Llamado a la ministra de salud, Luisana Melo

Hospital Vargas de Caracas sin agua y los baños en estado deplorable

Hospital Vargas

Hospital Vargas

Credito: Archivo

Enero 30 de 2016.- Aunado al problema de la escasez de medicamentos en el hospital José María Vargas, está la situación de insalubridad de los sanitarios de esta Institución, donde se supone, debe cumplir con los estándares internacionales de higiene para poder prevenir la contaminación y transmisión de enfermedades.

En el caso del Hospital Vargas remodelado a niveles de excelencia en una parte del edificio, pero que por todo lo contrario, en donde reposan los pacientes, en el ala antigua, la situación es, caótica. No hay sábanas ni almohadas, los familiares de los pacientes deben acompañar las 24 horas al enfermo y hacer el trabajo que debería hacer una auxiliar de enfermería. Sin embargo la atención de los médicos y servicio de enfermería es lo más encomiable del Hospital.

Los familiares o acompañantes deben salir a cada rato a hacer los exámenes y comprar los insumos para poder atender al paciente, muchos de estos exámenes hay que realizarlos en clínicas privadas con costos que alteran y sobrepasan el presupuesto de un asalariado. ¿Cómo hace y soluciona este problema una persona que no tenga los recursos?

Sin embargo los familiares sortean esta situación como pueden, aunque esto debe ser una obligación del Estado, pero lo que no pueden controlar es la falta de asepsia por el deterioro, sobre todo en los baños, que no tienen tanques para almacenar agua. En el caso de la sala de hombres tienen un baño pequeño con dos pocetas, una de ellas dañada y la otra sin tapa ni bajante, los enfermos tambaleantes, sin acompañantes deben echarle agua a las pocetas; solo hay una sola ducha para todos los pacientes, que es un tubo pegado a la pared; las filtraciones y botes de agua inundan todo el piso y la colocación de un pipote de agua resta espacio para moverse dentro del sanitario. Una situación que les crea estrés a los pacientes y a familiares que viven un verdadero calvario. ¿Y es qué acaso ante el racionamiento de agua, no deberían tener reservorios para prevenir este tipo de problemas? que son de vital importancia para instituciones y que deben cumplir con altos estándares de higiene y no la ranchificación de espacios dignos para el pueblo.

En cuanto a las salas de hospitalización, los pequeños cubículos, carecen en su mayoría de parabanes que deben ser prestados de unos pacientes a otros al ser necesitados. No tienen una mesa para la alimentación del paciente y de gabinetes para guardar las pertenencias. En una dura silla debe dormir el acompañante, que debe estar a veces más de 24 horas y descansar en esa silla sin comodidad.

Acaso, no deberían los hospitales ser esterilizados, con paredes y pisos relucientes, baños cómodos para la movilización de los pacientes, con suficientes pocetas, lavamanos y duchas para la comodidad de los que allí se recuperan. ¿O es que el pueblo no se merece ese tipo de atención, que no son lujos, sino derechos?

Hacemos un llamado a la ministra de la salud, Luisana Melo, para que tome cartas en este asunto, que arreglen los baños, que les coloquen tanques de agua para todo el hospital, y los doten de los insumos y asistencia que corresponde a un servicio hospitalario.

Por otro lado, los pacientes reconocen la ardua labor y la dedicación del equipo médico y de enfermeras que con todos los sacrificios hacen hasta lo imposible para atender a los pacientes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3727 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0'' /actualidad/n285022.htmlC0US