Parlamentaria británica habla acerca de su experiencia como acompañante internacional

Diane Abbott, parlamentaria británica del partido Laborista

Diane Abbott, parlamentaria británica del partido Laborista

Credito: YVKE Mundial

08/10/12.-Diane Abbott es una parlamentaria británica del partido Laborista, llegó a Venezuela como acompañante para las elecciones presidenciales 2012. A continuación relata su experiencia en el país:

Hace pocas horas estuve en un centro de votación en Caracas y fui testigo de cómo la sala irrumpió en moción y alivio cuando se dio el anuncio oficial de que Hugo Chávez había ganado un cuarto mandato. Y el ruido en la sala era bajo en comparación con el pandemonio que oíamos afuera. Se activaron fuegos artificiales, carros y motos iban y venían tocando corneta e incluso residentes de apartamentos usaron cacerolas para celebrar la victoria desde sus ventanas y balcones enrejados.

El alivio se debió en parte a que un resultado retrasado había tenido como consecuencia horas de suspenso. En Venezuela hay que dejar que todos voten mientras están en cola para ejercer su derecho al voto, incluso después de la hora oficial de cierre de los mismos. Los monitores internacionales habíamos sido testigos de colas in precedentes de personas que esperaban pacientemente su turno para votar. Esta alta participación trajo como resultado que muchos centros de votación se mantuvieran abiertos horas después de la hora anunciada de cierre, lo cual, en consecuencia, hizo que el anuncio se retrasara.

Pero el vacío de información y rumores que pululaban en Caracas acerca que Chávez había perdido hizo que aumentara la tensión. La gente estaba muy nerviosa también porque – aunque Chávez está acostumbrado a enfrentar a opositores bien financiados por parte de EE UU – en esta oportunidad la oposición estuvo unida y el nuevo líder opositor, Henrique Capriles, era joven y dinámico. Y el mismo Chávez había estado luchando contra el cáncer durante más de un año.

Las elecciones no fueron un gran evento solo e Venezuela. Fueron elecciones vitales para América Latina y el Caribe. Chávez fue el comienzo de una ola de líderes de centroizquierda democráticamente electos en América Latina que incluye a Lula en Brasil, Evo Morales en Bolivia y Cristina Fernández en Argentina. Chávez también ayudó a la región en términos prácticos al ofrecer petróleo a países caribeños de bajos recursos con clausulas favorables (incluyendo Cuba, la espina de EE UU). Una derrota de Chávez hubiese sido un desastre para la centroizquierda de la región y una victoria para los neoconservadores estadounidenses.

Por ende el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) abarrotó al país con monitores independientes como mi persona para asegurar que el proceso de elecciones fuese libre y transparente y que se pudiese apreciar. Si Chávez ganaba una vez más no querían que hubiese una excusa que una repetición del golpe de Estado apoyado por Bush en 2002. De hecho, en una visita a centros de votación observé que su sistema de votación de alta tecnología es muchísimo menos susceptible al fraude y la manipulación que el sistema en Gran Bretaña. No hay votos por correo, ni votos a distancia; uno se identifica con huellas dactilares y el proceso electrónico proporciona un comprobante de voto que uno sabe ha sido guardado correctamente en lugar de extraviarse en el sistema.

Las boletas de votación también cuentan con una fotografía totalmente a color de cada candidato y no hay problemas como votar por el candidato equivocado por error. Vale destacar que si un sistema parecido hubiese estado operativo en el estado de Florida en las elecciones presidenciales del año 2000, Gore pudo haber Ganado Florida y la reciente historia política estadounidense pudo haber sido muy distinta. Y en lugar de lo que se ha dicho acerca que los medios de comunicación de la oposición han sido suprimidos, casi todos los principales diarios del país apoyaron al candidato de la oposición. Junto a otros observadores internaciones hablé con representantes del partido de la oposición en todos los centros electorales que visitamos. Todos concordaron que el sistema era libre y transparente.

Algunos críticos occidentales de Chávez frecuentemente olvidan los sustanciales logros que se han logrado en la lucha contra la pobreza. La mortalidad infantil se ha reducido de 20 en 1000 a 13 en 1000. El desempleo ha caído de 14,5% a 7,6% y el número de venezolanos en extrema pobreza cayó de 23,4% a 8,5%.

Dichas cifras y las grandes mejoras en las oportunidades de los pobres explican la inamovible lealtad que los venezolanos comunes sienten hacia Chávez. Chávez no es blanco en un país, que, aunque racialmente diverso, ha sido tradicionalmente gobernado por elites de descendencia europea. Los pobres de Venezuela se identifican apasionadamente con Chávez.

El régimen de Chávez (sic) cuenta con problemas como la inseguridad, la corrupción y la continua hostilidad hacia EE UU. Quizás el mayor problema sea la salud del presidente Chávez. No existe un plan de sucesión en caso que el cáncer regresase.

Pero anoche en el fresco clima nocturno de Venezuela y cuando Caracas estalló de alegría a nuestro alrededor, no hubo dudas que los pobres de Venezuela percibieron la victoria de Chávez como suya.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4012 veces.

La fuente original de este documento es:
YVKE Mundial (http://www.radiomundial.com.ve/yvke/)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/n215850.htmlCUS