El caso de Ilich Ramírez era para tratarlo de forma subterránea

Entrevista sobre la repatriación para Ilich a Vladimir Ramírez Sánchez

Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez

Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez

Credito: David Rojas

28 de octubre de 2011.- Ilich Ramírez Sánchez “Carlos”, es un revolucionario venezolano, un luchador internacionalista que combatió contra el imperialismo y el sionismo a favor de la liberación del pueblo palestino durante los años 70 y 80, atacando la raíz del problema que se esconde tras el dominio mundial.

Nacido el 12 de octubre de 1949 en Táchira es hijo de un discípulo de Jorge Eliézer Gaitán. Es comunista, actualmente y pese a las torturas que le aplican en las cárceles parisinas, mantiene intacta su moral revolucionaria.

El 14 de agosto de 1994 fue secuestrado por el gobierno francés en Sudán y acusado de homicidio por la muerte de 2 policías y un civil (el delator), encarcelado desde entonces de manera ilegal.

En la tierra de la libertad, fraternidad e igualdad se violan los derechos humanos fundamentales de quien consideran un símbolo revolucionario de estos tiempos, al que hay que quebrar y mostrar arruinado.

En 1998 Ilich recurrió a una huelga de hambre como medida de presión para llamar la atención del gobierno venezolano (de derecha y abiertamente a favor de la prisión para Ilich) sobre su secuestro y la prisión ilegítima que purga, en un país que no garantiza el respeto a sus derechos elementales.

El 18 de octubre de 2011 el revolucionario vuelve a acudir a la huelga de hambre como recurso con el mismo fin, ante un aparato estatal “revolucionario” de Venezuela que se hace la vista gorda con la situación de un ciudadano revolucionario venezolano, en el extranjero.

El próximo 7 de noviembre de este año enfrentará -sin defensa- un nuevo juicio en el que se le endilga la muerte de 11 personas más, ante la inacción del gobierno bolivariano.

A propósito de esta situación conversamos con el Coordinador de la Brigada Internacionalista de Solidaridad Activa -Brisa-, quien además es el hermano de Ilich, Vladimir Ramírez.

----


-¿Cuál es la ayuda que puede ofrecer el Estado venezolano a Ilich Ramírez Sánchez en esta situación?

-Ya en este momento no pueden prestar ninguna ayuda, salvo que suministrasen los recursos financieros que permitiesen a Isabel Coutan Peyre (abogada y esposa de Ilich) cubrir los gastos de la defensa durante el juicio de casi seis semanas. Es lo único que pudiera hacer el gobierno para, de alguna manera, permitirle a Ilich algún vestigio de defensa en este juicio.


-Pero ¿Qué tipo de ayuda debió ofrecer el Estado venezolano?

-El caso de Ilich es esencialmente político. La situación de privación de libertad de Ilich no es un caso que se resuelva mediante meros procedimientos legales, por lo tanto al ser un caso político debía ser manejado políticamente.

De entrada el gobierno venezolano debió haber denunciado el secuestro, establecer posiciones de fuerza frente a su contraparte francesa, darle a entender de manera tajante que el gobierno revolucionario que lidera el comandante Hugo Chávez era totalmente contrario al gobierno anterior de Rafael Caldera, en cuanto a que no permitiría que se cometiera ese tipo de violación a los Derechos Humanos -DDHH- de un venezolano y no hacer nada a cambio.

A partir de ese momento, los franceses hubiesen entendido que tenían de frente un gobierno con el cual tenían que entrar en un proceso de negociación y de discusión. Al no producirse esa instancia obviamente el gobierno francés sigue actuando de manera impune, porque nuestro Estado no ha hecho nada.


-¿Por qué no ha hecho nada el Estado venezolano?

-El silencio que ha mantenido el gobierno venezolano no permite establecer con claridad una razón, sin embargo ese silencio apunta a hacia varios escenarios.

Por una parte, pareciera que existiera una excesiva cautela por parte del gobierno nacional para asumir un caso tan polémico, pero que además es un caso que de ser asumido representaría un rumbo muy firme y radical como política de Estado.

Yo creo que dentro del gobierno hay componentes reformistas que no desean transitar ese camino. Creo que hay componentes dentro del gobierno que prefieren conciliar con el imperio para que nuestro proceso revolucionario no esté marcado, sino que vaya a mitad de camino y no desentone con el escenario político internacional y con el contrincante.

Estos sectores no desean ir a una política de confrontación con el imperio.

Yo estoy en total desacuerdo con ese enfoque, de ser ese efectivamente así, porque ya estamos viendo lo que le pasó a Gadafi por procurar un acercamiento con el imperio.

Hay otro componente muy importante: el lobby sionista, porque Ilich es un preso con unas características muy particulares. Es un internacionalista que practicó fielmente la unión de los factores revolucionarios en contra de un mismo enemigo. y eso el imperio no se lo perdona.

El hecho de que un venezolano luchara por el pueblo palestino, contra el sionismo, uniéndose a japoneses, alemanes, vascos, latinos, suizos, entre otros, es de lo más peligroso para el imperio.


-Como cuando atacaron al Mavi Mármara (1)...

-Si. Porque el imperialismo está claro que su estrategia de triunfo es desunir a su enemigo para vencerlo. “Divide y vencerás”. Ellos no toleran a nadie que impulse esa misma estrategia en su contra.

El problema que hay con Ilich es que él es un enemigo que el imperio desea destrozar y hacerlo ver como utópico porque lo más peligroso que puede haber para ellos, y de allí la política de invisibilizarlo, es que se llegue a crear con Ilich un ícono, una figura a ser seguida por la juventud revolucionaria (2).


-Después de la carta del presidente Hugo Chávez ¿Qué más ha hecho este gobierno para ayudar a Ilich aparte de la simbólica correspondencia?

-Es que yo creo que el presidente como líder de este proceso ciertamente tiene que simbolizar, tiene que dar las señales claras que deben ser implementadas por el gobierno, por su aparato burocrático. Yo creo que Chávez, en ese sentido, ha sido claro. Inclusive, yo creo que el presidente ha mencionado a Ilich cuando -quizás- no ha sido prudente, desde un sano punto de vista.

Yo no creo en la política kamikaze, yo no creo que uno deba ser siempre frontal y agresivo en la política.

Para mí, Chávez ha sido consecuente y ha emitido los pronunciamientos que a su vez son lineamientos a seguir por sus colaboradores en el gobierno. Donde yo creo que ha habido la enorme falla ha sido dentro de ese aparato gubernamental, por razones que pueden ir desde diferencias ideológicas claras con Ilich, hasta posiblemente el temor de tener éxito una gestión del gobierno para recuperar a Ilich y algunas figura que en estos momentos pudieran ser emblemáticas para el gobierno tendrían que tener un contrapunteo ideológico con un revolucionario de la talla de Ilich, lo cual no creo que les agrade mucho.

Además que yo creo que Ilich ayudaría a desbaratar la figura de algunos que se dicen revolucionarios dentro de este proceso.


-Se han hecho manifestaciones auspiciadas por la oficialidad gubernamental venezolana a favor de los 5 héroes cubanos ¿Por qué no se ha hecho ninguna de este tipo por Ilich? ¿Acaso no es también un héroe?

-Por supuesto que lo es, para los revolucionarios lo es.

Hay varios factores que hay que tomar en cuenta. Por una parte, Cuba es un socio estratégico para el gobierno venezolano y eso es entendible. Ha sido un soporte ideológico, logístico para nuestro proceso revolucionario y yo entiendo que el gobierno cubano ha planteado, en el buen sentido de la palabra, un quid pro quo (2), es decir “yo te ayudo a fortalecer y consolidar el proceso revolucionario y ayúdame con una serie de cosas”, entre ellas el esfuerzo internacional por la libertad justa y merecida de los 5 cubanos.

