Zamora buscaba crear espacios comunales

Credito: TrincheraCreativa

1º Feb. 2016 - Inspirado en profundos ideales de justicia, Ezequiel Zamora quiso darle continuidad al proyecto bolivariano de integración latinoamericana dijo el historiador Alí Ramón Rojas Olaya, profesor del Instituto Pedagógico de Caracas y exrector de la Universidad Católica Santa Rosa.

El profesor Rojas Olaya, quien fue entrevistado por el Correo del Orinoco con motivo de cumplirse el 199 aniversario del general de hombres libres, explicó que para lograrlo, Zamora "lideró una revolución campesina que intentó acabar con las desigualdades sociales.

TERCERA RAÍZ

Explica el profesor Rojas Olaya que "Ezequiel Zamora es, junto a Simón Bolívar y Simón Rodríguez, es una de las tres raíces de la revolución bolivariana.

El General del Pueblo, como también se le llamaba, es raíz de la revolución porque para él "La tierra no es de nadie, es de todos en uso y costumbres, y además, antes de la llegada de los españoles la tierra era común, como lo es el aire, el agua y el sol".

Destacó que Zamora nació en Cúa el 1° de febrero de 1817 cuando Rodríguez tenía 47 años y Bolívar 33. "Luchó para proporcionar una situación feliz a los pobres".

Proponía un país en el que "no haya pobres ni ricos, ni esclavos ni dueños, ni poderosos ni desdeñados, sino hermanos que sin descender la frente se traten bis a bis, de quien a quien".

El catedrático manifestó que Zamora creó un importante movimiento militar insurgente en contra de la élite antibolivariana. Con este ejército recogió el descontento de los campesinos despojados de sus tierras.

Enarboló la consigna "tierra y hombres libres", y lanzó el grito que aún hoy infunde miedo a los enemigos de la igualdad social: "Oligarcas, temblad, ¡viva la libertad!".

VISTO POR TRES AUTORES

El profesor Rojas Olaya citó tres autores que han estudiado la figura de Zamora y han escrito sobre su lucha revolucionaria:

Para Federico Brito Figueroa, Zamora "era un desbrozador de caminos para hacer la revolución campesina dirigida a transformar la estructura de la propiedad y la tenencia de la tierra", fue un hombre incómodo para los godos, representados en Páez, y para los mismos liberales, sobre todo para Antonio Guzmán Blanco y Juan Crisóstomo Falcón.

Agregó que José León Tapia en su obra Por aquí pasó Zamora dice que "cuando Falcón y Zamora llegaron a Barinas, el uno presidente de campaña y el otro jefe del ejército, la diferencia se acentuó: Zamora por un solo camino. Falcón buscando veredas. Con Zamora todo el mundo, con Falcón los encopetados. Zamora dando las órdenes y Falcón resentido en el fondo".

La tercera obra citada por Rojas Olaya es La utopía posible, de José Gregorio Linares, quien describe las medidas de orden práctico que impulsaba Ezequiel Zamora: "…algunas parecen más un acto de amor y de preocupación por los niños y niñas desposeídos, que medidas de carácter político. Entre ellas: "que los amos del hato empotren diez vacas paridas, de modo permanente, en las tierras del común, para suministrar diariamente y de modo gratuito, una botella de leche a los hogares pobres".

Otras medidas que propuso –dice Linares– buscaban crear espacios comunales para el usufructo de toda la población. "Para promover la estructuración de una mentalidad y una praxis orientada al bien común como por ejemplo asignar "cinco leguas de tierra a la redonda y por los cuatro puntos cardinales" para uso común de los habitantes de cada pueblo, villa o caserío".

LA REPÚBLICA DE COLOMBIA

Rojas Olaya afirmó que Zamora sabía que la República de Colombia, fue génesis de la unión latinoamericana y al respecto se preguntaba si era posible que Venezuela, Ecuador y la Nueva Granada fueran nuevamente una sola patria bolivariana.

Este hombre quiso darle continuidad al sueño de Bolívar para quien sus últimos votos eran por la felicidad y consolidación de la patria colombiana nacida en Angostura el 17 de diciembre de 1819.

Con el libro Tiempo de Ezequiel Zamora, de Federico Brito Figueroa, en sus manos, Rojas Olaya, contó que el 21 de mayo de 1859 Zamora arengó a barineses y apureños diciendo:

"La Patria os tributa el más sentido reconocimiento por el denuedo, actividad y abnegación patriótica con que habéis volado al combate para rescatarla de la dictadura y elevarla al rango y dignidad de Nación de primer orden, que por la estabilidad, prosperidad y adelantada civilización, le prepara la Federación Colombiana, consecuencia natural y resultado precioso de nuestros esfuerzos y sacrificios".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2066 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0' /actualidad/n285115.htmlC0http://NON-VEca = .