El 1erForo Internacional de Afro descendencia

24 de septiembre de 2012.-El acto inaugural se realizó en los espacios del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas y en la sede de la Librería del Sur del Teatro Teresa Carreño, a partir del 20 al 25 de agosto de 2012, y en otras partes del país, como Coro, Las Mercedes del Llano y Santa Rita de Manapire, en donde la organización de las actividades estuvieron a cargo del Ministerio del Poder Popular para la Cultura a través del Archivo General de la Nación y el Centro Nacional de historia, los cuales se caracterizaron por darle importancia a los temas tratados, la buena organización, el trato amables de sus organizadores y principalmente su buena fe en buscar la inclusión de quienes nos encontramos participando, los cuales hicieron en todo momento que quienes estuvimos en los referidos espacios.., nos sintiéramos cómodos, atentos y respondidos en las diferentes necesidades que implica hacer un evento de esta calidad, en el que se le dio al debate el papel que le corresponde y una importancia suprema en torno a los planteamientos referidos a exaltar los focos de atención que tienen que ver con la descolonización de la memoria, cumpliendo así con el firme propósito de fortalecer la importancia que tuvo la participación de nuestros pueblos en la construcción de un pensamiento liberador y es por ello que el foro contó con la participación especial de luchadores internacionales y nacionales, en el que se hizo sentir con mucha resonancia lo álgido de lo tratado, donde se hizo importante resaltar que a pesar de lo complejo y variabilidad del acto discursivo de los diferentes panelistas y participantes, se pudo hacer notar la presencia con mucha fuerza y decisión de quienes en Venezuela, siempre nos hemos caracterizados por defender el gentilicio y nuestra identidad venezolana (la cual no obviamos y ponemos en cada debate por delante de cualquier epíteto racial), en vista que la construcción de la República Bolivariana de Venezuela (a partir de 1811) contó con la presencia nuestros epónimos libertarios negros-negras, morenos-morenas indígenas, mantuanos- mantuanas y criollos, los cuales jugaron un papel importante en la conformación de la venezolanidad, los cuales inspiraron respeto por su bravura, destreza en el manejo de la armas y gran inteligencia en la planificación y organización militar.

En este sentido, asistimos enarbolando la honestidad ley transparencia en el debate, en el que nuestra intención, siempre fue buscar visibilizar los diferentes momentos históricos que hicieron parte de esa invisibilizaciòn historiográfica y de eso estábamos claro (por ello nuestra asistencia en calidad de ponentes y participantes), pero creemos que tal evento adoleció de asumir una postura gregaria, transparente, honesta e incluyente a favor de los estratos de color que conformaron la venezolanidad, por el contrario se impuso en él, una postura que demuestra lo lejos que estamos de alcanzar la unidad entre los venezolanos y principalmente de los que poseemos una piel oscura negros-negras, morenos-morenas, pardos-pardas, mulato-mulatas, etc., si no entendemos la necesidad de ser álgidos en el debate y unidos en la acción (cuestión que en todo acto, siempre nuestro Presidente Chávez remacha) en el que nos estamos olvidando de que era necesario llegar a consenso, que somos venezolanos y que no era necesario buscar a la hora de la plenaria sus acólitos para imponer el termino afro descendientes, maltratar a quienes tenían una postura contraria (porque fue descarada, ventajista, soez, grosera, oportunista, carroñosa, etc., la actitud asumida de quienes asumieron tal postura, en contra de los que nos consideramos venezolanos de piel negra, donde tal fue la perdida de la razón que llegaron al extremo de negar su venezolanidad), los cuales merecíamos respeto, en vista que el día de la plenaria invitaron a todos su acólitos para que nos apabullaran de la manera como lo hicieron, en el que no se utilizó un verbo, en donde prevaleciera la razón y el debate retroalimentara a quienes nos encontrábamos en tan prestigiosa sala, en donde no se aprobó ninguna propuesta en favor del gentilicio venezolano, llegándose al extremo de levantar improperios en contra de los resultados que arrojo durante más de dos meses, el Censo de Habita y Vivienda del 2011 y por otro lado, que ésta, es la patria de Bolívar, como lo que representa en el mundo…, nuestra historia política, geográfica y socio étnica, para darle vida a unos imaginarios foráneos que nunca hicieron presencia en esta tierra de libertadores, ni nunca asumieron una postura en defensa de los que ellos vendieron en calidad de piezas de ébano o de mercancía.