Ahora, yo percibo, por otra parte, que hay un lobby sesgado en el caso de los 5 cubanos, que maneja enormes cantidades de dinero. Yo no se si eso ha producido un sesgo, un afán por darle una excelente cobertura a ese caso. Mientras, lamentablemente el lobby de Ilich no cuenta con ninguna institución del Estado que le esté dando apoyo.

El caso de los 5 héroes cubanos ha sido muy fácil de aceptar y de seguir por el pueblo cubano, porque son 5 coterráneos que fueron a Estados Unidos -EEUU- a combatir grupos terroristas que amenazaban a su patria.

En cambio Ilich es un venezolano que se fue a Europa, desconocido para el resto del pueblo venezolano pero que luchó contra un enemigo que lo es de nuestro proceso, aunque no de manera directa. Es decir Ilich no luchó contra quien subyugaba al pueblo venezolano directamente, como quienes lideraban el Pacto de Punto Fijo, o quizás hasta contra los estadounidenses, por ejemplo.


-Pero los de acá eran títeres de estos poderosos...

-Es correcto. Ilich se fue a luchar a un escenario internacional que, para mí, ha sido también un factor para que el pueblo venezolano no se sienta compenetrado con la lucha de Ilich, porque posiblemente ni la entienden (3).


-Eso fue lo que hizo el Che

-Claro, pero el Che contó con una Revolución cubana conciente de la importancia de su figura y que lo exaltó. Lamentablemente, Ilich practicó su militancia revolucionaria en la época que Venezuela tenía un gobierno de signo contrario. Aunque tampoco hoy se ha llegado a entender su talante revolucionario.

El comandante Chávez lo ha dicho, pero una buena parte de los que están a su lado no tienen esa compresión de la figura revolucionaria de Ilich.

Fíjense que hay algo curioso con el lobby de los 5 cubanos. En la isla se han generado importantes movilizaciones, de los propios cubanos, de sus ciudadanos en el exterior y otras comunidades amigas. Pero yo realmente no he visto una manifestación masiva del pueblo venezolano a favor de los 5 héroes cubanos.

Es un lobby que también se basa en las grandes figuras del gobierno y en movilizaciones puntuales quizá hasta oportunistas. Ese lobby no ha llegado a calar de manera espontánea en nuestro pueblo.

Si esa campaña no lo ha logrado contando con Un grano de Maíz, Debate Socialista, La Hojilla, Dossier, por mencionar algunos de los medios que permanentemente mencionan el caso de los 5 héroes cubanos, imagínense cómo podemos hacer con el caso de Ilich.


-La lucha de Ilich al igual que la de Fidel y el Che fue una lucha contra el imperialismo, una lucha armada ¿Por qué se condena una y se exalta la otra?

-Peor aún, dentro de este proceso hay una condena contra la lucha armada.


-El Che es usado como una figura utópica, idílica. Lo que hizo parece no importar y olvidamos que la lucha armada tenía un propósito ¿Esperamos que Ilich se muera para convertirlo en un mártir revolucionario?

-Yo he advertido claramente que cualquier farsante, que en este momento tenga un alto cargo en el gobierno y que no haya hecho absolutamente nada por Ilich, que pretenda usurpar su figura luego de muerto va a ser denunciado de forma vehemente por la familia y el movimiento que se está generando y que está creciendo a favor de Ilich.

Nosotros, a esos traidores a la causa revolucionaria no les vamos a permitir erigirle estatuas, bustos, cantos a Ilich después de muerto, bien sea por causas naturales, o por acciones inducidas por los franceses, o por el imperialismo

Todo aquel que vaya a pretender posteriormente proyectar la imagen de Ilich, hacer uso de su imagen para impulsar una conducta revolucionaria, deberá demostrarlo previamente en vida. En eso somos tajantes.

Vamos a estar claros, esa criminalización de la lucha armada es algo perverso. Inclusive, algunas personas que apoyan a Ilich mediáticamente llegan a señalar que los 5 héroes cubanos no llegaron a empuñar un arma y que no están acusados por homicidio o actos de terrorismo ¡Perdónenme!

