Con Cédula del Buen Vivir se comprarán bienes de línea blanca y marrón

Credito: Fernando Campos/Ciudad CCS

Caracas, septiembre 3 - El presidente Chávez, dio las gracias a la oposición por haber hecho publicidad a la Cédula del Buen vivir, desmontó la matriz de opinión en torno a esta herramienta de consumo justo y señaló que se estudia su implementación y alcance.

También el ministro de la Banca Pública, Humberto Ortega Díaz se refirió a la tarjeta de crédito.

La cédula del buen vivir  no es más que una tarjeta de financiamiento para usar en los Abastos Bicentenarios y servirá para comprar desde alimentos hasta paquetes turísticos, así como bienes de línea blanca y marrón, explicó Ortega Díaz.

El ministro explicó que los créditos serán descontados de las cuentas nómina que los ciudadanos posean en los bancos de Venezuela, del Tesoro y Bicentenario y que los clientes de estas instituciones podrán solicitar el nuevo instrumento de financiamiento.

“En el caso de los Biceabastos, los consumidores podrán presentar su cédula del buen vivir para que puedan hacer sus compras financiadas. Si una persona requiere comprar un combo de una nevera, una cocina, una lavadora, u otros artículos del hogar, lo podrá comprar a crédito en los abastos Bicentenario con este instrumento”, dijo.

Agregó que la tarjeta también estará orientada a fomentar el turismo para que las personas puedan acudir a establecimientos de la estatal Venezolana de Turismo (Venetur); la mayor operadora turística del país.

Recordó que se trata de una iniciativa que ha sido utilizada por diferentes establecimientos comerciales para mejorar la atención a sus clientes. “¿Por qué nuestra red Bicentenario no puede usar una tarjeta para que sus usuarios tengan un instrumento con el fin de facilitar el acceso a sus compras?”, cuestionó. Agregó que “son cosas que han existido ya, y no está descubriéndose el agua tibia”. Ilustró el caso con tarjetas que entregaba Maxi's, Sears, y, en este momento, el hipermercado Makro.

Ortega Díaz no detalló las condiciones de crédito de la nueva tarjeta, pero se estima que la misma goce de una una tasa de interés más baja que la existente en el mercado y tenga un plazo para pagar de 24 meses.


  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 22248 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n164710.htmlCUS