Esto nos da a entender que siempre los afros estaban claro, en cuanto a que los números no los iban a favorecer, a pesar de todo el apoyo obtenido y de darse el gran cache de utilizarlos espacios del Hotel Alba Caracas para hacer diferentes eventos internacionales, los cuales sus diferentes impactos no se hicieron sentir en la poblaciones venezolanas que poseen una piel negra, puesto que ello lo que hizo fue acrecentar más su rechazo, por ello asumieron la postura de adherirse al polo patriótico en un acto de desespero por buscar el apoyo político, porque ya no les bastaba que el Instituto Nacional de Estadística (INE), los incluyeran en un Subcomité y que lograron imponer la Pregunta que tienen que ver con el auto reconocimiento, ya que presumían el rechazo y este fue tanto, que solamente lograron que se auto reconocieran solamente como afros, el 0.7 del total de las población venezolana, es decir no llegaron al uno por ciento de la población total venezolana, puesto que en los estado donde ellos pensaron que podría sacar una población considerada, se equivocaron, porque en ellos el rechazo fue peor. Por ejemplo de una población de 28.946.101 venezolanos y venezolanas (según Censo 2.011 y cifras dadas por el presidente del Instituto Nacional de Estadística, Elías Eljuri,) que tiene que ver con el AUTORRECONOCIMIENTO ÉTNICO, se destacó que 181.157 venezolanas y venezolanos se reconocieron como afro descendientes, done en estados como Miranda, solamente obtuvieron 42.264 de una población de 2.675165, en Carabobo, 21.281 de una población de 2.245.744. Aragua por ejemplo, donde existe la preeminencia de los venezolanos de piel negra y morena, solamente 19.874 de una población 1,630.306. 15 mil en el estado Zulia de de 15 mil en el estado Zulia de una población de 3.704.404, 18.675 se encuentran en el Distrito Capital de una población de 3.704.404, 3.369 en el estado Monagas de una población de 905.443, en Vargas 6.364 de una población de 352.920, 6.070 en Falcón de una población de 9028479, 5.600 en Lara, 5.516 en Bolívar (población 1.410.964 y 5.334 en Anzoátegui (poblaciòn1.469.747), 5.287 se ubicaron en el estado Yaracuy, 4.286 en Sucre de una población de 896.291., 2.716 en Mérida, 2.287 en Nueva Esparta, 2.256 en Guárico, 2.122 en Portuguesa, 2082 en Táchira, 1.790 en Barinas, 1.383 en Cojedes, 1.206 en Trujillo, 956 en Delta Amacuro, 875 en Apure, 529 en Amazonas y 16 en Dependencias Federales (Ver Cuadro de la Población Censada 2011 por entidad Federal y su Tasa de Crecimiento. Fuente INE).

Esto representa que lo que está a la vista, no necesita de anteojos, en que podemos decir, que los afros no tienen ningún tipo de trabajo en función de fortalecer el gentilicio de los extractos que poseen una piel negra o morena, y que solamente se han dedicado ( salvo excepciones ) a consolidar la presencia de los pequeños gorupos que los integran, donde se hace necesario empezar a se hace necesario comenzar a desmontarlos, como a nuestras propias concepciones que se encuentran demasiadas fosilizadas, como las teorías que incentivaron la colonización de la memorias (Donde considero que las ponencias de Meyby Ugueto, Regla Diago Pinillos, Carlos Rúa Angulo, Brunilde I. Palacios Rivas y uno o dos más que se me escapan, fueron de gran relevancia y en todo momento exaltaron el propósito del Foro Internacional ) de los países que ellos llamaron “provincia” (hoy llaman “su patio trasero”) y por ello vimos con buenos ojos que se incluyera en el debate tales postura (principalmente aquellas que tuvieron que ver con el término afro descendiente), lo cual no se comprendió y se buscó en la plenaria su imposición por encima de lo pactado (puesto que se hizo claro, notorio y evidente ) y se buscó en todo momento la minimización de las otras posturas , olvidándose que somos venezolanos, estamos en la patria de Bolívar y que el estrato moreno y negro representan la mayoría en Venezuela ( según los resultados del Censo de Habita y Vivienda 2011.), los cuales no se puede echar a un lado, para darle auge a un estrato que solamente logró el 0.7 de la población y por otro lado, porque los anfitriones eran los venezolanos.