Las personas que, como los 5 cubanos, cumplen funciones de inteligencia o contrainteligencia forman parte de un aparato mucha grande, el militar.

Ellos mismos forman parte de una maquinaria de defensa y ataque.

Es perverso, es maniqueo, es una manipulación burda y deformante de la militancia revolucionaria, pretender hacer ver que a los 5 héroes cubanos hay que defenderlos porque jamás dispararon un arma y entonces criminalizar a todos los luchadores antiimperialistas que entromparon directamente al enemigo.


-¿Qué decir de esas personas que llevan una franela con la cara de Fidel o el Che (que empuñaron las armas) y criminalizan la lucha de Ilich?

-Es que los cubanos no llegaron al poder vendiendo estampitas de la caridad. Ellos llegaron matando a sus rivales, porque era una guerra.

Es un discurso acomodaticio.


-El movimiento que se manifiesta a través de la campaña por la liberación de los 5 héroes cubanos ¿apoya la lucha por la repatriación de Ilich?

-Jamás. Ellos lo tienen clarito como estrategia. Quieren deslindarse de la causa de Ilich. Nosotros en cambio, que no somos mezquinos en la solidaridad, si apoyamos la causa de los 5 cubanos y sí queremos que salgan de la cárcel.


-Es de suponer que las empresas privadas de información en Venezuela, que hacen abierta oposición al gobierno, se refieran a Ilich como “terrorista”, pero por qué en medios del Estado recurren a este adjetivo para referirse a un revolucionario internacionalista?

-Esas son conductas inexplicables entre quienes se dicen revolucionarios. Porque me pueden hacer la pregunta para generar una respuesta explicativa, eso es entendible. Pero lo que preocupa es que observo en figuras del gobierno y de los medios de comunicación públicos progubernamentales que realmente hay prurito con respecto al uso de la violencia en la vida revolucionaria de Ilich.

Y yo me pregunto ¿Qué clase de revolucionarios tenemos nosotros, que creen que la lucha revolucionaria se basa en una actitud de centro comercial?

Uno no puede pretender enfrentar a un enemigo sanguinario, implacable como es el imperialismo con un discursito blandengue: “yo te voy a enfrentar y voy a tratar de tumbarte, pero si no lo logro, seguimos siendo amigos”. Estos señores no se comen ese cuento. O ellos acaban con nosotros o nosotros acabamos con ellos. Esa es la realidad de la guerra.

Ahora ¿Por qué altas personalidades dentro del gobierno están optando por ese discurso bobalicón, genuflexo? Yo no lo entiendo.

Si me llama la atención que, por ejemplo, en el caso de la lucha que llevaron a cabo los 5 héroes cubanos, se enfrentaron a los grupos anticastristas en EEUU. Ilich se enfrentó contra el sionismo. Son dos enemigos muy diferentes.

El anticastrismo es un enemigo de menor tamaño, de menor peligrosidad que el sionismo. Y yo si creo, definitivamente, que el sionismo tiene sus tentáculos dentro del gobierno. Tiene sus actores claramente identificados y que están trabajando a favor de sus intereses.


-¿Por qué lo dice?

-Porque a mi me ha toca, en reuniones de grupos de solidaridad, evidenciar cómo hay factores de la izquierda que se paran y dicen, por ejemplo, que ellos consideran que no es conveniente mencionar en la campaña a favor de Ilich al sionismo, o criticarlo porque eso puede levantar roncha entre la gente.

Pero es que Ilich enfrentó al sionismo y el sionismo es genocida. Entonces ¿Cuál es el problema en denunciarlo?

Hay esa actitud medio extraña de una izquierda revolucionaria, más bien de centro izquierda, que no puede ser revolucionaria. El caso de Ilich es un caso incómodo para la gente, porque con él no puede haber posiciones ambiguas.

Una persona con cinco dedos de frente no puede decir “Ilich no es terrorista, no es revolucionario, no tengo ninguna opinión al respecto”.

Bueno lo pueden decir. Lo que viene a significar que es un tarado mental, que no tiene opinión sobre absolutamente nada en la vida.

