Sesión Plenaria del Consejo Ejecutivo de la UNESCO

Intervención de Luis Damiani a nombre de la República Bolivariana de Venezuela en el debate temático sobre: “Diálogo Intercultural y Cultura de Paz”

11 de octubre de 2010.- Intervención de la República Bolivariana de Venezuela realizada el día de hoy durante el Debate Temático de la 185° sesión del Consejo Ejecutivo de la UNESCO,a cargo del Viceministro de Desarrollo Académico del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Luis F. Damiani

 
Palabras del Viceministro de Desarrollo Académico del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria

Luis F. Damiani

Señora Eleonora Mitrofanova, Presidenta del Consejo Ejecutivo

Señora Irina Bokova, Directora General de la UNESCO

Representantes y Delegados Permanentes

Señoras y Señores

Saludamos los valiosos aportes de los distinguidos ponentes de Namibia, Marruecos y Tatarstan.

Creemos que el diálogo intercultural y la cultura de paz, deben ser los fundamentos por excelencia de la UNESCO para enfrentar la dominación y la hegemonía cultural de las grandes potencias que han sojuzgado a la humanidad a lo largo de toda su historia.

Forjar la construcción de un mundo multipolar en pro de la paz, llevó a Venezuela a romper con la pasividad histórica que caracterizó sus relaciones con el mundo, en el cual el elemento fundamental fue la mediatización y subordinación a los intereses geopolíticos del capital.

Estamos obligados a señalar que dentro del actual contexto internacional, promover la interculturalidad y una auténtica cultura de paz, para construir la paz real, pasa por:

• El mejoramiento de la calidad de vida de 2.500 millones de personas que sobreviven con menos de 2 euros al día y 854 millones que pasan hambre

• Garantizar el acceso al agua potable a 2.400 millones de personas

• La creación del Estado Palestino

• El cese del bloqueo contra Cuba

• El retiro de las tropas extranjeras en Irak y Afganistán

• Restituir el equilibrio entre el hombre y la naturaleza para mitigar los efectos del cambio climático

• Enfrentar la manipulación mediática, enemiga de la democracia, de la libertad de expresión y de los valores culturales de los pueblos

Nuestros gobiernos no sólo deben atacar las causas aparenciales de la violencia sino también las causas estructurales que la producen y que permitan la construcción de una paz duradera. Nuestras políticas públicas, deben trascender lo discursivo y proponer un cambio estructural de nuestras sociedades, combatiendo el modelo de organización social capitalista.

Con los programas sociales de la Revolución Bolivariana, hemos logrado transformar las condiciones materiales de vida y existencia de los sectores más vulnerables de nuestro pueblo, lo cual nos ha permitido cumplir con los Objetivos del Milenio.

La cultura de paz no puede ser aparencial. La idealización de una cultura de paz significa ocultar una realidad que promueve constantemente las desigualdades y los conflictos. Por consiguiente, la paz debe ser “construida no solo sobre el fundamento de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad sino también social y humana”.

Saludamos el proceso de reforma de la UNESCO emprendido por la Directora General en la búsqueda de un modelo más eficaz para la construcción de la paz. En respuesta a su demanda de orientaciones para este objetivo, consideramos que en las áreas de competencia de esta Organización, ciencias, filosofía y educación, se aboquen a producir conocimiento sobre las verdaderas causas de la guerra, la violencia y el conflicto social, para que este pueda guiar y orientar una práctica eficaz de nuestros pueblos en la construcción de la paz.

El Ministro Geingob de Namibia propuso ante esta asamblea: “transformar la manera de ver las cosas”. Esto significa cambiar las categorías y los instrumentos teórico-conceptuales de interpretación en los procesos de investigación, ya que sabemos que los hechos no hablan por sí solos.

El Ministro de la Cultura de Marruecos en su ponencia, Bensalem Himmich, nos invitó “a buscar un léxico más adecuado con la realidad”. Esto significa que debemos construir sistemas interpretativos que no produzcan ocultamiento o encubrimiento de la realidad social capitalista. El reto es romper con la hegemonía cultural del capital. El reto es romper con una construcción capitalista del sentido común, basado en valores individualistas, egoístas, competitivos y consumistas. Así podremos construir una verdadera paz no romana.

MUCHAS GRACIAS

Nota Informativa: Las intervenciones de las Delegaciones que participaron en este debate disponían de un máximo de 5 minutos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5791 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)

US N /actualidad/n167360.htmlCUS