El nexo entre la creación del SIDA y la Gripe «porcina» (AH1N1): El control poblacional como estrategia imperial (II)

*[Ver Parte I en: ( http://www.aporrea.org/internacionales/a78625.html - http://www.aporrealos.com/forum/viewtopic.php?t=25538 )]


SEGUNDA PARTE: LOS LABORATORIOS EN TORNO AL PROGRAMA ENCUBIERTO PARA LA CREACIÓN DEL SIDA

A.-INTRODUCCIÓN A LA SEGUNDA PARTE

La presente entrega, alejada de toda especulación, corresponde a la fundamentación bibliográfica de una investigación rigurosamente científica sobre el nexo entre la creación del SIDA y la Gripe «porcina» AH1N1 (swine influenza o Schweinegrippe). Reseñas de publicaciones científicas claves evidenciando los avances en estudios “biomédicos”, ligados al plan ultrasecreto «US Special Virus Program» para crear un agente sintético con capacidad biológica, coinciden temática y cronológicamente con la estrategia política originada en memorandos oficiales usamericanos mantenidos en secreto y posteriormente desclasificados, en los cuales se mencionaban las posibilidades de implantar la dominación mundial a través del control alimentario y poblacional, para aseurarse las reservas energéticas de regiones ricas en minerales, utilizando técnicas de manipulación o alteración biológica, física y molecular de la naturaleza para afectar al hombre.

Una cantidad de científicos trabajaron de manera coordinada en sus países para el “US - Special Cancer Virus Program 1962 – 1978” (US-SCVP), dirigido por la CIA y la Base de Armas Biológicas del Departamento de Defensa, en Bethesda - Maryland, USA, usando como fachada el “National Cancer Institut” y el “National Institut of Health”. A este Programa le fue agregada la palabra “cáncer”, la cual era solamente un apodo, un nombre utilizado para despistar. El programa, igualmente, era patrocinado por la Academia Nacional de las Ciencias y el Consejo Nacional de Investigaciones - National Academy of Sciences - National Research Council (NAS-NRC). En torno a este programa se desarrolló paralelamente la sorprendente cantidad de 184 proyectos de investigación multidisciplinar con conexiones internacionales en laboratorios y dependencias gubernamentales, en universidades, en laboratorios “sin fines de lucro” (pediátricos, orfanatorios, hospitales y escuelas) y en dependencias comerciales. El enfoque denominado “Técnica de Convergencia” (Convergence Technique) permitía coordinar un plan de »experimentos biomédicos« uniendo diversos campos de las ciencias aplicadas, tales como la biología cuántica, ingeniería genética y virología, química molecular y ultra-estructural, física nuclear, electroforesis y radiación ionizante. El plan de »experimentos biomédicos« delineado en el “U.S. Special Virus Program” tenía el objetivo de establecer las condiciones y el mecanismo para lograr que un agente híbrido similar a los virus obtuviese la capacidad de alterar selectivamente el funcionamiento del genoma humano y pudiese pervivir aun después del deceso del individuo, una de cuyas conocidas expresiones era la leucemia o cáncer en la sangre.

El punto de coincidencia del enfoque de la «Convergence Technique» fue el VIH - SIDA (Acquired Immune Deficiency Syndrome, HIV-AIDS), cuyo primer prototipo es el ESP-1, creado el año 1971 por el equipo bajo la responsabilidad de Elizabeth S. Priori[1], en ‘‘Departments of Virology and Pediatrics, M.D. Anderson Hospital and Tumor Institute, Texas Medical Center, Houston, Texas’’, institución asociada al «US Special Virus Program» - SVCP 1962-1978 -, en cuyo seno fue creado el SIDA (SVCP, Progress Report ≠ 8, 1971, p.115 y 120).

Nota metodológica: Los planificadores de la creación del SIDA idearon una estrategia para ocultar la información, caracterizada por citar sólo la fuente evitando mencionar el título de la temática aludida. Para romperla se le pide apertura racional al lector. Aquí se va a desmontar esa estrategia incluyendo el máximo de fuentes como parte del cuerpo del texto al final de cada uno de los apartados.

