(Fotos) Conozca las máquinas de SmartMatic y sepa cómo se votará el 15 de agosto

Nota de Aporrea: Esta información fue publicada ayer en la página Web de RNV, pero por su importancia didáctica hemos considerado necesario su publicación.

Imagen adjunta
Ing. Antonio Mujica, presidente de SmartMatic, junto a la máquina de votación, en su estado bloqueado (Esta y todas las imágenes tomadas de VTV)
En la noche de este domingo 13 de junio, el periodista Ernesto Villegas entrevistó al ingeniero Antonio Mujica, presidente de la empresa SmartMatic, la cual es la responsable de las máquinas de votación usadas en el proceso de automatización electoral que afecta a los próximos referendos revocatorios. SmartMatic forma parte del Consorcio SBC, del cual forman parte también las empresas Bizta y Cantv.

"La máquina es muy portátil, lo cual facilita el proceso de logística relacionado con los procesos electorales", indicó Mujica. Pesa alrededor de seis kilogramos y es una máquina de cuarta generación, con pantalla "touch screen" (sensible al tacto). Imprime un voto físico en un papel térmico especial, que permite auditar el proceso de votación. "La electrónica interna de la máquina fue diseñada desde su inicio para eventos electorales, con características de seguridad muy peculiares y dedicadas para estos casos."

Mujica desmintió la información de que esta máquina se ha usado sólo como máquina de lotería. Y si bien la máquina nunca ha sido usada en procesos electorales, Mujica asegura que máquinas similares sin sistemas de seguridad han sido usadas en otros procesos electorales alrededor del mundo de forma muy exitosa.

"Esta máquina la fabrica Olivetti, subcontratamos a esta empresa para que utilice sus fábricas en Roma para crear estas máquinas. Olivetti fabrica, entre otras muchísimas cosas, de tecnologías que se usan para loterías", lo cual pareciera indicar que ese es el origen del rumor expuesto por algunos sectores.

user posted image















Mujica explicó que habrán máquinas de demostración a través de todo el país en centros comerciales, plazas y otros lugares, así como una campaña educativa que realizará el Consejo Nacional Electoral.

user posted image















Habrán 20 mil máquinas instaladas el día del referendo revocatorio, además de mil de reemplazo; todas serán custodiadas por el Plan República. Cada máquina está registrada en el Centro Nacional de Totalización, de tal forma que si una máquina que no esté registrada intenta conectarse para añadir votos, simplemente no será registrada.

Diferencias con las máquinas usadas antes
Mujica indicó que estas máquinas son completamente distintas a las que utilizó el CNE hasta el último proceso de votaciones, llamadas "de tercera generación." En las máquinas de tercera generación, "uno votaba a mano y después la máquina leía la papeleta con un escáner óptico. Esa tecnología tenía un problema intrínseco muy importante, y es que cuando uno introduce la papeleta, la máquina comete muchos errores." Mujica afirma que las máquina viejas fallaban entre un cinco y un quince por ciento al leer las papeletas, lo cual causaba peligros en la lectura de los votos.

"Las nuevas máquinas evitan eso al permitir votar directamente en la pantalla", señaló Mujica.

Cómo se votará
En el programa de Villegas se realizó una muestra del proceso de votación.

Como es tradición, el presidente de la mesa electoral estará, junto al resto de los miembros, sentado en la misma, con el cuaderno de votación y la urna electoral. Todos ellos estarán apartados de la máquina, que es donde votará la persona. En la "simulación", Villegas representa al presidente de la mesa electoral y Mujica es el votante.

Un nuevo aditamento que tendrá el presidente de la mesa electoral será un aparato con un botón, que está conectado a la máquina electoral.

user posted image















Paso 1: el votante llega a la mesa y le entrega su cédula de identidad al presidente de la misma.

user posted image















Paso 2: el presidente de la mesa busca en el cuaderno de votación al votante, y si aparece, le permite al votante firmar y estampar su huella dactilar en el mismo indicando que ejercerá su derecho al voto.

user posted image















El presidente de la mesa conserva la cédula mientras la persona ejerce su derecho al voto. Hasta este punto, el proceso no se diferencia mucho del proceso de votación tradicional.

