Los campos electromagnéticos y los riesgos para la salud

Electromagnéticos y riesgos para la salud

Electromagnéticos y riesgos para la salud

Agosto 22.- En sólo 20 años la densidad de potencia de los campos electromagnéticos en algunas ciudades ha aumentado 100 veces lo que implica que los efectos biológicos en los seres vivientes expuestos también deberían haber aumentado 100 veces. Es muy importante que la población sepa cuales pueden ser los riesgos y como evitarlos o disminuirlos para poder tomar las medidas necesarias.

El uso de teléfonos celulares ha tenido un desarrollo explosivo en los últimos años y en un par de décadas el número de celulares será mayor que el número de habitantes del planeta.

En sólo 20 años la densidad de potencia de los campos electromagnéticos en algunas ciudades ha aumentado 100 veces lo que implica que los efectos biológicos en los seres vivientes expuestos también deberían haber aumentado 100 veces.

La posibilidad de comunicarnos en todo momento y lugar es muy apreciado por todos nosotros pero ha surgido una creciente preocupación sobre los efectos biológicos adversos que podría causar la exposición a la radiación y el impacto que tendrían sobre la salud.

Es muy importante que la población sepa cuales pueden ser los riesgos y como evitarlos o disminuirlos para poder tomar las medidas necesarias.

Cuando nos exponemos a un campo electromagnético una parte de la radiación es reflejada, otra parte nos atraviesa y otra parte es absorbida.

Si existe absorción de energía se puede suponer que existe algún efecto físico o biológico. Pero la existencia de un efecto biológico no quiere decir que se afecta la salud. Nuestro organismo dispone de mecanismos de protección a diversos niveles que pueden controlar los efectos que se producen.

Los efectos que se producen en nuestro cuerpo derivan de dos mecanismos básicos: La producción y orientación de cargas eléctricas y la inducción de corrientes eléctricas.

Algunos efectos biológicos que se pueden observar y medir son:

Alteración del pasaje de Calcio por la membrana celular
Cambios en la permeabilidad de la membrana hemato-encefálica (que rodea el cerebro)
Pérdida de la capacidad citotóxica (destruir células invasoras) de los linfocitos.
Cambios en la actividad enzimática intracelular, lo que puede afectar la correcta reparación del daño en el ADN
Cambios en las ondas del Electro-Encéfalo-Grama
Antes de tratar los efectos sobre la salud hay que considerar que existen dos tipos de efectos, los efectos inmediatos o agudos que se pueden medir en forma rápida y los efectos a largo plazo para los que se requiere de un cierto tiempo…!!!. Sabemos que hace ya casi 100 años el Dr. Roffo, y otros científicos en el mundo, observaban en sus experimentos efectos cancerígenos de los productos del cigarrillo pero debieron pasar muchas décadas para que esto pudiera ser demostrado.

El proceso de desarrollo de un cáncer ocurre en tres etapas, una primera etapa de inducción, donde aparecen algunas células modificadas, una segunda etapa denominada período de latencia donde estas células modificadas permanecen como dormidas y un tercer período de promoción del cáncer donde las células mutadas se multiplican y se dispersan y aparecen las manifestaciones clínicas conocidas. La etapa intermedia o período de latencia, en el caso de los tumores sólidos, puede tener una duración de 15 a 30 años, razón por la cual se explica que los estudios epidemiológicos deben ser necesariamente muy largos.

Efectos sobre la salud

1) Está debidamente probada la asociación entre la exposición a los campos electromagnéticos (CEM) de baja frecuencia (aparatos y redes eléctricas) y la aparición de efectos sobre la salud (leucemia) y debido a esta asociación la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) decide clasificar a los CEM de baja frecuencia como “posible carcinogénico”.

2) Con posterioridad al trabajo de investigación del IARC se publican otros estudios realizados en el personal expuesto en los ferrocarriles suizos, noruegos y suecos con las mismas conclusiones que el estudio del IARC.

3) Pero no es suficiente con que haya una asociación; para demostrar que los campos electromagnéticos de baja frecuencia eran responsables de la leucemia (causalidad) era necesario determinar si había algún mecanismo biológico de cancero-génesis que explicara la situación y se decide entonces realizar el proyecto REFLEX. El objetivo del proyecto REFLEX era encontrar mecanismos biológicos provocados por los campos electromagnéticos que permitieran explicar la aparición de leucemia u otros tipos de cáncer.

4) El proyecto REFLEX se llevó a cabo simultáneamente en 12 institutos de investigación y universidades europeas exponiéndose a los campos electromagnéticos (CEM) a diferentes tipos de células y tejidos humanos y de animales y sus resultados fueron concluyentes, tanto los campos electromagnéticos de baja frecuencia como los campos electromagnéticos de radio frecuencia producen daño genético a niveles de exposición inferiores a los límites recomendados por el ICNIRP.

