Panorama: ayer en Zulia no le pararon al paro

A 10:30 de la mañana a Mercamara habían ingresado 600 camiones, según reportó la administración. Sólo 9 vuelos de los 80 previstos en La Chinita fueron suspendidos. En el sur y el centro no se sintió, pero en la calle 72 sí.

Ni la sabrosa brisa decembrina que por estos días abrasa a Maracaibo en la mañana, ayudó a Carlos Ortega y a Carlos Fernández reteniendo a la gente más tiempo de lo habitual en la cama.
Desde las seis de la mañana el transporte público que prestan carritos, buses y microbuses, en las distintas rutas de la ciudad, recorrían calles y avenidas y para las ocho de la mañana el ruido de las santamarías al subir en el centro comercial Santa Cruz, Las Playitas, anunciaba un lunes normal de ventas.

La misma música se dejó escuchar en los centros comerciales Plaza Lago, Redoma, Unicentro, San Felipe, Caribe y Plaza Baralt, en cuyos bordes, al igual que en las Torres Petroleras, Paseo Ciencias y el Callejón de los Pobres, la presencia de buhoneros y artículos navideños fue más que evidente, desbordante.

Doris Blanco, quien vende arbolitos y pesebres a la entrada del Callejón, comentó que "hoy me ha ido bien", mientras vendía flores y musgos a Yaneth Reverol, quien señaló por su parte que "yo vengo de los lados de La Curva y por allá todo está normal".

Jesús Franchi, otro buhonero de la zona, intervino para señalar que "el almacén de los chinos de la esquina está cerrado", "¡sí pero nosotros no!", ripostó Victoria Lugo, de 65 años, "por que aquí todos somos chavistas" y la carcajada fue general.

Unos metros más allá, en la Plaza Baralt, salvo los almacenes de telas que quedan al lado de la Iglesia del Convento, que de paso estaba abierta, todos los demás negocios abrieron las puertas a sus clientes, mientras los trabajadores informales y los artesanos colmaron el lugar.

"¡Ese no vale!" gritó Juan Mendoza, buhonero, cuando notó que el redactor de esta nota apuntaba en su libreta el cierre de un local en la Baralt, "ese lo cerraron hace como tres años", agregó con sarcasmo, "¿y este?, se le consultó sobre otro que lucía en sus puertas cerradas la marca de una cadena de tiendas, "¡pero es que esos son adecos!, ¡tienen millones!".

Y paro, y paro, y paro


Salvo la avenida Delicias y la calle 72, donde sólo una tienda de trajes de baño, una parrillería, una pizzería y una venta de cerámicas mostraban el neón de abierto, Maracaibo mayoritariamente no creyó ayer en paros.

Incluso en el cruce de la 72 con Delicias los negocios estaban abiertos y en general, sin grandes colas, el tráfico fue fluido y abundante.

Ferreterías en La Limpia y Los Haticos que en el paro anterior mantuvieron sus santamarías abajo, en esta oportunidad abrieron y las panaderías, loterías y farmacias laboraron con toda normalidad.

Las estaciones de servicio llenaron los tanques de los carros que, quizás por el temor a que se agotara la gasolina, según las informaciones divulgadas por algunos medios audiovisuales, hicieron colas en las islas de las bombas.

El sur no le paró


Una famosa venta de pastelitos en la 15 de Sierra Maestras tenía ayer un agite de comensales que contagiaba a los negocios ubicados a cada lado de la avenida.

Salvo un Todo a Mil que lucía la bandera de Venezuela en sus puertas cerradas, todas las demás casas de comercio abrieron e igual ocurrió con los de la calle 18, donde la nota predominante fue la del trabajo.

El populoso Kilómetro Cuatro tenía el movimiento habitual de transporte público y de carga de un lunes, de Los Churupos entraba y salía gente con normalidad y los galpones de muebles ubicados a unas cuadras de allí, en dirección al Mercado de Mayoristas, laboraron sin contratiempos.

A Mercamara habían ingresado 600 camiones para las 10 de la mañana de ayer, según informó su presidenta Liuba Colmenares, quien calificó la jornada como "normal para un lunes".

