las invenciones humanas que nos enseña a descubrir lo maravilloso en cada partícula del universo y nos sumerge en los laberintos del alma para intentar sobreponernos a la soledad, el horror y la desesperanza.

IMG_5585_Bernardo-Suárez


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3134 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n285172.htmlC0NON-VE