5) El daño genético es muy variado y se observan efectos equivalentes a los producidos por las radiaciones ionizantes, tales como las aberraciones cromosómicas, la rotura simple y doble de las cadenas de ADN y la aparición de células bi-nucleadas y micro núcleos así como cambios en la expresión de los genes.

6) Es importante señalar que todos estos efectos se produjeron en campos electromagnéticos que se encontraban debajo de los límites establecidos por las autoridades competentes. O sea se trata de los niveles de radiación a los que podemos estar expuestos durante todas nuestras vidas.

7) Una muy importante conclusión del proyecto REFLEX es que muchos tejidos eran sensibles solamente a CEM discontinuos lo que permite explicar la existencia de estudios positivos y estudios negativos en la literatura científica.

Se debe señalar que los resultados del proyecto REFLEX son obtenidos en células y tejidos humanos y de animales (estudios in Vitro) pero no sobre seres vivos por lo que sus conclusiones no permiten indicar que hay efectos sobre la salud pero si que: ”están dadas todas las condiciones para que los efectos patológicos puedan ocurrir en forma efectiva”.

Estudios epidemiológicos: para determinar en forma efectiva la relación entre el uso del teléfono celular y los riesgos para la salud se requiere realizar estudios epidemiológicos con las limitaciones señaladas anteriormente en lo que respecta a los tiempos necesarios.

El estudio epidemiológico de mayor relevancia fue realizado por investigadores de 13 países de la comunidad europea y se denominó: el proyecto INTERPHONE

Este proyecto coordinado por la OMS y solventado por las empresas telefónicas, tenía por objetivo determinar la relación entre el uso del teléfono celular y algunos tumores cerebrales…

Se realizó durante 8 años y sus resultados se retrasaron más de dos años debido a las controversias entre diferentes investigadores y a la resistencia de algunos grupos para que la información obtenida se hiciera pública. Recién el año pasado debido al reclamo del Parlamento Europeo, los resultados del estudio fueron dados a conocer públicamente.

Los resultados indicaron que con el uso inferior a 10 años no se presentan cambios en la frecuencia normal de los tumores cerebrales.

En los grupos de estudio que usaron los celulares en forma más intensa por períodos más prolongados (10 a 15 años) el resultado más destacado del Proyecto INTERPHONE es un aumento importante del riesgo de glioma (40%) y de meningioma cerebral (15%) en el grupo de mayor exposición (siendo aun más elevada la relación en las personas que habían señalado la utilización habitual del celular del lado en que aparece el tumor-ipsolateralidad).

Se debe aclarar que en la época en que se realizaron los estudios el “uso intenso” del teléfono celular correspondía a media hora por día..!!! y que el estudio no incluyó a los chicos que reciben en su cerebro 5 o 6 veces más energía que un adulto en condiciones semejantes debido a la densidad de los tejidos y su estructura ósea.

De todas formas, a pesar de estas observaciones, existen aun controversias sobre que los resultados sean debidos al uso del celular y no a otras causas no especificadas. Por esta razón la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) decide clasificar a los CEM de radio frecuencia como “posible carcinogénico”.

El director de la Agencia Internacional de Investigaciones para el Cáncer (IARC) Dr Christopher Wild, afirma que: “en base a las observaciones realizadas en los grupos de mayor exposición del Proyecto Interphone y el creciente uso de celulares, en particular por los jóvenes, ameritan una investigación adicional del riesgo de cáncer en los usuarios de los celulares, incluyendo en los estudios a los niños que no fueron incluidos en el estudio INTERPONE…

La mejor forma de resolver todas las controversias científicas y poder proteger a la gente es destinando suficientes recursos a la investigación y eso es lo que hacen los países europeos para realizar estudios experimentales in vitro y estudios epidemiológicos en usuarios de celulares,..

En nuestro país, a pesar de que la telefonía celular genera cifras astronómicas de ganancias y se gastan recursos enormes en propaganda en todos los medios, no se destinan recursos para mejorar el conocimiento de los efectos sobre la salud de la población. Pareciera que lo mejor es no saber más o no investigar o no averiguar…

En el ínterin y hasta tanto se disponga de mayor información, se recomienda fuertemente aplicar el “principio de precaución” que indica no usar los celulares en forma injustificada y tratar de lograr que las exposiciones, en particular en los niños sean tan bajas como sea posible.

En algunos países europeos como Inglaterra y Francia se prohíbe, por ejemplo, el uso de wifi en las escuelas hasta tanto se determine la inocuidad de exposiciones a frecuencias que aun no han sido objeto de estudios suficientes.

