Grecia: Los trabajadores del metro comenzaron el año con una huelga total

El paro es por 24 horas en rechazo de la merma salarial de hasta el 25 por ciento que entró en vigencia con el nuevo año. Los trabajadores también protestan contra el recorte de rentas y pensiones.


2 de enero de 2013.- El nuevo año en Grecia comenzó con huelgas: los conductores del metro local cumplen hoy una huelga de 24 horas en protesta por los recortes que han entrado en vigor.
En el marco del programa de ahorro y recortes, los salarios de todos empleados de empresas públicas se equiparan a partir de hoy con los ingresos de los funcionarios, lo que supone una pérdida de hasta el 25 por ciento del salario, según los sindicatos. También se recortan las rentas y las pensiones, requisito acordado para que el país pueda seguir recibiendo ayuda y evitar la suspensión de pagos.

Tras pasar con penas por uno de sus años más difíciles, plagado de paros laborales y multitudinarias protestas, Grecia comenzó 2013 con una nueva huelga de 24 horas, esta vez de los conductores de las tres líneas de metro en Atenas.

"Una vez que hemos sido asimilados a la plantilla del Ministerio de Transportes, decidimos que el primer día del año sea festivo para nosotros también", destacó, a través de un comunicado, el Sindicato de los Conductores de Metro al explicar la medida en reacción la impuesta armonización salarial con los empleados del citado ministerio.

"El trabajo de un empleado de los transportes urbanos es mucho más complicado que el de un funcionario de la administración y merece ser mejor remunerado", añadió el comunicado.

La asimilación salarial ha sido decidida por el Gobierno en el marco de una medida que equipara los salarios del personal de las compañías públicas al de los funcionarios de Estado, exigida por los acreedores externos en el segundo plan de rescate de Grecia, aprobado en febrero de 2012.

Así 2013, otro año más de cambios radicales en el mercado laboral, comienza tal y como ha concluido el viejo año: con una huelga y acuciantes problemas socioeconómicos de la población castigada por severos ajustes presupuestarios que deberían salvar al país de la bancarrota.

Desde este martes, el salario mínimo bruto de los mayores de 25 años de edad se reduce en un 20 por ciento, hasta los 586 euros mensuales, mientras que el de los menores de 25 años baja hasta los 510,95 euros.

En muchos sectores, como el de la venta al por menor, se introduce la semana laboral de seis días sin pago de horas extras o tiempo libre a cambio, aunque siempre y cuando el horario semanal no supere las 40 horas.

El mermado bolsillo de los griegos sufre además un nuevo recorte porque a partir de este primero de enero quedan eliminados todos los suplementos de salario por razones familiares, al tiempo que entran en vigor severas reducciones en las indemnizaciones por despido.
Entre un 5 por ciento y un 20 por ciento es la nueva rebaja de las pensiones de más de 1.000 euros mensuales.

Los jueces, militares, algunos agentes de Policía y los médicos de hospitales públicos no solo perciben a partir de este mes un sueldo rebajado en entre un 2 por ciento y un 27 por ciento. Se les quitará algo más, pues la medida es retroactiva al pasado 1 de agosto.

Dolorosos son todos estos recortes de ingresos que se suman a los muchos más que se han adoptado desde que se diagnosticó en 2010 una grave crisis de la deuda soberana griega, pero afectan a personas que al menos tienen aún un trabajo, o una pensión.

Mientras, el número de desempleados no deja de crecer, y los mermados ingresos deben con frecuencia ayudar a uno o varios miembros familiares en paro. Según los últimos datos disponibles de la Autoridad Griega de Estadísticas, la tasa de desempleo en septiembre de 2012 fue 26 por ciento. Más de la mitad de los jóvenes en edad activa menores de 25 años está sin trabajo.

Así las cosas, la golpeada ciudadanía helena ha entrado en 2013 sin grandes esperanzas de que el nuevo año sea mejor que el viejo, pues todas las previsiones vaticinan que se mantendrá la fuerte recesión, calculada en el presupuesto de Estado en un 4,5 % del PIB, y que el desempleo seguirá subiendo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4334 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n220798.htmlCUS