“El país está cansado de mezquindad"

Winston Vallenilla: El Presidente me llamó y muy respetuosamente me preguntó si quería participar en las actividades culturales de la Cumbre como presentador.

Winston Vallenilla

Winston Vallenilla

Martes, 06 de Diciembre.- La participación de Winston Vallenilla como animador del concierto de cierre de la cumbre presidencial que dio vida a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el pasado sábado, generó controversia tanto en partidarios de la derecha como de la izquierda venezolana.

En paralelo al desarrollo del espectáculo, la red social Twitter reflejó varias opiniones de la gente en torno a la presencia de Vallenilla sobre la tarima del concierto de cierre de la Celac, que congregó, entre otros artistas, a Dame Pa’ Matala, Calle 13, la Orquesta latino-caribeña Simón Bolívar, DJ Karim, Aterciopelados de Colombia y la agrupación cubana Buena Fe.

La controversia continuó ayer. En Twitter hubo quienes expresaron satisfacción de ver participar en el evento al animador del programa La guerra de los sexos, transmitido por Venevisión, mientras que otros tantos escribieron mensajes reprobando la participación del presentador e incluso transgrediendo los límites del respeto. En torno a esto, Vallenilla respondió algunas interrogantes vía correo electrónico.

—¿Qué opinión tiene de los comentarios que generó su participación en el concierto?

—Yo apuesto por una Venezuela unida, por un proyecto fuerte, con una visión amplia y generosa del país. A mí me emociona ver a los jóvenes del Sistema de Orquestas participar en estas actividades, porque cada uno tiene su opinión política, son diversos, pero convergen en un formidable proyecto institucional como es el caso de las Orquestas Sinfónicas. Lamentablemente, hay un pequeño grupo resentido que lo difama todo, que es capaz de insultar a cualquiera porque sencillamente apoya con honestidad una institución para el futuro como es la Celac. Aún así, agradezco con todo mi corazón la solidaridad manifestada por la gente que sí entendió cuál era mi rol en ese concierto.

—¿Es verdad que fue el presidente de la República, Hugo Chávez, quien lo llamó para participar en la animación del concierto cierre de la Celac?

—El Presidente me llamó y muy respetuosamente me preguntó si quería participar en las actividades culturales de la Cumbre como presentador. Me habló de la importancia que tenía esta cita histórica, y yo inmediatamente accedí como venezolano. El país está cansado de la mezquindad, de que se le resten méritos a ciertos logros y conquistas que son institucionales, que existirán en el futuro, con Chávez o sin Chávez. Esa es la Venezuela que yo quiero, la Venezuela que antepone las buenas ideas y los grandes proyectos para beneficio de todos.

—Usted dijo que no cobró ni un centavo por ser el animador del concierto. ¿Entonces qué lo motivó a participar en el citado espectáculo?

—Me motivó la grandeza de esta convocatoria. Aquí vinieron presidentes como el de Chile o el de Colombia que no son muy amigos del modelo venezolano, y mucho menos del gobierno de Chávez. Pero vinieron. ¿Por qué? Porque la Celac es una idea que es imposible rechazar, es una idea para la unión en la diversidad de nuestros pueblos, que les abre oportunidades a todos. Por eso lo acepté y pedí expresamente no cobrar nada, para que después no vinieran los mezquinos de siempre, los que destruyen cualquier iniciativa positiva para el país a hablar paja, como efectivamente lo hicieron.

CUMBRE HISTÓRICA

Con relación a la importancia que tuvo la creación de la Celac en la ciudad de Caracas, el animador criollo tuiteó el pasado 3 de diciembre “Que viva la integración de América Latina y el Caribe por un bien común… El desarrollo de los pueblos… Viva Venezuela” y “33 países conforman la Celac… Los equivocados son los que critican este momento histórico”.

—¿Qué opina de la realización de la cumbre?

—Es una cumbre histórica que habla del liderazgo que ha adquirido Venezuela en este continente. Aquí se reunieron 33 países de diversas tendencias ideológicas para centrar sus esfuerzos en la unión e integración, en concretar el sueño de Simón Bolívar.

—¿Por qué cree que es necesario avanzar hacia la integración política y económica del continente americano?

—Creo que la integración es el camino porque todo venezolano tiene en su corazón un lado mestizo, un lado que anhela vivir junto a sus hermanos latinoamericanos. Pero no sólo es cuestión de feeling, también nuestros países podrían conseguir más progreso, más desarrollo y más inclusión estimulando el intercambio con todas las naciones de nuestro continente. Somos el futuro.

—¿Qué le pareció la programación cultural a propósito de la Celac?

—La programación cultural estuvo genial, con grupos que tienen un mensaje latinoamericanista claro, como Calle 13, Aterciopelados y Buena Fe. A mí lo que más me gustó, por ser venezolano, fue la presentación de las orquestas sinfónicas el viernes en el Teatro Teresa Carreño y el sábado junto a Calle 13 en La Carlota. ¡Extraordinario!

—¿Usted se considera un hombre revolucionario?

—No sé si soy revolucionario o qué, lo que sé es que soy parte de una generación inconforme y rebelde, que ha luchado en los espacios de trabajo, en su familia, en todos lados para ver al país mejor de lo que estaba. No soy de ningún color, yo soy amigo de las buenas ideas. Y esas ideas son las que apoyo con toda mi mística y corazón. La Celac nace en Caracas y cuenta con todo mi apoyo. Eso es lo único que puedo decirte.


Para Pérez Pirela se trató de un “error estratégico”

La presencia de Winston Vallenilla en la tarima del concierto de la Celac fue un “error estratégico”. Así lo dijo ayer el presentador Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Cayendo y Corriendo, transmitido por Venezolana de Televisión.

“Los avances que se lograron durante el desarrollo de la Cumbre a nivel de espectáculo se perdieron, porque se colocó a un representante de RCTV y posteriormente Venevisión en la tarima del concierto”, añadió.

El conductor opinó que no fue acertada la participación de Vallenilla como animador del concierto de clausura. “Quiero dejar clara mi posición, es un error estratégico. La Celac la oposición la estuvo desmontando, boicoteando, y a la hora de la verdad colocamos a uno de los representantes de RCTV. Estamos fallando, porque olvídense que unas elecciones las vamos a ganar con La guerra de los sexos”

“No puedo entender un fenómeno que hizo que fuese más importante, en las tecnologías de información y comunicación, la presencia de un presentador del concierto de cierre que la Celac misma”, consideró.

La polémica que generó en el twitter la animación de Vallenilla, también fue mencionada por Pérez Pirela. “Cuántos seguidores tuvo Winston Vallenilla que hasta se convirtió en hashtag (…) Winston, no tengo nada contra él, un trabajador, no comparto sus ideas políticas, no creo que sea un pecado. Él tampoco las comparte, tampoco lo es. Viva la democracia participativa y protagónica”.

En cuanto a su desenvolvimiento en la tarima del concierto, Pérez Pirela comentó que “lo que no puedo yo soslayar o pasar por debajo de la mesa es que haciendo un análisis lingüístico severo como el que se hace en Cayendo y Corriendo vimos que se posicionó en el discurso de Winston Vallenilla el tema de la unidad, ¿latinoamericana o de la Mesa de la Unidad Democrática o cuántas veces se dijo en esa tarima que cerraba la Celac, sí se puede, eslogan de la Polar”

Para él, la presencia de Vallenilla no habría sido tan errada si a su lado hubiese estado “un representante del bolivarianismo”.

LUIS R. DONALLE/FOTO M. COLINA

Esta nota ha sido leída aproximadamente 32883 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /actualidad/n194447.htmlCUS