En mensaje a los trabajadores

Rafael Ramírez: "Programa petrolero de la oposición atenta contra la soberanía y el bienestar del pueblo"

Credito: Aporrea.org

Hay una discusión en torno al petróleo como un recurso natural. Nuestro principal objetivo histórico es la Independencia y no hay nada más vinculado a la soberanía que la explotación de nuestros recursos naturales”, dijo Ramírez en torno al debate sobre el tema petrolero

Caracas, 7 de septiembre de 2012.- En mensaje dirigido a los Comités Patrióticos Resteados con Chávez a través de videoconferencia, el camarada ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería y presidente de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), Rafael Ramírez, fijó posición ante el programa en el área petrolera planteado por la extrema derecha en contra de la soberanía y bienestar del pueblo venezolano, el cual fue aprobado por la llamada Mesa de la Unidad (MUD).

Ramírez resaltó la importancia del conocimiento por parte de los trabajadores y las trabajadoras, sobre el proyecto entreguista del candidato opositor: “Este plan no es otra cosa distinta al proyecto del imperialismo norteamericano y al de la oligarquía venezolana, de los enemigos de la Patria”.

De igual forma, analizó los puntos de coincidencia de este programa neoliberal con la propuesta permanente de los integrantes de la Gente del Petróleo y de las empresas transnacionales, que tienen como principal objetivo el ataque a las políticas del Gobierno Bolivariano y a la Revolución.

El titular de Petróleo y Minería enumeró los principales elementos contendidos en el proyecto admitido por la MUD, relacionados al manejo de nuestro principal recurso natural y de la industria petrolera, siendo este uno de los puntos de mayor debate entre los programas de la derecha y los del Gobierno nacional.

Hay una discusión en torno al petróleo como un recurso natural. Nuestro principal objetivo histórico es la Independencia y no hay nada más vinculado a la soberanía que la explotación de nuestros recursos naturales”. Igualmente, señaló como elemento fundamental, defender la concepción de PDVSA como una empresa nacional, al servicio de los intereses de todo el pueblo, y como un instrumento para la construcción del Socialismo.

En cuanto al control estadal que debe tener nuestra industria petrolera, Ramírez resaltó la necesidad de ser independiente en el manejo de la principal empresa del país y en tener una empresa operadora nacional fortalecida, capaz de explotar los recursos naturales, abordar las tareas sociales y construir un modelo distinto al capitalismo.

En tal sentido, indicó que el proyecto de la derecha contempla como uno de sus principales objetivos, la privatización de PDVSA: “Se habla de privatizarla, de intervenirla, dicen que PDVSA es un espacio de caos que no tiene capacidad gerencial ni técnica y que por tanto de ellos ganar las elecciones nos espera, entre otras cosas, una intervención en la industria petrolera”.

La derecha pretende abatir régimen fiscal

El ministro Ramírez analizó los temas contenidos en el programa de la oposición, relacionados con la geopolítica venezolana y recordó el papel que se le asignó a nuestro país, hace más de cien años, como país satélite del imperialismo norteamericano: “Nuestro rol era proveer en cantidad abundante de petróleo barato para sostener toda la maquinaria industrial de Estados Unidos”. 

Así mismo, se refirió al señalamiento constante por parte de la oligarquía en cuanto a la transparencia en el manejo de los negocios petroleros y la pretensión de regresar a nuestro país la apertura petrolera y la privatización de las empresas: “Ellos entregaron nuestros recursos, la explotación de la Faja, se abatió nuestro régimen fiscal”, lo cual merma los ingresos petroleros al Estado y por ende a los programas sociales de la Revolución que benefician al pueblo.

Uno de los elementos contenidos en la apertura petrolera era abatir el régimen fiscal; es decir, se entregaron los convenios operativos de la Faja con un régimen que involucraba un sistema de regalías de 1%, un Impuesto Sobre La Renta (ISLR) no petrolero, una participación de PDVSA de 30 % en promedio y un factor de recobro de 8%; en contraposición, nuestra política de Plena Soberanía Petrolera estableció una regalía de 33,3%, un ISLR de 50 %, una participación de PDVSA de al menos 60% y un factor de recobro de más de 20%”.

Otros elementos ahondados por Ramírez en su intervención y que están contenidos en el documento, tiene que ver con el plan de reformar la legislación petrolera y la creación de un ente regulador que sustituya al Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería, lo cual ocurre en países en los cuales la industria petrolera está privatizada.

Igualmente, entre las pretensiones de la burguesía y su proyecto desestabilizador, se encuentra el proceso de desnacionalización de la Industria:

Hablan de disminuir la participación de PDVSA y del Estado en todos nuestros negocios, flexibilizar las leyes, derogar el decreto 5.200 (nacionalización de la Faja), derogar los decretos de nacionalización de las actividades reservadas por la Constitución al Estado venezolano y hablan del compromiso y la necesaria participación del capital privado en nuestra actividad”.

Regreso a la tercerización

Como parte de las políticas petroleras contenidas en la agenda del candidato de la oposición, se desprende el nuevo enfoque laboral que se pretende instaurar en la industria petrolera, mediante el cual los más perjudicados serían los trabajadores: “Están hablando de la pesada carga que significa para nuestra industria petrolera, según ellos, el hecho de que hayamos eliminado la tercerización y la absorción de más de 40 mil trabajadores y hablan de volver a un esquema flexible con el sector privado para manejar estos asuntos”, señaló Ramírez.

Reivindican a todo lo largo del documento el sabotaje petrolero y a la Gente del Petróleo y finalmente culminan con un anexo que es un paquetazo neoliberal, que ha provocado incluso que algunos de los miembros más prominentes de la derecha se estén desmarcando de todo eso”.

Llamado a la Batalla

El ministro Ramírez resaltó que la Nueva PDVSA está al servicio del pueblo y de los más humildes, y que los trabajadores y trabajadoras de la industria petrolera están comprometidos profundamente con el Socialismo.

Así mismo hizo un llamado a todos los trabajadores y trabajadoras de PDVSA a que se movilicen a la batalla, y ratificó que la Clase Obrera petrolera respalda la Revolución Bolivariana y al presidente Chávez, quien ha sido y sigue siendo la pieza fundamental para la redención del pueblo venezolano.

Con un poderoso y contundente discurso el Ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería y Presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, finalizó afirmando: “Derrotamos el sabotaje petrolero y hemos abatido la oligarquía en todo momento, este cuerpo de trabajadores se pone de pie para detener los planes de la oligarquía, no nos vamos a calar un paquete neoliberal; nosotros somos hijos de Bolívar, aquí no se raja nadie, aquí todos estamos con Chávez, a pesar de los ataques, a pesar de las agresiones, somos profundamente revolucionarios, todos al combate, todos a la movilización para garantizar el triunfo de la Revolución.

¡Que viva el Comandante Chávez, que viva la Revolución Bolivariana, que vivan los trabajadores, que viva el pueblo de Venezuela, viviremos y venceremos!”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2090 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n213771.htmlCUS