Oscar Schemel: “El chavismo tiene una gran oportunidad en estas elecciones regionales”

Oscar Schemel, Presidente de Hinterlaces

Oscar Schemel, Presidente de Hinterlaces

Credito: Prensa Periodistas por la Verdad

4 Nov. 2012 - Todas las piedras, todas las flechas de la oposición cayeron contra Oscar Schemel, presidente de la Agencia de Inteligencia e Investigaciones Hinterlaces, por sostener -como lo hizo hasta el último minuto- que en las elecciones del 7 de octubre estaba "cantado" el triunfo del presidente Hugo Chávez. Incluso, el analista propuso escenarios muy favorables y menos favorables para la opción bolivariana, pero en los que la victoria era siempre para el Jefe del Estado.

Mantener su posición -que, insiste, se basa en datos reales y no en apreciaciones- le ha costado amenazas, comentarios, críticas e, incluso, el desprecio de algunos medios de comunicación que antes lo tenían en alta estima y de los que era invitado permanente. Pero pese a ello, Schemel sigue adelante con sus interpretaciones.

Ahora, ante la proximidad de los comicios del 16 de diciembre, afirma que "el chavismo tiene una gran oportunidad en estas elecciones regionales".

Expone las razones: "Viene de un triunfo electoral contundente y claro. Eso, evidentemente, mantiene el entusiasmo, la motivación y la movilización de sus seguidores". Además "está manejando un concepto de campaña importante: el de la eficacia, el seguimiento y los resultados, que en una campaña tan corta es una idea clave. Es una idea más poderosa que la propia candidatura".

GRANDES OPORTUNIDADES

El chavismo "tiene enormes oportunidades en Zulia, Táchira, Miranda y Carabobo, que hoy son estados dirigidos por la oposición".

-¿Por qué?

-Porque hay un desgaste de estos gobiernos regionales, pero sobre todo por la promesa de eficiencia, rectificación y soluciones. Las elecciones regionales son más racionales que las presidenciales. En las presidenciales, además de los lazos afectivos y emocionales hacia el presidente Chávez, también hubo un respaldo a una visión de país y de sociedad, y a una oferta de gobierno.

En los comicios regionales "la gente vota más por su conveniencia, por aquel candidato que garantice mayor bienestar, que le ofrezca mayores certezas de que sus problemas locales van a ser solucionados".

Incluso, "la idea de que el Presidente viene a una nueva etapa de eficiencia y rectificación puede ser articulada con las distintas ofertas electorales regionales. Quien tiene mayor capacidad para garantizar la continuidad de obras y proyectos son aquellos gobernadores alineados con el plan del Gobierno Nacional".

-¿Así lo perciben las electoras y los electores?

-El elector es más racional. Piensa más en su conveniencia, y vota por aquellos candidatos que le garantizan la solución de sus problemas.

-¿Alguien de oposición podría votar por un candidato bolivariano?

-Alguien de oposición podría votar por un candidato bolivariano. El voto es más racional, menos pasional.

CANSANCIO REGIONAL

-¿Y el voto castigo por las malas gestiones bolivarianas?

-La oposición, por su lado, puede seguir recogiendo el voto castigo, sobre todo en aquellas gestiones que están muy mal evaluadas por la oposición. Pero aún así el chavismo tuvo el acierto de cambiar candidatos en aquellos estados en los que los gobernadores tenían alto rechazo por su mala gestión. Pero en una campaña tan corta, la idea cobra una fortaleza superior. La idea de la rectificación es fundamental.

-¿En los estados que controla la oposición ahora puede mantenerse?

-Hay un desgaste en algunas de estas gobernaciones. En Zulia hay un desgaste, porque son más de 20 años con el mismo liderazgo. En Carabobo hay un desgaste en el liderazgo de los Salas.

-¿Medido por encuestas?