Mucha gente en este proceso se niega a opinar sobre Ilich, porque para ellos Ilich es un terrorista y estarían fijando su posición.

Y recordemos que en el campo revolucionario, la izquierda siempre dice lo que piensa y siempre formula sus tesis políticas. La derecha no. La derecha se esconde. La derecha evita el debate y fijar posiciones.


-¿Es el gobierno francés el único responsable de la situación que ha vivido y vive Ilich?

-En lo absoluto.

En estos momentos el más responsable de lo que le está pasando a Ilich es el gobierno venezolano. Que con su silencio le permite al gobierno francés hacer lo que le venga en gana con Ilich. Que no hay nadie ni nada en el mundo que los pueda frenar.


-¿Además de los llamados públicos, Brisa se ha dirigido de manera formal a los organismos competentes del Estado venezolano?

-Varias veces. Nosotros nos hemos dirigido de manera particular a la Cancillería y a la Defensoría del Pueblo, cuya ley orgánica establece (4), de manera inequívoca que la defensoría tiene la obligación de defender a cualquier venezolano residente en el exterior, cuyos derechos sean violentados.

Ilich reside, aunque si bien es cierto de manera ilegal porque fue secuestrado, en Francia. Lo que le pase a Ilich es responsabilidad del gobierno francés.

Entonces el Estado venezolano está en la obligación de brindarle apoyo a su ciudadano y no lo ha hecho la defensoría. No lo hizo siendo Germán Mundaraín y tampoco lo ha hecho Gabriela Ramírez.

No han dado ninguna respuesta o cuando se han producido han sido respuestas ambiguas, “blandengues”, que no apuntan a ninguna solución.


-Tenemos entendido que algunos parlamentarios del extinto congreso le prestaron algún tipo de asistencia a Ilich...

-Eso es triste. Porque cuando Ilich hizo la primera huelga de hambre en noviembre de 1998, hace casi 13 años, tuve que recurrir al viejo congreso. En la cámara de diputados no me atendieron y en la del senado si. Y parece mentira, recibimos una mayor receptividad de los senadores copeyanos, que la que estamos recibiendo ahora de los parlamentarios revolucionarios del Psuv.

Yo me pregunto cómo es posible que pasaran 13 años y que Ilich haya tenido que repetir la misma medida de presión drástica, que se justificaba y se entendía en un gobierno de derecha, pro-sionista, aliado a Francia; y ahora en un gobierno revolucionario, él tiene que hacer exactamente lo mismo y sus condiciones han empeorado.


-¿A quién le duele Ilich Ramírez Sánchez?

-A los revolucionarios.


-¿Por qué es un preso de conciencia?

-A Ilich lo agarran en Sudán y no lo matan, optan por el secuestro, porque el imperialismo necesitaba acabar con su ejemplo y derrotarlo moralmente, porque él había transmitido con su accionar el mensaje del internacionalismo activo.

Ilich empezó por la formación intelectual, trascendió a la lucha armada y el secuestro lo devolvió al campo del análisis y él está en su trinchera. Bien equivocados quienes creen que Ilich está anulado en esa celda.

La gran frustración que tienen los franceses con Ilich es que ellos esperaban, para esta época, tener una piltrafa en esa celda, que hubiera renegado de la lucha, que hubiera pedido perdón, que a lo mejor hasta estaría libre si hubiera “cantado” y traicionado a todo el mundo; pero en cambio, se consiguen con un revolucionario de talante histórico que cada vez que se para delante de los jueces los denuncia por genocidas, porque son ilégitimos jueces de él, por secuestradores, por imperialistas. Ese “chin-chín” lo ha mantenido durante 17 años.


-¿Cómo viola el Estado francés los DDHH de Ilich?

-Primeramente con haber cometido el secuestro y una privación de libertad ilegal.

Segundo. Las condiciones en las cuales lo han tenido preso en las cárceles, aislamiento durante largos períodos de tiempo, muchísimo más allá de lo establecido en las leyes y convenios internacionales.

