Cifras del BCV: Se consolida senda de crecimiento de la economía venezolana

Banco Central de Venezuela en Caracas

Banco Central de Venezuela en Caracas

Credito: Agencias

17 de agosto de 2012.- Estimaciones preliminares del producto interno bruto (PIB) a precios constantes reportan un significativo crecimiento de 5,4% en el segundo trimestre de 2012, respecto a similar período del año anterior, caracterizado por el auge de la mayoría de las actividades económicas. Al integrar este desempeño con el alza de 5,8% correspondiente al primer trimestre se obtiene un aumento de 5,6% en el primer semestre del año.

Con el resultado favorable del período abril – junio se alcanzan 7 trimestres consecutivos de expansión económica, lo que reafirma y consolida la senda de crecimiento sostenido por la que atraviesa el aparato productivo nacional, iniciada en el cuarto trimestre de 2010.

Este comportamiento responde, entre otras diversas causas, a la mayor disponibilidad de bienes importados destinados a la producción, al consumo y la inversión; el mayor flujo crediticio por parte del sistema financiero público y privado y a la política de construcción de unidades habitacionales en el marco de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que se ha convertido en el principal motor de dinamismo en la actividad económica, dado el impulso que este programa ejerce sobre el tejido de interrelaciones productivas del país, y en la generación de empleo.

Bajo la perspectiva del enfoque institucional, el sector privado experimentó un crecimiento de 6,3% en el valor agregado bruto, con el impulso que imprimieron la mayoría de las actividades que lo conforman, con lo cual se extiende a 6 el número de trimestres consecutivos de crecimiento de este componente. Por su parte, el sector público experimentó un alza de 2,8%, sustentado por la mayor prestación de servicios del Gobierno General y por la evolución favorable de las actividades petrolera, comunicaciones y servicios financieros.

Actividades económicas:

La expansión del PIB durante el segundo trimestre del año responde a los aumentos de 1,0% y 5,7% en el valor agregado de las actividades petrolera y no petrolera, respectivamente.

Actividades no petroleras:

Se observó un comportamiento positivo en la mayoría de las actividades no petroleras, en las que destacan los crecimientos en el valor agregado de las instituciones financieras (+34,4%), asociado al dinamismo del crédito bancario, construcción (+17,6%), comercio (+9,8%), servicios de transporte y almacenamiento (+8,2%), comunicaciones (+7,5%), servicios comunitarios (+7,4%), servicios producidos por el Gobierno general (+5,6%), servicios empresariales (+4,5%), electricidad y agua (+2,4%) y agricultura (+2,2%).

Entre los factores que explican el mencionado desempeño destacan la mayor demanda agregada interna en gastos de consumo e inversión, categorías que fueron impulsadas por el crecimiento de las erogaciones que realizó el gobierno general, así como por el mayor nivel de empleo y la mejora en el salario real.

Industria manufacturera:

El índice de volumen de producción del sector manufacturero privado creció 2,0% en el segundo trimestre de 2012 respecto a similar trimestre del año anterior, determinado principalmente por el mayor nivel de actividad evidenciado en: textiles (+26,7%), metales comunes (+24,5%), productos de madera (+20,7%), papel (+17,4%), caucho y plástico (+14,5%), edición e impresión (+13,0%), vehículos (+10,9%), sustancias y productos químicos (+7,9%), maquinarias y aparatos eléctricos (+3,8%) y cuero y calzado (+1,2%). Por el contrario, se observaron disminuciones en minerales no metálicos (-11,2%), alimentos, bebidas y tabaco (-9,4%), prendas de vestir (-8,2%), y muebles (-6,0%).

En las empresas manufactureras del sector público es de destacar el crecimiento de 9,9% registrado en las empresas productoras de cemento, orientado a garantizar los insumos básicos requeridos para la ejecución de las obras del sector construcción, en especial las asociadas a la Gran Misión Vivienda. También resalta la mayor producción de fertilizantes y productos de olefinas y plásticos por parte de la industria petroquímica, que llevaron a un incremento en su valor agregado de 9,6%. En sentido contrario, la fabricación de metales comunes presentó una disminución de 37,6%, motivado a problemas operativos y sindicales.

Construcción:

Esta actividad ha crecido significativamente por 4 trimestres consecutivos, al ubicarse su variación puntual en 17,6%, como consecuencia de la mayor demanda de obras por parte del sector público, tanto del Gobierno general (67,7%) como de las empresas petroleras y no petroleras (16,5%). La construcción formal de obras de carácter residencial aumentó 44,6% durante el trimestre.

Comunicaciones:

Esta actividad mantiene la tendencia al alza observada durante 34 trimestres consecutivos, sustentada en esta oportunidad por la significativa expansión de los servicios de transmisión de datos, Internet, telefonía y televisión por cable. Desde el punto de vista institucional, el incremento del valor agregado en los componentes público y privado fue de 8,6% y 6,0%, respectivamente.

Productores de servicios del Gobierno general:

El resultado positivo obtenido para los servicios del Gobierno general (5,6%) es atribuible a la mayor prestación de servicios de administración pública y defensa (7,3%), enseñanza (4,1%) y salud (3,7%). Es de destacar que estos servicios se han mantenido en crecimiento durante 9 años y medio ininterrumpidos, lo que refleja las políticas sociales del ejecutivo Nacional orientadas a promover la inversión social que se requiere para atender a la población de menores recursos, especialmente en materia de vivienda, salud, educación, alimentación, vialidad y fortalecimiento del sistema de cooperativas. Este esfuerzo, además, propició una mayor ocupación en el sector.

OFERTA Y DEMANDA GLOBAL

La oferta agregada subió 11,1%, por el efecto combinado del incremento de 24,6% en las importaciones y el mencionado crecimiento del PIB.

La demanda global se expandió como consecuencia del aumento reportado en la demanda agregada interna (+13,1%), ya que la demanda externa experimentó una reducción de 6,4%. El resultado de la demanda agregada interna se asocia a los crecimientos reales observados en el gasto de consumo final privado (+6,8%), vinculado a la recuperación del poder adquisitivo y el mayor nivel de empleo, en el gasto de consumo final del Gobierno general (+5,7%) y en la inversión bruta fija (+15,9%). El importante crecimiento de la inversión bruta fija está relacionado con el alza de 17,6% que experimentaron las obras de construcción y con el incremento de 20,0% en las importaciones de bienes de capital, principalmente maquinarias y equipos.

Por último, se debe destacar que este comportamiento favorable de la economía nacional se produce en un entorno de disminución de las presiones inflacionarias y una situación financiera internacional compleja. En este contexto, el Banco Central de Venezuela mantiene una actuación coordinada con el Ejecutivo Nacional, en lo que tiene que ver con la adopción de políticas conducentes a garantizar el desarrollo armónico y sostenido de la actividad económica del país, a la par de continuar generando las decisiones acertadas que han venido aminorando progresivamente las presiones inflacionarias, mediante el fortalecimiento de los mecanismos de activación del crédito y de la inversión, todo ello en pro del bienestar de la población venezolana.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2872 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n212232.htmlCUS