-Medido por encuestas desde hace varios años. De hecho, las elecciones pasadas en Carabobo estuvieron muy reñidas, y Mario Silva (comunicador y moderador del programa La Hojilla) no triunfó porque el chavismo fue dividido. Fue un candidato irreverente ante esa oligarquía tan sectaria y excluyente como la de Carabobo.

-¿Y Monagas?

-La oposición va dividida, y eso le abre muchas oportunidades a la candidata del chavismo. El manejo del mensaje va a ser lo más importante. Por eso el chavismo necesita una estrategia global, sobre todo en aquellos estados fundamentales para la Revolución Bolivariana como Miranda, Zulia, Carabobo, Táchira y Aragua. La presencia del presidente Chávez va a ser muy importante, para que "venda" la idea de que la eficiencia y los proyectos dependen de que los candidatos que le son leales sean los victoriosos.

CAPRILES: EN LA CUERDA FLOJA

Schemel es muy crítico con el excandidato presidencial y aspirante a la reelección en el estado Miranda, Henrique Capriles, porque considera que tiene limitaciones discursivas y de formación política.

-¿Capriles no tiene una fortaleza en Miranda?

-Tiene la fortaleza relacionada con la gestión. Ellos concentraron la gestión de gobierno en algunas zonas, y construyeron unas vitrinas que proyectaron una gestión positiva hacia el resto de la entidad. Pero es una gestión ausente en Guarenas, Guatire, Caracas, Los Teques. Ellos se concentraron en la construcción de vitrinas en Valles del Tuy. No creo que haya alguien en la oposición que piense que Capriles puede ser su líder; esto, por sus limitaciones y sobre todo, viniendo de una derrota el 7 de octubre.

-¿Y si pierde el 16 de diciembre?

-Si vuelve a ser derrotado en Miranda, eso significa que el liderazgo más visible de la oposición queda descabezado, y eso va a generar mucha más dispersión, desmovilización y desmotivación entre los seguidores de la oposición. Pero también abre oportunidades para un nuevo liderazgo.

-¿Piensa que el electorado de Miranda no votaría por Capriles?

-Las cifras preliminares indican que las elecciones para la gobernación de Miranda van a estar muy reñidas. Incluso, en Miranda ganó el presidente Hugo Chávez, a pesar de que es un estado en el que hay una fuerte y numerosa clase media.

-¿Ese escenario se puede repetir? ¿Una victoria bolivariana por un margen estrecho?

-Sí. Sobre todo dependerá del concepto de la campaña. Esa es la clave.

DESMOTIVACIÓN VERSUS ENTUSIASMO

Para el 16 de diciembre Oscar Schemel anticipa una gran participación bolivariana, producto de la victoria del 7 de octubre, y una presencia reducida de la militancia opositora, como consecuencia de la derrota de su candidato.

"Los sectores opositores están desmotivados, desmovilizados, frustrados, porque su objetivo, que era salir del Presidente, no se dio", explica el analista.

"La oposición, erróneamente, siempre está apostando el todo o el nada en cada elección. Siempre dice que es 'la última oportunidad' o que 'aquí se decide el futuro', sin considerar el escenario de que puede perder".

La política de apostar por el todo o por el nada "ocurrió mucho en el referendo revocatorio", en el año 2004, rememora Schemel. "Yo recuerdo haber hablado con ellos, y haberles dicho que se olvidaran del revocatorio y se concentraran en las regionales, pero no: lo apostaron todo por el revocatorio, y se quedaron sin argumentos y sin estrategias".

El presidente de Hinterlaces se pregunta cuál es la idea, cuál es la propuesta de las candidatas y los candidatos opositores para las regiones. "Fundamentalmente es seguir capitalizando el voto castigo en la gestión de algunos gobernadores chavistas", y resulta "que ya algunos fueron sustituidos, lo que es una política acertada "a pesar de que el tiempo para posicionar estos nuevos candidatos sea muy corto".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3976 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n217545.htmlCUS