AEROPUERTO


Volando bajo Para las 10 y media de la mañana, según reportó el director del aeropuerto La Chinita, Nelson Freites, de los 80 vuelos previstos para el día sólo se habían tenido que suspender nueve, uno con destino a Mérida y el resto a Maiquetía, por falta de pasajeros. Los vuelos internacionales operaron con normalidad y las dos líneas que vuelan a Miami transportaron 157 personas en total. Un tercer vuelo a Aruba tenía previsto salir con normalidad.

Carritos hay Roberto Rivas, gerente de operaciones del Terminal de Pasajeros de Maracaibo, informó que el terminal operó con normalidad, al igual que el comercio asentado en ella, pero por la falta de pasajeros la salida de unidades suburbanas e interurbanas disminuyó en 50%. El servicio estuvo disponible, pero sólo unos 4 mil personas se movilizaron.

MEM y Pdvsa reportaron normalidad


La industria petrolera de Venezuela no fue afectada por el paro convocado por los adversarios de Chávez, aseguró ayer Alí Rodríguez Araque, presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) cuando afirmó que las actividades están "básicamente normales".

De acuerdo con lo expresado por el titular de la estatal, un monitoreo realizado en la tarde demostró que 60% del personal asistió. 77% de los contratados también cumplieron.

"Ni los trabajadores, ni la empresa, ni el país saldrían beneficiados con acciones de esta naturaleza", señaló. "Hemos cumplido con todos los cargamentos que estaban programados para el día de hoy y con los que han sido programados para los días sucesivos, salvo que ocurra algún evento impredecible para nosotros", aseguró.

Para Rodríguez Araque, la intención de paralizar "sin ninguna justificación de orden laboral" cualquier actividad dentro de la industria es un "crimen contra el país". También el ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, declaró antes: "Quien atenta contra Pdvsa comete una acción criminal".

En la víspera, el representante del despacho energético descartó la posibilidad de desabastecimiento de gasolina. También garantizó el suministro de crudo a los clientes.

La semana pasada Rodríguez Araque ordenó la "alerta amarilla" en la empresa, de tal forma que los miembros de los comités guías deben permanecer atentos ante cualquier eventualidad. No se conoció que se emitiera el mandato de "alerta azul".

"No hay manera de que el país se quede sin combustible", sentenció el ministro, quien informó que (hubo casos de) personas ajenas a la industria intentaron impedirle a los trabajadores el acceso a las instalaciones.

Unapetrol y la asociación civil Gente del Petróleo no reportaron cifras de ausentismo.

Rodríguez Araque dijo que los inventarios en Caracas, Guárico y Oriente son normales.

Juan Fernández, vocero de esta última organización, comunicó al diario que la suspensión de actividades fue acatada por muchos más empleados que en la oportunidad anterior cuando la asistencia -en el ámbito nacional- fue de 75%, según lo precisó ese día Rodríguez Araque. A las áreas administrativas -en Caracas- no asistió 80% del personal, conforme con aquella medición.

Pero aunque los voceros del gobierno hablaron de normalidad, Félix Jiménez, secretario general de Fedepetrol dijo que 80% de los labores de la compañía matriz se plegaron a la medida.

La presencia de militares en las estaciones de servicios no sorprendió al gremio. Edilio Medina, vicepresidente de Adegas, reconoció que tenían información sobre la presencia de efectivos en los puntos de venta. Para Medina, la actitud de los consumidores acelerará la disminución de los inventarios por lo que las reservas de algunas bombas podrían agotarse, en vista de que ayer no fueron despachadas.

En Paraguaná la asistencia de trabajadores fue masiva, mientras que en la Costa Oriental del Lago, el ausentismo laboral se hizo sentir.

BAJO GRANDE


Transportistas de combustible acataron plan de contingencia


Un plan de contingencia acataron los transportistas de combustible de Bajo Grande y San Lorenzo según informó Edgar Ortiz presidente del sindicato que agrupa a unos 200 trabajadores del volante en el Zulia.

Ortiz explicó que la medida se ejecutó para evitar un posible desabastecimiento en las gasolineras del occidente del país ante la convocatoria a paro hecha por la CTV y Fedecámaras.

Explicó que parte del plan consistió en el llenado de las gandolas el domingo, día en que salieron unas 170 unidades cargadas de gasolina hacia las estaciones de servicio distribuidas en la región y varios estados andinos.

"En situaciones normales los domingos salen un promedio de treinta unidades, no obstante ayer (domingo) se produjo el llenado de 170 cisterna a fin de prevenir alteraciones en el servicio", destacó.