Lógicamente las postura que se ventilaron en el debate se fundaron en la exclusión, en un foro donde presumíamos que sus sus participantes y ponentes, debieron busca la inclusión de todos los representados, lo cual llama a la reflexión, puesto que no se puede hablar de descolonización de la memoria, cuando no se quiere llegar a consenso y asumir una actitud de ponerse a la saga contra cualquiera postura que forme parte del gentilicio de la identidad venezolanas para echar la racionalidad de los hechos histórico (en que se fundamentó la colonización de la memoria), a un lado, sin internalizar que tales estratos que se caracterizan por poseer una piel oscura, contaron con el desprecio de sus originarios, los cuales despreciaron su propia idiosincrasia, aceptaron la del colonizador y cuando fueron a reflexionar, eran demasiado tarde, porque ya estaban colonizados, conquistados y sometidos a las implicaciones del poder imperial que para la época se hacían trasparente a través de la imposición del etnocentrismo de su cultura, y por ello creemos que la poca comprensión se convirtió, en una trabas que impiden el acceso concreto a la verdad, por ser demasiadas cerrada y excluyente, lo cual impidió el buen discernimiento, en el cual muy pocos fueron las que accedieron a posiciones mucho más abiertas que permitieron superar la camisa de fuerza de las ideologías colonizadoras…, en donde la mayoría de ponentes y participantes no entendieron que era necesario asumir posición y establecer el diálogo en fortalecer la etnicidad venezolana y fundamentalmente la unidad, lo cual conllevó a identificarse con las matrices ideológicas dominantes (lo cual no es culpa del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, el Archivo General de la Nación y del Centro Nacional de la Historia, los cuales hicieron un evento con una gran lucidez, seriedad, estética y racionalidad que hizo sobresalir en todo momento, lo que fue su planificación, difusión y aspectos logísticos en el que sin la participación de ese equipo, no se fuera dado tal evento), las cuales se han convertido en un verdadero y real impedimento para acceder a nuestra propia personalidad histórica y cultural (descolonizar la memoria), en el que nuestra terquedad refleja que estamos muy lejos de alcanzarla.

Ello nos lleva hacer una reflexión profunda acerca de desmontar, revisar nuestra propias posturas y echar a un lado, aquellas que reivindican aspectos que fortalecen la colonización de la memoria para poder entender que hay que hacer todo lo posible por buscar esa “unidad en la acción”, a la cual nuestro Presidente Hugo Rafael Chávez Fría siempre hace mención y que enarbola en cada discurso que hace, porque hay que ver con mucha sutileza que se hace necesario buscar conceso, en un país que se considera multiétnico, pluricultural, pero que además reconoce “…el ejemplo histórico de nuestro libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana…”(Preámbulo de la CBRV), en el que los estereotipados como negros fuimos reconocidos después de doscientos años de vida republicana, como “forjadores”, lo cual quiere decir que eran tan inteligentes estos desarraigados, seres humanos, humanos gregarios (a pesar de tener tal carga histórica negativa por la culturas europeas), que tuvieron la capacidad de reconocer que se encontraban en espacios geográficos distintos y por otro lado, que se caracterizaron por crea una toponimia distinta a la original,, que conllevó a simplificar realidades diversas y complejas, convirtiéndose esta postura en la clave del empobrecimiento colonial del que hemos sido víctimas, producto de la imposición de la dominación occidental.

Por ello sostenemos que no reconocemos como venezolanos de piel negra y morena (lo cual implica para descolonizar a la memoria), originarios de la república y de esta gran nación que se llama Venezuela y lo planteamos con gran integridad y sin discusión, puesto que nacismos en la tierra de Bolívar y eso nadie nos lo va a quitar, porque reconocemos que llevamos la sangre de ser un Imaginario libertario que ha independizado cinco naciones, en el que se puede notar que quienes asumieron su bandera, tuvieron la capacidad de echar a un lado su linaje, estatus social, propiedades para ir a hablar con los libertarios Haitianos y pedir ayuda en pro de la independencia venezolana y no se convirtieron en parcelas, porque sabían que era necesario la “unidad de la acción”, en el que se comprendió que esos negros, morenos, pardos o mulatos negros, se había convertidos en sujeto crítico, solidario, cooperativo, autogestionario, bolivariano y no entendemos que se utilice este momento histórico para imponer postura que no encajan dentro de la realidad venezolana, en el que se hace necesario fortalecer nuestro autoestima para poder combatir los argumentos que impusieron tal condición inhumana que permitió convertir a seres humanos racionales en sub humanos, depositarlo en asientos y después venderlos y de esta manera, encauzarlo dentro de los valores fundamentales que implica la solidaridad para poder entender que es necesario predicar la participación organizada sobre la base de la nueva materialidad dentro de la República que se está formando y que está encauzado hacia el socialismo, humanitario y comunitario, porque algo que no podemos olvidar, es que este proceso bolivariano no sólo produjo un nuevo individuo, ideológicamente, políticamente, socialmente, culturalmente, biológicamente y genéticamente, sino que además, la variedad de experiencias sociales y culturales permitieron reinterpretar nuestras experiencia y procesos históricos, según nuestras necesidades y consecuencias, en el que unos venezolanos de color negro y moreno crearon una existencialidad que los llevó a convertirse en sujetos creadores de cultura, puesto que el aporte que hicieron, marcó un hito de gran trascendencia en la humanidad y es la única herramienta con que contamos para elevar nuestro estima y eliminar los vestigios que quedan de la irracionalidad cometida por quienes se dieron el lujo de alimentar el oficio impío de cazar a seres racionales y depositaron en asientos para luego venderlos a los barcos europeos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1878 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n214832.htmlCUS