El Parlamento Europeo por resolución del 2/abril/2009, sobre los campos electromagnéticos que ha sido aprobada por una amplísima mayoría del 96% de los votos (559 eurodiputados a favor y 22 en contra). A resuelto lo siguiente:

Pide que se investigue activamente sobre los posibles riesgos para la salud y se llegue a soluciones que anulen o reduzcan la pulsación y la modulación de la amplitud de las frecuencias que se usan para la transmisión;

Que se elabore una guía de las opciones tecnológicas disponibles y eficaces para reducir la exposición de los CEM;

Que se evalúe la posibilidad de utilizar los fondos de las Redes Transeuropeas de energía para estudiar los efectos de los CEM en frecuencias especialmente bajas y en particular en las líneas de distribución de energía eléctrica;

Que inicie un programa ambicioso de compatibilidad electromagnética entre las ondas creadas artificialmente y las emitidas naturalmente por el cuerpo humano, que pueda determinar si las radiaciones electromagnéticas tienen consecuencias negativas para la salud humana;

Que, sobre la base de los conocimientos actuales, recomienda para los niños un uso razonable del teléfono móvil y un uso preferente del teléfono fijo;

Sugiere que se use la financiación comunitaria para una campaña general de sensibilización de los jóvenes europeos en materia de buenas prácticas en el uso del teléfono móvil como, por ejemplo, usar dispositivos de manos libres, realizar llamadas cortas, apagar los teléfonos cuando no se utilicen (por ejemplo, durante las clases) y usar el teléfono móvil sólo en zonas con buena cobertura;

Pide a la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se muestren más transparentes y abiertas al diálogo con todas las partes interesadas a la hora de fijar normas;

Denuncia las campañas de comercialización de algunos operadores de telefonía particularmente agresivas con ocasión de las celebraciones navideñas y otras fechas señaladas, como la venta de teléfonos móviles destinados exclusivamente a los niños o las ofertas de “minutos libres” dirigidas a los adolescentes;

En el país existen los organismos de control y personas expertas a nivel internacional pero, a diferencia de los países avanzados, no se cuenta aun con un proyecto nacional integrado y una estructura organizativa que agrupe a los especialistas y las autoridades competentes.

La Comisión de estudio de los efectos de las radiaciones no ionizantes (CIPERNI) dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación está preparando un comunicado para informar a la población y varias propuestas para lograr que las exposiciones se mantengan tan bajas como sea razonablemente posible.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y otros organismos nacionales e internacionales recomiendan algunas prácticas para disminuir los riesgos.

10 recomendaciones para el uso del celular

1. No autorice a los niños de menos de 12 años a utilizar un celular salvo en caso de emergencia.

2. En el momento de comunicarse y antes de que se produzca la conexión, trate de mantener el teléfono lejos del cuerpo (la intensidad del campo baja cuatro veces a 10 cm., y 50 veces a 1 m de distancia).

3. Utilice el modo “altavoz”, o un kit manos libres equipado de un tubo de aire en sus últimos 20 cm, o un auricular Bluetooth. Manténgase a más de un metro de distancia de una persona que se esté comunicando por móvil, y evite utilizar el celular en lugares públicos como el metro, el tren, un ascensor o el autobús, donde el celular debe aumentar la potencia al máximo y usted expone pasivamente a las personas próximas.

4. Evite lo más posible llevar encima un celular, incluso en modo de espera. No dejarlo cerca de su cuerpo por la noche (bajo la almohada o sobre la mesita de noche) y particularmente las mujeres embarazadas.

5. Si usted debe llevarlo encima, asegúrese que el lado “teclado” esté dirigido hacia su cuerpo y el lado “antena” (energía máxima del campo) hacia el exterior.

6. Utilice el celular sólo para establecer el contacto o para conversaciones de algunos minutos (los efectos biológicos están directamente relacionados con la duración de la exposición). Es preferible devolver la llamada luego desde un teléfono fijo de línea (y no de un inalámbrico).

7. Cuando usted utilice su celular, cambie del lado izquierdo al derecho regularmente, y antes de poner el teléfono móvil contra la oreja, espere a que ya se haya descolgado (baja mucho la potencia).

8. Evite utilizar el celular cuando la intensidad de la señal sea débil, o durante desplazamientos rápidos como en coche o en tren (hay un aumento máximo y automático de la potencia en el momento de los intentos de conexión con una nueva antena fija o con una antena distante).

9. Comuníquese por SMS (mensajes de texto) preferiblemente a por teléfono (limita la duración de la exposición y la proximidad al cuerpo).

10. Escoja un aparato con el SAR (“Tasa de Absorción Específica”) lo más bajo posible con relación a sus necesidades. www.ecoportal.net

Dr. Rodolfo Touzet

Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA)

Sociedad Argentina de Radioprotección (SAR)

Asociación Internacional de Protección contra las Radiaciones (IRPA)

Ciencia Argentina
http://www.cienciaenlavidriera.com.ar

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5989 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n212620.htmlCUS