Paso 3: En este momento, el presidente de la mesa oprime el botón conectado a la máquina electoral, el cual desbloquea la máquina y le da autorización al votante de ejercer su derecho al sufragio.

user posted image















Al oprimirse el botón, se emite un pitido claramente audible que permite que todos -miembros de mesa y testigos, quienes deben estar en el lugar- sepan que la máquina se activó para que una persona ejerza su derecho al voto.

user posted image















Paso 4: el votante se acerca a la máquina para ejercer su derecho al sufragio. Evidentemente, la máquina estará en un lugar adecuado que permita ejercer el voto de forma secreta, como ordena la Constitución. "Yo voy a estar sólo, nadie va a estar viéndome mientras ejerzo el derecho al voto." La máquina podría estar hacia una pared o con una cabina de seguridad.

user posted image















Paso 5: El votante presiona el botón que corresponde a la opción que apoye en el referendo.

user posted image















Puede observarse que la pantalla de la máquina (la cual no se ve muy bien debido al ángulo de la toma) muestra la pregunta del referendo, así como dos cuadros con las opciones "Sí" , "No" y un último botón abajo, llamado "Votar".

user posted image
















El votante debe presionar cualquiera de los dos botones (ya sea "Sí" o "No"), para indicar cual es la opción por la cual desea sufragar. La opción presionada se resaltará.

En ese momento, el sufragante todavía puede cambiar su voto; es decir, si la persona se equivoca y oprime "No", puede cambiarlo oprimiendo "Sí" (o viceversa) tantas veces como lo desee.

Paso 6: Una vez activada la opción que le interese, el sufragante debe oprimir el botón "Votar" para finalizar la votación.

user posted image














Al presionar "Votar", suena un pito que le indica a todo el mundo que ya el votante finalizó el proceso. Entonces, se imprime el voto físico.

user posted image
















"El voto físico es un papel donde aparecen todos los datos sobre el evento: Consejo Nacional Electoral, Referendo 2004. También sale un código que corresponde a ese centro de votación, a esa mesa y a ese tomo. Sale un código de seguridad que es muy importante porque evita la falsificación del voto. Esto se imprime en un papel de seguridad donde sale la pregunta, y la respuesta que yo coloqué."

user posted image
















Paso 7: el votante toma el papel, verifica que la pregunta sea correcta y la respuesta sea aquella por la cual se votó. Dobla el papel para garantizar la privacidad del voto, se regresa a la mesa electoral e introduce el voto en la urna frente a los miembros de mesa y testigos.

user posted image















Nótese que una vez que el sufragante oprime el botón "Votar" y suena el pito de la máquina, no puede quedarse cerca de la misma, ello para evitar que un votante malintencionado, en complicidad con el presidente de la mesa, quiera votar dos o más veces. Los testigos deben estar pendientes de esto.

Paso 8: el miembro de la mesa electoral le devuelve su cédula de identidad al votante. Se le marca con tinta indeleble, de ser el caso, y se le permite al votante retirarse.

Contingencias y problemas a la hora de votar
Mujica explicó que hay cuarenta ingenieros buscando desde hace dos años soluciones para los problemas y casos de contingencia ("¿qué pasa si...?"), elaborando una guía al respecto; "hay dos mil quinientos casos de contingencia identificados, y para todos ellos hay una respuesta para que no se altere el proceso".

En el centro de votación habrá uno o varios operadores que reciben la máquina en la mañana, la conectan, y la desconectan al final del día. Además, ofrecerán sus servicios en caso de que algo malo le pase a la máquina. Son funcionarios de SmartMatic y no del Consejo Nacional Electoral. "Sus jefes son los miembros de mesa, y los operadores no puede hacer nada sin decírselo a ellos o sin que ellos se lo pidan."

Incluso hay planes de contingencia si la máquina se daña cuando se han introducido varios votos: el operador de la máquina llamará a un centro de llamadas de SmartMatic y pedirá una de reemplazo inmediato. "Hay mil camioncitos de Cantv en todoe el territorio nacional con mil máquinas de repuesto; este camioncito llevará, acompañado del Plan República, las máquinas de reemplazo. En ese momento hay un procedimiento de seguridad donde se sustituyen las máquinas y una memoria removible donde se llevan los votos se transfiere a la máquina nueva, con los votos de la máquina dañada."

