Arquitecto Fruto Vivas: “O salvamos los árboles y convivimos con ellos o desaparecemos”

El conocido arquitecto venezolano Fruto Vivas

El conocido arquitecto venezolano Fruto Vivas

Credito: Agencias

05-07-13.-Con un fuerte apretón de manos y una sonrisa franca me recibió el conocido arquitecto venezolano Fruto Vivas, el tema a tratar: su obra La Flor de Venezuela, pero imposible no hablar de otras cosas con un hombre que le ha dedicado su arte al bienestar de la gente.

Vivas se define como un arquitecto ambientalista, la consigna que predica es clara: “o salvamos los árboles y convivimos con ellos o desaparecemos” –prosigue- “ese es mi slogan, nosotros hemos estado luchando para ligar íntimamente la naturaleza con la arquitectura, el arte para el vivir”

La vivacidad de sus gestos, muestra su determinación cuando afirma que estamos obligados, a cambiar el modelo “el planeta está en franco deterioro y tenemos que hacer una movilización mundial, para detener el desastre, el desarrollo económico gigantesco que tiene el mundo, se ha convertido en proceso de deterioro, nuestras ciudades están contaminadas de monóxido de carbono, nuestros ríos están envenenados, para sacar el oro, se necesita hacerlo con mercurio, con una cantidad de productos que envenenan el agua de los ríos, el petróleo a su vez, con toda la riqueza que tiene, tiene un factor de depredación muy alto, entonces tenemos, necesidad de salvar al planeta, a como dé lugar, para sobrevivir”.

En una clase magistral me explica que “somos prisioneros de los modelos imperialistas, de los modelos norteamericanos, que llenaron está ciudad (Caracas) de cajas de cristales (…) tenemos unas leyes urbanas, que hicieron de la ciudad un desastre, sin precedente, salvar esta ciudad es difícil, si usted sobrevuela la ciudad en un helicóptero verá sus tres rostros, el de los millonarios en el Country Club, con sus árboles, con sus grandes mansiones, el rostro de las clases medias, en los edificios amuñañados en apartamentos, el rostro del pueblo en los barrios pobres, en medio de condiciones infrahumanas, esa es su realidad”

Con un dejo de esperanza Vivas señala que “no todo es igual, hay muy buenos arquitectos trabajando, hay posibilidades de hacer una buena arquitectura, pero en medio de un inmenso caos, porque nuestras ciudades han sido agredidas por el capitalismo, por las formas de rendimiento del dinero y el valor de la tierra es el centro de la ciudades, hace que los edificios crezcan verticalmente, que se conviertan en monstruos”.
No estamos perdidos, estamos obligados a sobrevivir

En una profunda reflexión Vivas sentencia “que estamos obligados, primero a superar la pobreza, si nosotros no lo logramos, en medio de estos millones de dólares producto del petróleo, no hemos hecho nada como país, porque el volumen de pobreza que se nos cargó en estos cincuentas años es muy alto. Este gobierno ha hecho bastante por eso, Venezuela ya tiene un record en ese trabajo, sin embargo estamos todavía muy lejos, de decir que hemos superado la pobreza”. Eso es lo primero, lo segundo es “entender que la naturaleza es el más preciado tesoro que tenemos y hay que preservarla, hay bastantes normas en ese sentido y Venezuela es pionera en esa lucha. Hoy en día hay movimientos populares, dedicados a la preservación de la naturaleza, hay una toma de conciencia bastante alta y eso nos llena de esperanza, para mejorar nuestras condiciones de vida, que es el problema central de nuestros pueblos”.
Flor de Venezuela

La Flor de Venezuela para el Mundo, también conocida como Flor de Hannover, fue traída de Alemania y ubicada en Barquisimeto, estado Lara, en el año 2009. Desde ese momento, pasó de ser la propuesta de una Universidad Ecológica Nacional a un centro de proselitismo político en favor de las candidaturas de la derecha venezolana.

La restauración de la obra la asumió el Ministerio de Turismo, bajo el encargo del arquitecto Alejandro Linares, mientras que su creador Fruto Vivas estará supervisando el proceso. Vivas destaca que cuando la “inauguraron estaba prácticamente perfecta, faltaban las plantas originales que no las habían puesto, pero lo demás estaba, abría y cerraba la flor, una iluminación bellísima, y cosa curiosa, todo eso se fue apagando hasta que desapareció, no abrió más la flor, las plantas se secaron todas, los peces se desaparecieron y está en estado de deterioro grave, en estos momentos comienzan la restauración.”

La Flor de Venezuela, fue declarada el pasado viernes como Patrimonio Cultural de Venezuela, por medio del decreto número 201, publicado en la Gaceta Oficial 40.197 de fecha 27 de junio, con relación a esto Vivas expresó que “es una cosa bellísima es la primera obra mía que pasa a ser patrimonio de la nación, esa es una obra muy emblemática, porque fue para representar a Venezuela, en la Feria Mundial “Expo 2000” de Alemania y quedó entre los cuatro primeros pabellones y de segunda en la visita, con más de cinco millones de personas que fueron, estar a la altura del pabellón alemán, para nosotros fue un orgullo muy grande, cuando nosotros estábamos allá las colas eran de un kilómetro más o menos para entrar, fue un éxito extraordinario, para nosotros fue una gran satisfacción maravillosa y esperamos que vuelva a florecer en Barquisimeto”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4790 veces.