Aclaró el dirigente sindical que la soledad registrada en la planta de llenado de Bajo Grande obedeció precisamente a la acción adoptada, "los camiones que normalmente cargan los lunes lo hicieron el fin de semana, por lo que las instalaciones hoy (ayer) lucieron prácticamente desoladas a lo largo del día", señaló.

Miguel Montero al frente de la secretaría de finanzas precisó que el único inconveniente registrado ayer fue la ausencia del facturador de la distribuidora Deltaven.

"Esta ausencia ocasiona retrasos en la elaboración de las facturas necesarias para la salidas previstas para hoy, dejando claro que no nos plegamos al paro en ningún momento", afirmó.

GUARDIA


Detenido gerente de la Refinería El Palito


Gualberto Bello, gerente de Recursos Humanos de la Refinería El Palito, fue detenido por efectivos de la Guardia Nacional. Según Bello, estaban aplicando el plan de contigencia estableciendo mecanismos de control para el ingreso de personal de empresas contratistas y un mayor de la Guardia Nacional ordenó su detención.

El ministro de Energía y Minas, explicó que Gualberto Bello, estaba impidiendo el ingreso de los autobuses de las contratistas que trasladaban a los trabajadores al interior de la planta.

En horas de la tarde Gualberto Bello fue trasladado a la sede de la Fiscalía en la región. Una manifestación tenía lugar a las afueras del comando de la GN donde se encontraba detenido. Al momento del traslado efectivos del cuerpo militar lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes.

Según informaciones obtenidas, Gualberto Bello fue puesto en libertad en horas de la tarde.

Otras detenciones

En el Táchira, el diputado Johnson Delgado, miembro del Consejo Legislativo por el partido Copei, fue apresado por la Dirección de Seguridad y Orden Público del estado por estar obstaculizando el tránsito, al apoyar en el paro cívico.

La policía asegura que Delgado estaba lanzando tachuelas en la vía, versión que el diputado copeyano niega por completo.

En el estado Falcón, un dirigente sindical de nombre Carlos Colina también fue detenido este domingo. Su abogado, William Bracho, informó que Colina se declaró en huelga de hambre, hasta tanto no se solvente su situación.

REACCIONES


NÉSTOR YANCEN


"El Zulia se paralizó en 90%"


Para el presidente de Fetrazulia, Néstor Yancen, el paro en esta entidad se cumplió en 90%. "El alcance de la jornada en todo el estado Zulia y lo digo con toda responsabilidad fue de 90%, desde Puerto Miranda, hasta Casigua El Cubo el sector petrolero se paralizó totalmente, aunque militarizaron y amenazaron a los trabajadores". El dirigente sindical agregó además que en el sector de la construcción hubo un respaldo de 95%, magisterio 95%, salud 98%, panaderías 80%, transporte 80%, casas grandes de comercio cerradas en un 90%, Cantv paralizada y Enelven también en 80%".

ALCALDÍA


Maracaibo: 60%


En la Alcaldía de Maracaibo, Francisco Delgado, director general señaló que se realizó un recorrido por toda la ciudad "hasta ahora -12 del mediodía- no hay problemas, seguramente habrá menos clases porque algunos colegios no están trabajando, pero en realidad hay muchos comercios que abrieron sus puertas y se han incorporado a la actividad comercial". En torno al transporte también añadió que se estaban uniendo progresivamente a sus labores diarias. "Estamos manejando porcentajes que indican que hubo más de 60% de actividad comercial, incluyendo las estaciones de servicio".

CLEZ


Cerrado el Clez


José Luis Acosta, legislador del Consejo Legislativo denunció al presidente del parlamento Fernando Villasmil, de haber conminado a los trabajadores para que no acudan a sus puestos de trabajo. Acosta, quien se alió a la bancada del MVR señaló ayer que "cerraron las puertas del Palacio Legislativo para plegarse a este paro golpista, pero nosotros lo que queremos es paz y libertad para que el pueblo salga adelante".

MVR


Aquí no pasó nada


Dirigentes del Movimiento Quinta República en esta entidad, exhortaron a los comerciantes de los distintos centros comerciales a respetar la Constitución en cuanto al derecho al trabajo. Jorge Durán Centeno señaló "aquí no hubo paro, solo la convocatoria, pero lo más importante es que ganó Venezuela diciéndole no a la jornada de la oposición".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7437 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n2000.htmlCUS