Alcaldía de Caracas negará permisos para vender en la calle

El bulevar de Sabana Grande antes y después.

El bulevar de Sabana Grande antes y después.

Credito: Aporrea.org

14/11/12.- “En las temporadas de diciembre siempre aparecen grupos de trabajadores informales buscando tomar las calles para vender su mercancía. Pero en la Alcaldía de Caracas no lo vamos a permitir: Está prohibido”, sentenció el director de Control Urbano de la Alcaldía de Caracas, Daniele Di Giminiani.

Informó además que desde la llegada de la Revolución hasta la fecha esta institución ha reubicado a más de 16 mil vendedores ambulantes en mercados de economía popular.

En la gestión del alcalde Jorge Rodríguez se han inaugurado diferentes espacios para que los trabajadores informales vendan su mercancía en condiciones dignas, pero lo más importante de esta acción es la de recuperar las calles, bulevares, parques y plazas para el disfrute de la población.

En total, informó Di Giminiani, la alcaldía ha dispuesto hasta la fecha 13 Ferias de Economía Popular. El último en utilizar es el ubicado en el edificio de La Bolsa, el cual será ocupado hasta el 31 de diciembre y acoge a 280 trabajadores.

En días pasados, un grupo de trabajadores informales cerraron la avenida Bolívar para reclamar poder vender en las calles que fueron recuperadas por la municipalidad.

“Los que deseen trabajar en un mercado en el municipio estamos en capacidad de darles respuesta, lo que no podemos hacer es permitir que regresen a los espacios públicos que ya el municipio ha recuperado”, precisó Di Giminiani.

AHORA MÁS ESPACIOS PARA EL DISFRUTE

Ana Castillo y Hugo Peña son guaireños. Todas las mañanas deben caminar por la acera que bordea al Centro Comercial Metrocenter, en Capitolio, para llegar a sus destinos. Y aunque a ambos les parece “perfecto” que los vendedores informales no obstruyan el paso con su mercancía, apoyan la medida de traslado “mientras exista donde reubicar a estas personas”.

Ana quiere que esta acera, que transita todos los días junto a Hugo, se mantenga así de despejada para poder caminar con tranquilidad, recordando cómo cambió el bulevar de Sabana Grande en estos últimos años sin trabajadores ambulantes. “Ahora es un lugar para el disfrute”, acotó Ana.

Caminar hace unos años por el bulevar de Sabana Grande era casi imposible. “En esa zona lo que reinaba era la anarquía” sostuvo Ana.

Los trabajadores informales que se apropiaron de este espacio no recogían la basura que generaban, no dejaban transitar a las personas, molestaban a los vecinos con música a alto volumen y este desastre propiciaba la delincuencia. Y cuando se acercaba diciembre se tiraban fosforitos entre ellos, recordó Peña.

“Lo que es hoy Sabana Grande no es ni la sombra del pasado. Estos espacios recuperados se caracterizan por la limpieza y tranquilidad”, dijo el vecino de Vargas.

Por su parte, Luisana Piñerúa, quien vive en La parroquia La Concordia, agradeció los trabajos de recuperación de la plaza Diego Ibarra, en el centro de la ciudad.

“Eso era horrible. El Saigón le decían a ese lugar. Ahora por fin tenemos espacios para que nuestros hijos puedan disfrutar”, dijo.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3417 veces.