Se proyectó en Viena la película "Florentino y el diablo" bajo los auspicios de la embajada de Venezuela en Austria

LA EMBAJADA VENEZOLANA EN AUSTRIA PROMUEVE PROYECCIÓN DEL CINE VENEZOLANO

Como parte del programa de promoción cultural que adelanta la Embajada y Representación Permanente de la República Bolivariana de Venezuela en Viena ante los Organismos Internacionales y con el apoyo del CNAC, el pasado 26 de noviembre de proyectó la película venezolana “Florentino y el Diablo” en el marco de la realización del Primer Festival de Cine Iberoamericano organizado por las Misiones Diplomáticas de los países iberoamericanos. El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Viena, Gustavo Márquez Marín hizo la presentación de la película ante la prensa especializada en una rueda de prensa realizada en la vieja sede del ayuntamiento vienés, en la que intervinieron además el resto de los representantes diplomáticos de los países participantes en el festival.

Con el propósito de promover el conocimiento de la cultura iberoamericana en Austria, a través de la divulgación de su producción cinematográfica, las Embajadas iberoamericanas en Viena decidieron organizar éste primer festival de cine.

Sin pretender imitar otros festivales de gran tradición como el Festival Iberoamericano de Huelva (España), este primer festival responde al interés de un público exigente y deseoso de conocer el cine de nuestros países.

Este festival trae a Viena las películas más recientes de España, Portugal y Latinoamérica, incluyendo algunas que no llegarían a ser distribuidas en los
circuitos comerciales. Se trata de una selección de producciones, que han recibido numerosos premios nacionales e internacionales, de las cuales catorce se estrenan en Austria, durante este festival.

En el marco de este festival de cine se presentó el día miércoles, 26 de noviembre de 2003 a las 18:30 horas en el Filmhaus am Spittelberg la película venezolana „Florentino y el Diablo”.

Florentino y el Diablo es la versión cinematográfica de una leyenda popular de los llanos venezolanos en la cual se inspiró Alberto Arvelo Torrealba para crear su famoso poema, el cual a su vez sirvió de inspiración al eminente músico venezolano Antonio Estévez para crear su extraordinaria obra “La Cantanta Criolla”.

“Florentino y el Diablo” tiene como fondo geográfico los llanos venezolanos: las ciudades de Barinas y Apure, las localidades de San Silvestre y de Santa Inés en el río Pagüey y algunas fincas de la zona. Los personajes son los “llaneros”, verdaderos jinetes y baquianos de allí. La fotografía es impecable.

La música es música llanera. Florentino es un coplero llanero y se enfrenta al Diablo con sus versos. Para el contrapunteo entre estos dos personajes se tomaron versos de Alberto Arvelo Torrealba, que son los versos más conocidos y más auténticos. Se hizo un arreglo para arpa y bandola, de tal manera que la bandola apoya al Diablo y el arpa a Florentino. Es una música hermosa, ligada al paisaje y a la naturaleza de los personajes.

El director de la película, Michael New nace en Trinidad y realiza sus primeros trabajos cinematográficos en Francia e Inglaterra. Llegó a Venezuela en 1971 y se incorporó al Departamento de Cine de la Universidad de Los Andes. Entre sus obras cabe destacar: La Rosa de los vientos (1972), Chile 11 de septiembre (1974), 35 mm. (1978) y Cubagua (1986), que es su primer largometraje y que fue galardonado con el premio a la mejor película en el Festival Cinematográfico de Manheim, Alemania, en el año 1987.

Viena, 28.11.2003

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5048 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas