Libros y computadoras redimensionan la educación en Monagas

Credito: AVN

Maturín, 23 de septiembre de 2012- Las canaimas y los textos de la Colección Bicentenaria, más alla de ser herramientas pedagógicas, representan una gran motivación para los niños del estado Monagas en su proceso de aprendizaje.

"Ya estoy esperando recibir una nueva canaima para cuarto grado porque me gustan mucho, con la del año pasado aprendí bastante. Son muy bonitas", expresó Eliany Subero, estudiante de cuarto grado de la Escuela Miguel Eduardo Turmero, de Maturín.

Para este año escolar 2012-2013, la Zona Educativa (ZE) en Monagas hará entrega de 7.000 nuevas canaimitas para alumnos de 1º a 6º grado de primaria.

La Jefa de la Zona Educativa en la región, Yessenia Lara, explica que entre las bondades de las mini computadoras están los programas especializados por año de curso y tipos de materias.

Asimismo, María Laura Zerpa, docente de la referida escuela, explicó que las imagenes interactivas que contienen estos equipos ayudan a desarrollar la memoria fotográfica de los estudiantes.

"Son diferentes programas que resultan atractivos y brindan grandes conocimientos como, por ejemplo, el programa "Conociendo Venezuela" con el mapa del país", explicó la docente.

Por otra parte, este año, los alumnos de primero de educación media también serán incluidos al sistema de entrega y beneficio de aprendizaje de las canaimas.

Textos actualizados

Los libros de la gran Colección Bicentenaria han representado para los niños monaguenses una divertida manera de aprender a leer con cuentos y fábulas venezolanas.

"Tenemos buenas expectativas con la colección, son grandes textos. De esta manera, hacemos educación con nuestros niños de forma participativa porque se entusiasman más en la lectura con cuentos y fábulas de aborígenes y cultura ancestral", expresó Lara.

El lunes 17 de septiembre, la Zona Educativa despachó 60.000 textos de la Colección Bicentenaria en las 981 escuelas de la entidad. Cada libro contiene una guía de fácil manejo en su i‏nterior para maestros y representantes.

En este sentido, Lara recomendó a los padres y representantes reforzar el proceso de aprendizaje en las casas aprovechando que los libros son propiedad de cada alumno y se los llevan a sus hogares.

"De acuerdo al contenido que dictaremos, nos guiamos y utilizamos los libros de la colección, luego en otra clase de otro día reforzamos de manera práctica estos conocimientos con las canaimitas", detalló.

Además de aprendizaje y motivación, la entrega gratuita de estas herramientas pedagógicas son un ahorro significativo para los padres al momento de comprar los útiles.

"Otras colecciones de libros son sumamente costosas, definitivamente la Colección Bicentenaria y las canaimitas son la opción más actual y de mayor factibilidad en los estudiantes, además que los niños adquieren el valor de cuidar sus propias cosas", expresó Carmelo Valdés, padre y docente de la Escuela Miguel Eduardo Turmero.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2026 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n214785.htmlCUS