Analista económico Ramiro Molina descartó un ajuste económico porque situación fiscal del Gobierno es de holgura financiera

Ramiro Molina, analista económico

Ramiro Molina, analista económico

Credito: El Correo del Orinoco

7 de diciembre de 2012.- El Gobierno tiene fondos suficientes en bolívares, tanto en la Tesorería Nacional, en las reservas excedentarias del sistema financiero público depositadas en el Banco Central de Venezuela (BCV), como los de las empresas del Estado en bancos gubernamentales que le dan suficiente “holgura financiera al Ejecutivo, manifestó el economista consultor gerencial Ramiro Molina.

“Con todos los instrumentos públicos que se han aprobado en los últimos años se ha ampliado la capacidad de endeudamiento y de agenciar recursos de manera eficiente, sin necesidad de recurrir a una devaluación. El Estado ha ido adaptando las leyes desde el año 2007, para crear una nueva institucionalidad financiera que le permite salir de aprietos”, agregó.

Se han modificado la Ley del BCV, la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (Joafsp), el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), creada en 2005), la ley de precios extraordinarios del petróleo, el Bandes; además se crearon los Fondos de Ahorro. “Estos instrumentos le han permitido al Ejecutivo un manejo inédito en las finanzas públicas”, sostuvo Molina.

Nada más la semana pasada el BCV prestó a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) alrededor de 20 mil millones de bolívares. “Los préstamos del instituto emisor a la industria llegaron a 150 mil millones de bolívares. Esto le ha permitido cancelar compromisos laborales y financiar el pago de proveedores”, aseguró el consultor empresarial.

En Venezuela no será necesario un ajuste económico como plantean algunos analistas. “No estamos ante un escenario para el próximo año de un choque externo ni a la baja de los precios del crudo”, sostuvo el economista en el foro Futurología: hoja de ruta en lo social, económico y gerencial, promovido por la Cámara de Comercio Venezolana-Argentina (Cavenarg).

MUCHA LIQUIDEZ

Molina: Afrontar los problemas cambiarios pasa por un ajuste del sistema

Las importaciones llegarán este año a 57 mil millones de dólares. “Hay mucho dinero en la calle y eso presiona la demanda de dólares, por eso hay una percepción de que faltan divisas, pero los números oficiales indican que la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) entregaron más recursos de los que tenían previstos”, argumentó Molina.

Cadivi ha autorizado 26.985 millones de dólares hasta octubre de este año, lo que representa un incremento de 4,5% en comparación con 2011. Igual el BCV estimó una entrega diaria de 36 millones de dólares y en promedio ha entregado 40 millones diarios, sostuvo el economista después de presentar su ponencia Entorno económico, entorno político y social.

La lectura de Molina es que la presión sobre divisas se observa no solamente en las importaciones, sino en la asignación de remesas a familiares, que están en 1.200 millones de dólares y llegarán a fin de año a 1.500 millones. Las tarjetas de crédito también son una cantidad importante, cerca de 3 mil millones de dólares en 2012, estimó.

A los que argumentan que el Gobierno tiene que devaluar para mejorar las cuentas fiscales, Molina aseguró que eso no añade mucho al desbalance entre los ingresos y los egresos consolidados del Estado, que este año estarán entre 15% y 16% del Producto Interno Bruto. “El déficit fiscal se mantendrá en una situación muy parecida al año pasado y al próximo, y una devaluación no mejorará la situación porque el sector público es un gran importador”.

El Estado se ha convertido en un actor importante en el mercado de divisas, adquiere más de 30% de la demanda en el país. “Con esto no quiero decir que la devaluación sea necesaria para corregir algunos problemas cambiarios. Distinto es pensar que se devalúa para resolver un problema fiscal porque estamos en una crisis. No estamos en una crisis”, sentenció Molina.

TRIPIER: POLÍTICA GUBERNAMENTAL ES UNA BARRERA CONTRA LA CRISIS EXTERNA

El control de cambios y la ausencia del mercado de valores abierto han aislado al país de la crisis económica internacional. Así lo manifestó Benjamín Tripier, presidente del Consejo Consultivo de Cavenarg, quien descartó que el precio del petróleo baje, sino que mantendrá un crecimiento esperado.

La economía venezolana está un proceso de transformación con una realineación geopolítica que lleva a la sustitución de proveedores, dijo.

Se mantendrá el acceso limitado a las divisas y se pasarán más productos de Cadivi al Sitme, por ello Tripier ratificó su propuesta de la necesidad de establecer un dólar para la exportación.

Su visión del contexto político venezolano, tal como lo han planteado las autoridades en la propuesta del segundo plan socialista 2013-2019, es que el gobierno radicalizará el proceso de cambios del que surgirán nuevos actores: “Las elecciones de gobernadores cerrarán la brecha entre la Venezuela mediática y la real, aunque la salud del Primer Mandatario seguirá manteniendo un atención de primer orden”.

Tripier considera que los gobiernos por sí solos no pueden acabar con la pobreza, por eso es necesario que lo social forme parte del plan de negocios de las empresas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4370 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n219528.htmlCUS