Tercero. Le han privado de muchos derechos que le corresponden a los privados de libertad, al margen de la condición de ilegalidad de su estado. Me refiero a la negación de la posibilidad de estudiar. Además, no ha podido disfrutar de las visitas conyugales, en una acción perversa hacia Isabel e Ilich.

Cuarto. A Ilich lo han golpeado en diversas ocasiones. Lo han mandado a agredir con otros presos. Ha sufrido agresiones por parte de algunos guardias.

Lo trasladaban en un cajón metálico, no una jaula, sino en un baúl metálico de 90cm x 90cm de base y 1,50m de alto, con paredes sólidas, con un “huequito” por donde lo veían.

Lo encerraban ahí, en cuclillas, porque Ilich mide 1,80m y él no cabe dentro del cajón. Además estaba esposado por la espalda y ha tenido que ir en esa posición durante tres horas aproximadamente, que es lo que dura el traslado desde la cárcel hasta el tribunal.

No bastando con eso, lo han devuelto entre 15 y 20 minutos después de llegar al tribunal, porque la convocatoria del juez se genera no para un trámite específico, sino como excusa para generar el traslado, para el método de tortura.

En ocasiones, le han retenido su correspondencia. Hubo una época en que lo torturaron mediante una técnica de privación de sueño (en la que le prendían y apagaban la luz cada hora, todas las noches, durante un año).

Esto constituye las violaciones en cuanto a las condiciones de la cárcel. Adicionalmente están las violaciones a sus derechos como procesado. Ante las cuales cualquier funcionario que esté medio decidido en este gobierno a enfrentar esas irregularidades, tiene un terreno abonado para iniciar acciones en contra del Estado francés.


-Entonces ¿es el Estado venezolano el que viola el derecho a la defensa de Ilich?

-Directamente, no.

Es cómplice del Estado francés al no ejercer sus deberes constitucionales de defender a un venezolano y de denunciar cualquier violación de los DDHH de cualquier ciudadano.

No es directamente el Estado, ni el gobierno los que violan los DDHH de Ilich, mediante el ejercicio de una acción, lo están haciendo por omisión, porque no están haciendo absolutamente nada para impedir la violación de los DDHH de Ilich.


-¿Por qué ustedes insisten en la figura de la repatriación?

-La única salida viable para devolver a su estado legítimo de libertad a Ilich es que se le envíe a su patria. Los franceses que han demostrado no respetar el orden internacional, ni las leyes, ni los DDHH y que además, con cinismo, violentan las normativas en la cara de todo el mundo, son capaces de inventar cualquier ardid para hacer con Ilich lo que les de la gana.

Hay una medida que estaríamos dispuestos a negociar y es el intercambio de presos franceses por Ilich y después nosotros presentaríamos los argumentos de por qué él no debería estar privado de libertad, pero en su patria.

El único delito por el que condenan a Ilich es por homicidio, no por terrorismo; sin embargo, los franceses hacen una excepción al convenio con Venezuela en materia de intercambios por considerar a Ilich un terrorista.


-En declaraciones a los medios, Ilich plantea que tiene información sobre jefes de Estado franceses que colaboraron con él en los movimientos de liberación Palestina ¿Es ésta una razón para someterlo como lo hacen?

-Por supuesto. A Ilich le tienen mucho miedo. Él no ha usado esa carta, porque el día en que la use ya no tendrá utilidad para él, pero Ilich escribió sus memorias hace unos años y entregó 2 ejemplares a personas que no conozco, ni se quiénes son. Él giró instrucciones de que 20 años después de su muerte se publicarán.


-¿Autoridades palestinas han hecho alguna manifestación de apoyo a favor de Ilich?

-Hemos tenido información de que han habido gestiones extraoficiales por parte de componentes palestinos para ayudar a Ilich. Quienes se manifestaron abiertamente fueron los grupos revolucionarios palestinos.

En la actualidad, tanto la Autoridad Nacional Palestina como Hamas son de derecha, no son la izquierda de esta nación. Inclusive cuando Ilich hizo su primera huelga de hambre quien le insta a finalizar este propósito fue el Doctor George Habash, uno de los líderes históricos del Frente Popular para la Liberación de Palestina (ahora fallecido).

Creo yo, que por lo complicado de la situación palestina y su búsqueda del reconocimiento internacional, han manejado el lobby tras bastidores. Que de paso, sea dicho, era lo que yo consideraba correcto hacer por parte de nuestro gobierno.


-¿Aquel gobierno ha hecho lo que el nuestro no?

-Eso es correcto. Yo jamás he pedido que nuestro gobierno salga frontalmente a solicitar a Ilich. Estas cosas se hacen tras bastidores, se hacen con negociaciones, como están acostumbrados a hacerlo los franceses con muchos gobiernos, como lo hacen los gringos con los iraníes, con los cubanos, con los norcoreanos. Esa es una real politic aceptable.

Aquí por el contrario y creo que ha sido impulsado por factores dentro del gobierno, con vínculos muy claros con el sionismo, sobreexpusieron el caso de Ilich para hacerlo inmanejable.

Tenemos comunicadores sociales afectos al gobierno que son especialistas en eso y lo hicieron a propósito. Llevaron el caso de Ilich a una sobreexposición para hacerlo inmanejable. Y lo lograron.

Denuncio que factores expertos en el área comunicacional dentro de este gobierno le llevaron la contraria a esa estrategia a propósito y creo yo que lo hicieron para complacer requerimientos del lobby sionista en este país.

El caso de Ilich era para tratarlo de forma subterránea.

Yo no habría tenido ningún inconveniente en no aparecer públicamente, si éste gobierno hubiera hecho lo que tenía que hacer.

----


El 1ero de noviembre de 2011, el movimiento Brisa convoca a una concentración en solidaridad con Ilich Ramírez, para exigir la intervención del Estado en la defensa del revolucionario venezolano secuestrado y retenido ilegalmente en París, durante 17 años por el gobierno francés.

Lugar: Defensoría del Pueblo, AV. MÉXICO, PLAZA MORELOS, EDIF. DEFENSORÍA DEL PUEBLO, AL LADO DE LA ESCUELA EXPERIMENTAL VENEZUELA/ Hora: 12 m.


--------------------------

Nota de los autores: Estamos convencidos de que la crítica y la autocrítica son necesarias para el avance de la revolución. Con ese espíritu está hecho este trabajo periodístico. NO AUTORIZAMOS A NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN BURGUÉS, CAPITALISTA, DE DERECHA, A REPRODUCIR ESTA INFORMACIÓN, NI TOTAL NI PARCIALMENTE.


(*) Periodistas

[email protected] / @icarpio/ [email protected] / @ernestojnavarro

----

Para ampliar informaciones:

  1. Mavi Mármara. Barco turco integrante de la Flotilla de la Libertad, en la que varios activistas de todas partes de la orbe se dispusieron, el 31 de mayo de 2010, alcanzar las costas de la Franja de Gaza en una misión humanitaria atacada por los ejércitos israelíes con un saldo de 9 activistas turcos asesinados (uno, de nacionalidad estadounidense).

  2. Quid pro cuo. Del latín «algo por algo», o «algo a cambio de algo», según DRAE.

  3. Vladimir Ramírez. “Haciendo una lectura concienzuda del discurso del Che Guevara Dos, tres, muchos Vietnam. Él denunciaba en el año 1966 el dolor que sentía por ver la heroica lucha del pueblo vietnamita, pero la realidad era que ese pueblo estaba totalmente solo. El mundo revolucionario no se había levantado en armas junto con ellos, para enfrentar ese rival, sino que lo dejaron solo y a su suerte”.

  4. Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo, Artículo 29 Atribuciones del Defensor o Defensora del Pueblo. Parágrafo 17: Proteger y defender de oficio o a petición de parte, a los venezolanos o venezolanas residentes o en tránsito en el exterior, contra violaciones a sus derechos humanos, mediante la utilización de la vía diplomática o judicial internacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6298 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n191663.htmlCUS