Se usa una tecnología de memorias removibles diferente a los flash cards usados en el controversial proceso pasado de votación; dichas memorias ya están en Venezuela, y están dentro de la máquina por lo cual no es posible manipularlas sin abrirlas. Las máquinas sólo pueden abrirse con una llave a través de una cerradura, y sólo el operador de SmartMatic cuenta con la llave necesaria para abrirlas, en caso de ser necesario. Las memorias sólo se sacan en caso de que la máquina se dañe.

user posted image















Preguntas
Villegas: ¿Qué pasa si, en medio de la manipulación de las mesas electorales, alguien activa el botón de la máquina para activarla, no habiendo ningún sufragante todavía?

Mujica: la máquina se quedará esperando el voto por un espacio de tiempo prudencial (en las máquinas de prueba el tiempo es de un minuto) y, al no llegar nadie, la máquina se desactivará automáticamente.

Al desactivarse, la máquina imprime una papeleta indicando que "El tiempo de votación ha expirado. Solucite ayuda a un miembro de mesa." En esos casos, el votante lleva el comprobante al miembro de mesa, quien vuelve a oprimir el botón para activar la máquina y darle al votante otra oportunidad de ejercer su voto.

user posted image















¿Y si se oprime el botón y alguien se acerca a la máquina y vota sin tener el permiso? ¿O si el presidente de la mesa oprime el botón dos veces?

En el primer caso, "eso sería malo; queda emitido un voto", dijo Mujica. "Esta máquina dificulta aún más -comparada con los sistemas anteriores- la posibilidad de meter votos en forma fraudulenta o malintencionada. No lo elimina del todo pues alguien podría presionar dos veces el botón, por ejemplo; pero para eso deben estar atentos los testigos y los miembros de mesa."

Incluso en esos casos, el votante va a traer dos papelitos, o va a aparecer en el cuaderno de votación como si ya hubiera votado, lo cual debería permitir detectar el fraude.

Mujica explicó detalladamente por qué este sistema de todas formas es más seguro que los sistemas que existían previamente. Detalló que en un sistema manual es muy sencillo falsificar votos, ya sea a través de las actas o rellenando tarjetones. En las máquinas que usaba antes el CNE, era más difícil cometer fraude, pero una de las formas -explicó- era rellenando en la casa de alguien una serie de tarjetones electorales, llevarlos al centro de votación, lograr de alguna forma que los testigos se fueran e introducir los tarjetones en la máquina, pues -explicó- "las máquinas antiguas siempre estaban abiertas para recibir votos; esta máquina, en cambio, siempre está cerrada para recibir votos, y solamente se puede votar cuando el presidente de la mesa, en presencia de los miembros de la mesa y los testigos, la habilitan".

¿Y si se va la luz?
Las máquinas están conectadas a un sistema de respaldo de energía que les permitiría funcionar hasta por 16 horas. La jornada electoral durará menos de eso.

¿Se podrían acabar los papelitos?
La máquina emitirá hasta unos dos mil papelitos, pero nunca votarán tantas personas en una máquina. Se estima que habrá unos 600 sufragantes asignados por cada máquina de votación. En un mismo centro de votación habrán varias máquinas funcionando, pues se asigna una máquina por mesa y por tomo.

Cada máquina sabrá cuántos votantes tiene asignada, de tal forma que al llegar a ese número, la máquina se trancará y no permitirá que se añadan más votos.

El conteo manual
El sistema tiene dos conteos entonces: el conteo electrónico que lleva a cabo la máquina, y el conteo físico, que reside en los papelitos que la máquina imprime y que están guardados en la urna.

Mujica explicó que el conteo electrónico es el que llega al Centro de Totalización del CNE. "Al final de la jornada de votación, la máquina cuenta todos los votos e imprime un acta de escrutinio, donde se va a decir cúantos "Sí" y cuántos "No" hay, y cuantos votos fueron introducidos en esa máquina. Sale impresa un acta de escrutinio con un espacio para que firmen todos los miembros de mesa y todos los testigos. El acta se imprime por septuplicado (7 copias) para que todos los partidos políticos tengan una copia, así como otra copia que va para el Cufan."

