Bolivia: Central Obrera Boliviana llama a la Huelga General. Evo Morales se opone

Fortalecida con el apoyo campesino, el ampliado nacional de la Central Obrera Boliviana (COB) decretó la huelga general indefinida y el bloqueo de caminos a partir del 2 de mayo, exigiendo solución a las demandas sociolaborales de los trabajadores del campo y las ciudades, la re-nacionalización del gas y el petróleo y el fin del neoliberalismo.

Las más de 60 organizaciones laborales presentes en el ampliado en el distrito minero de Huanuni, el nuevo bastión de la lucha revolucionaria en Bolivia, ratificaron ayer su confianza en el líder de la COB, Jaime Solares, que había sido cuestionado por algunas representaciones sindicales que responden a la línea del cocalero y jefe del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, uno de los principales aliados del gobierno neoliberal de Carlos Mesa.

"Tenemos que organizar la lucha, preparar los bloqueos e ideologizar a las bases para combatir a este gobierno que nos ha mamado durante los últimos meses", dijo el "Mallku" Felipe Quispe, el líder de los campesinos del altiplano boliviano y que selló otra vez, con los mineros, fabriles y otros sectores, la alianza obrero-campesina, tal como ocurrió en las jornadas de octubre, cuando una insurrección popular derribó al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Al igual que en esa ocasión, el líder cocalero Evo Morales cuestionó la decisión de la COB, porque cree que la mayor radicalidad de los trabajadores sería respondida con un golpe militar de corte fascista, que anularía la democracia y pondría fin a sus expectativas por llegar a la presidencia a través de la vía electoral el 2007.

Hasta ahora, el MAS ha subordinado toda su actuación política a preservar esas elecciones y combina la crítica al presidente Mesa en determinadas áreas, como la venta del gas a la Argentina y la política hidrocarburífera, con el apoyo en la aprobación de leyes como la del impuesto a las transacciones financieras. El MAS apuesta al desgaste paulatino del gobierno de Mesa, pero no a su caída. Todo lo contrario de lo que piensan la COB y los campesinos leales al "Mallku", que en el ampliado de Huanuni repudiaron el pacto social propiciado por la Embajada de Estados Unidos y los empresarios privados.

RECHAZO AL NEGOCIO DE REPSOL

Las organizaciones laborales determinaron, además, realizar una gran marcha nacional de protesta para el 15 de abril, en oposición a la venta de gas natural a la Argentina, que reportará, según los sindicalistas, más de 500 millones de dólares para Repsol/Ypf y Petrobras y menos de 25 millones de dólares para el Estado boliviano.

"Mesa está regalando otra vez nuestro gas, como quería hacerlo Sánchez de Lozada (...) No se olviden que (Mesa) era su vicepresidente. Son igualitos, siguen la misma política", dijo el minero Solares, ovacionado por más de un centenar de delegados laborales que asistieron al ampliado desde todos los puntos del país. Los únicos que no asistieron a la cita fueron los dirigentes de la Central Obrera de El Alto, los cooperativistas mineros, la Central Obrera de Tarija y los campesinos de Román Loayza, vinculados unos al MAS y otros a los partidos neoliberales que cogobernaron con Sánchez de Lozada.

En la percepción de los sindicalistas, Mesa se ha sometido totalmente a los intereses de las empresas petroleras, a la Embajada de Estados Unidos y a los organismos internacionales al desarrollar las mismas políticas emprendidas por el ex presidente, que había sido considerado uno de los mejores alumnos del Fondo monetario Internacional (FMI) y que era muy admirado por su vice Mesa.

MOVILIZACIONES

El ampliado convocó a todos los trabajadores bolivianos a luchar por la abrogación de las leyes de Pensiones, de Hidrocarburos y de Capitalización, que posibilitaron que las transnacionales se apoderen de las empresas y riquezas de Bolivia.

La reunión instruyó también a los dirigentes nacionales e intermedios a organizar las protestas del 15 de abril y a preparar desde las bases la huelga nacional y los bloqueos de todas las carreteras del país desde el 2 de mayo, para que tengan éxito. La convocatoria tuvo inmediata recepción.

"El gobierno sólo escucha a los empresarios y no las peticiones que tienen los sectores laborales (...) Es hora de tomar medidas radicales para enfrentar el tema del gas y los salarios", aseguró Gabriel Helbing, ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz.

Según Gerardo Coro, de la COD de Potosí, a los trabajadores sólo les queda la movilización para enfrentar el modelo económico, mientras que Elio Torrico de la COD de Santa Cruz dijo que el Presidente Mesa debería renunciar "por patriotismo", ya que sólo protege a las petroleras.

El secretario ejecutivo de la COD de Cochabamba, Alberto Machaca, dijo que era necesaria la renuncia del ministro de Hidrocarburos, Antonio Araníbar, "porque éste se empeña en fortificar a las transnacionales".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1917 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /actualidad/n15681.htmlCUS