Referencias del apartado A:

[1] Gallo, R. C, P. S. Sarin, P. T. Allen, W. A. Newton, E. S. Priori, J. M. Bowen, and L. Dmochowski (1971) «Reverse transcriptase in type C virus particles of human origin». Nature New Biology, 1971, Aug 4; 232(31): 140-142. La Etiqueta ESP-1 se debe a Elizabeth S. Priori: cfr. Takeshi Shigematsu, Elizabeth S. Priori, Leon Dmochowski & Jordan R. Wilbur (1971) «Immunoelectron Microscopic Studies of Type C Virus Particles in ESP-1 and HEK-1-HRLV Cell Lines». Nature 234, 412 - 414 (17 December 1971).

B.-EJES TEMATICOS DE LA CREACION DEL SIDA

La historia de la creación del SIDA ha tenido como hitos los siguientes momentos:

(I) La experimentación con radiacion ionizante sobre los seres humanos entre los años 1944-1974, tal como lo reseña el “Advisory Committee on Human Radiation Experiments - ACHRE Report[2]; (II) La generación “espontánea” de cáncer por medio de infusión de células de animales contaminados (1951)[3]; (III) El descubrimiento de aceleradores y supresores de la actividad cancerígena por inducción química[4], cuyos avances serán aplicados en el antídoto contra el SIDA (1953, sorprendente!); en este mismo año comenzarán los experimentos in vivo con los niños de los países iniciadores del socialismo africano, “apareciendo” el linfoma Burkitt, una mezcla de los virus Herpes y VISNA; (IV) Inoculación de un porcentaje por encima del 80% de los niños y jóvenes menores de veinte años con una supuesta vacuna “contra la Poliomelitis” conteniendo el virus del cáncer de simios SV-40 (1961)[5]; (V) Primeras publicaciones sobre el agente causante del linfoma Burkitt “exclusivo” de África, un híbrido biológico del Epstein-Barr – Virus (1962)[6] oficializado dos años después, coincidiendo con el dominio de la técnica en la penetración de la membrana celular y la infusión de químicos a través de bacteriófagos T4D – la ‘D’ por defectivos - (1962)[7], posibilitando la obtención de “material humano” (líquido amniótico y líquido cerebral de embriones in vivo o vía abortos masivos)[8], siendo este paso clave para la comprensión para la rápida replicación de bacterias y virus, acontecimiento de gran significación para los desarrolladores de agentes biológicos y químicos, iniciándose el “US Special Virus Program - 1962-1978”, desde donde nació el SIDA[9], primero denominado ESP-1, después HTLV, y luego HIV/AIDS; (VI) La creación del ESP-1, un agente sintético, sobre el molde del virus nazi VISNA[10] e inserción de segmentos sub-virales de varias especies para la generación continua de partículas cancerígenas (1971)[11]; (VII) El registro de la patente del SIDA (HTLV-III) por parte del Dr. Robert C. Gallo: “Method of continuous production of retroviruses (HTLV-III) from patients with AIDS and pre-AIDS” (1984)[12]; (VIII) El registro de la patente del antídoto, igualmente sintético, contra el SIDA por parte de un colega del anterior, basándose en los principios electrónicos de la molécula de tetrasilver en nanopartículas moleculares comprimidas en cristales capaces de destruir el agente viral por electrocutación y quelación: “Method of curing AIDS with tetrasilver tetroxide molecular crystal devices” (1996)[13]; (IX) El hallazgo del Diagrama sobre el Desarrollo Programado del Virus Especial, «"Research Logic" flowchart», representando las etapas del proceso de creación del SIDA, inserto en uno de los reportes del US-SVCP (1999)[14]. (X) La confirmación de la patente del antídoto Tetrasilver por parte de la Unión Europea, basada en nuevos estudios científicos que constatan la absoluta eficacia del dispositivo molecular cristalizado contra el SIDA: “Improvements in Curing AIDS with Tetrasilver Tetroxide Molecular Crystal Devices” (2001) [15]; (XI) El inicio de la distribución controlada online de las investigaciones relacionadas con la creación del SIDA entre los centros académicos del poder (2004); (XII) En la línea de investigación para favorecer a los blancos, se logra un dispositivo micro – electro –mecánico con nanotecnología para penetrar el RNA celular avanzando en la cura del cáncer del Síndrome Ewing, pero ahora se aplica a todas las formas de tumores cancerígenos radio-sensitivos y radio-resistentes (julio 2009)[16].