"La máquina se conecta al CNE y envía los resultados, esa acta de escrutinio en formato electrónico, así como todos y cada uno de los votos con su valor, al centro de totalización en el CNE, donde se suman todos los votos para dar los resultados para dar los famosos boletines parciales hasta llegar al resultado final."

"No habrá totalización regional; al ser el referendo presidencial un evento de caracter nacional, la totalización la hace la Junta Nacional Electoral en el Centro Nacional de Totalización en Caracas."

"En el referendo a parlamentarios, sí habría totalización regional", indicó.

Auditoría en caliente
Los "papelitos" depositados en la urna son una copia más del voto que sirve para auditoría. Ante la pregunta de si se hará, esa misma noche, un conteo de los papeles físicos como auditoría, Mujica señaló que "quien decide eso es el Consejo Nacional Electoral, no nosotros. Esa es una de las discusiones más fuertes que hay ahorita, la llamada 'auditoría en caliente', y yo preferiría no entrar en detalles ahorita en especial porque diferentes personas tienen conceptos diferentes de lo que es 'auditoría en caliente'. Lo que es cierto es que allí están los votos (físicos) y se pueden auditar contra los resultados electrónicos."

Si hay alguna impugnación, sin duda alguna se puede usar estos votos para el reconteo y comparar el resultado con el electrónico. Mujica indica que la tecnología es la más auditable del mundo, y que estáran encantados de que se hagan siempre y cuando la hagan emrpesas serias.

Mujica indicó que los votos se imprimen en papel térmico, y éste tipo de papel en especial se fabrica en Alemania y está garantizado para durar 15 años siempre y cuando se almacene a menos de 50 grados centígrados.

El software, el traslado inicial y el inicio de la votación
Respecto al software, Mujica indicó que al ser terminado, la empresa lo certifica con tres grupos distintos e independientes: el grupo de desarrollo, el de datos y el de aseguramiento de calidad. Luego, el software es presentado al CNE para que éste lo certifique y se asegure de que hay cero votos en el software.

Entonces, se genera una imagen o matriz del software, que es la que se usa para programar cada una de las 20 mil máquinas. La programación se hace en un galpón de unos seis mil metros cuadrados y es, según Mujica, un proceso muy sencillo. Para cada máquina, un miembro del CNE certifica que el software que está en la máquina es el software adecuado, y que no hay votos resgistrados. Se imprime entonces un acta denominada "acta cero", se coloca en una caja completamente sellada con precintos o sellos de seguridad. Es entonces cuando la máquina se envía a los centros de votación.

En los centros de votación, los miembros de mesa y testigos tienen que asegurarse de que la máquina llegue sin los precintos violados; caso contrario, tendrán que solicitar una máquina de reemplazo.

Si los precintos están bien, el operador abre la caja, saca la máquina, la instala y entonces se imprime nuevamente un "acta cero" que certifique que no hay votos almacenados en la máquina. Es entonces cuando se inicia el acto de votación.

La transferencia de la información
Mujica indicó que la información se transmitirá al CNE vía telefónica y en algunos casos satelital, siempre en forma encriptada o codificada, "de una forma extremadamente dura, con clave pública/clave privada de 128 bits, la más fuerte que existe. Romper ese código para poder modificar los datos requeriría, para una sóla máquina, de un centro de computación gigantesco con todas esas computadoras tratando, por 24 horas, de romper el código."

Nadie, ni Cantv tendrá acceso a ver o a modificar esa data. "Es la misma encriptación que usa un banco en Nueva York para tranferirle cantidades millonarias de dólares a un banco en Hong Kong a través de las redes públicas de telecomunicaciones, y eso es algo que pasa a diario en el mundo, y han habido sólo unos dos casos en los últimos 40 años de intercepción de datos."

¿Y para las elecciones regionales?
Mujica explicó que en las elecciones regionales hay un tarjetón electrónico, sensible al tacto y muy similar a los que se usaban antes, que eran de papel. Dicho tarjetón tendrá todos los partidos políticos y sus candidatos; se conecta a la máquina, se presiona en ella y se presiona "Votar". 
 
 
 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 10369 veces.

La fuente original de este documento es:
RNV (http://rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=15&t=6034)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n17549.htmlCUS