Un nuevo número de COMUNA: Pensamiento critico en la revolución

PINCHA AQUÍ PARA LEER LA REVISTA COMUNA

Un nuevo número de COMUNA: Pensamiento critico en la revolución está en las calles. En esta oportunidad abordando en cada una de sus páginas un tema central para la construcción del socialismo del siglo XXI la indisoluble unidad dialéctica entre democracia y socialismo. Esta es una temática de especial interés para los bolivarianos quienes desde el comienzo planteamos, que la nuestra, sería la primera experiencia de construcción revolucionaria de socialismo en un marco de elecciones permanentes, propias de la democracia liberal. A partir del proceso constituyente la noción democrática se amplió respecto a la democracia liberal burguesa y asumimos la democracia participativa como eje de construcción política, económica y social. La democracia participativa y protagónica es realización de un nuevo Estado desde abajo. Esta creación contingente demanda diálogos abiertos, francos y sin restricciones para hacer realidad el socialismo del siglo XXI. Ya no se trata de una imposición de dioses amos o tribunos sino de una hermosa creación dialógica de los desheredados de siempre; privados por cierto del bien humano fundamental: la palabra.

Esta lógica discursiva y de acción lleva implícito un quiebre con buena parte del socialismo que conocimos que colocó en primer orden, entre otras cosas, la realización de un proyecto burocrático que menoscabó libertades políticas fundamentales como el disenso, la crítica y la opinión divergente. En América los camaradas cubanos han desarrollado su propia experiencia con creatividad y compromiso en un contexto de bloqueo económico y acecho político-militar, camino que les ha permitido sostener la revolución después de la caída del muro de Berlín y seguir siendo inspiración para los revolucionarios internacionalistas nuestroamericanos, los nuevos vientos que soplan en la Isla anuncian una nueva prueba, esperamos que los resultados sean positivos. Las experiencias Boliviana y Ecuatoriana representan caminos convergentes pero propios de construcción del socialismo hoy.

El socialismo del siglo XXI no es ni calco ni copia de lo conocido aunque no niega el aporte histórico de estas experiencias. Ciertamente los revolucionarios cerramos filas ante el enemigo interno y externo pero ello no implica de manera alguna asumir como nuestro el silencio ante lo injusto o ante aquello que va en contra de la esencia de la acción revolucionaria. Lograr desarrollar la democracia socialista es el gran reto de las transformaciones de este siglo.

Realizarla implica estar presente en cada pequeña batalla contra el orden opresor que se niega a morir, sin posiciones complacientes hacia la burocracia, quien como siempre, se opone a las justas luchas sociales que se fraguan para profundizar la revolución bolivariana.

Desde esta perspectiva aceptamos la invitación del camarada Jorge Valero para desarrollar un conjunto de documentos que subrayaran esta construcción democrática del socialismo venezolano en el presente. Este volumen reúne buena parte de este esfuerzo que hoy decidimos colocar en sus manos bajo el título de “Democracia y Socialismo”.

Esperamos que el contenido de este número de la revista contribuya a mantener y avivar la llama del socialismo democrático en la revolución bolivariana.

Luis Bonilla

Director-Editor


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9329 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)

US N /actualidad/n185876.htmlCUS