 

Referencias del apartado B:

[2] US Advisory Committee on Human Radiation Experiments - ACHRE Report. Executive Order 12891 of January 15, 1994 .Enlace: http://www.hss.energy.gov/HealthSafety/ohre/roadmap/achre/exec_order.html

[3] Gross, Ludwik (1951) «"Spontaneous" leukemia developing in C 3 H mice following inoculation, in infancy, with AK leukemic extracts or AK embryos». Proceedings of the Society for Experimental Biology and Medicine. (Proc. Soc. Exp. Biol. Med.) 76: 27-32. Este investigador trabajaba para el Departmento de Defensa USA: From the Research Division, Veterans Administration Hospital, Bronx, New York

[4] Robert N. Hammer, Jacob Kleinberg, Henry F. Holtzclaw Jr., K. W. R. Johnson (1953) «Silver(II) Oxide», In: John C. Bailar Jr.( Ed.) Inorganic Syntheses vol. 4, 218 pp., McGraw-Hill: New York, Toronto, London (1953) p. 12.

[5] Aunque se trató de manipular las secuelas de tal vacunación, el estudio siguiente, aparecido en una de las publicaciones encargadas de diseminar desinformación, es útil porque ofrece datos que sirven para constatar que efectivamente esa experimentación se estaba realizando por aquellos años: Strickler HD, Rosenberg PS, Devesa SS, Hertel J, Fraumeni JF Jr, Goedert JJ (1998) «Contamination of poliovirus vaccines with simian virus 40 (1955-1963) and subsequent cancer rates». The Journal of the American Medical Association (JAMA). 1998 Jan 28; 279(4):292-5. Investigadores adscritos a la Division of Cancer Epidemiology and Genetics, National Cancer Institute, National Institutes of Health, Bethesda, Marykland, USA.

[6] Epstein, Michael A. «Observations on the fine structure of mature herpes simplex virus and on the composition of its nucleoid». Journal of Experimental Medicine (1962), 115, 1-12. Véase también: M. A. Epstein, B. G. Achong, Y. M. Barr (1964) «Virus Particles in Cultured Lymphoblasts from Burkitt's Lymphoma». The Lancet, Volume 283, Issue 7335, 28 March 1964, Pages 702-703. Igualmente véase: Epstein, Michael A., Henle, G., Achong, B.G., Barr, Yvonne M. (1965): «Morphological and biological studies on a virus in cultured lymphoblasts from Burkitt's lymphoma». Journal of Experimental Medicine (J. exp. Med.) 121, 761–770 (1965). 

[7] Wiberg, J.S., Dirksen, M., Epstein, R.H., Luria, S.E. and Buchanan, J.M., (1962) «Early enzyme synthesis and its control in E. coli infected with some amber mutants of bacteriophage T4». In: Proc. Natl. Acad. Sci. U.S. 48, pp. 293–302. Véase también: Epstein, R.H., Bolle, A., Steinberg, C.M., Kellenberger, E., Boy De La Tour, E., Chevalley, R., Edgar, R.S., Susman, M., Denhardt, G.H. and Lielausis, A., (1963) «Physiological studies of conditional lethal mutants of bacteriophage T4D». In: Cold Spring Harbor Symposia on Quantitative Biology (Cold Spring Harbor Symp. Quant. Biol.) 28, pp. 375–394. Biophysis Laboratory, University of Geneva, Geneva, Switzerland and Division of Biology, California Institute of Technology, Pasadena, California

[8] Las virulentas propiedades del bateriófago T4 (phage T4) como abortivo serán develeadas después de una década. Véase: Coppo A, Manzi A, Pulitzer JF, Takahashi H. (1973) «Abortive bacteriophage T4 head assembly in mutants of Escherichia coli». Journal of Molecular Biology. 1973 May 5;76(1):61–87.

[9] La existencia del “Special Virus Program” coordinado por agencias gubernamentales, entre la abrumadora cantidad de pruebas, ha sido confirmada por el US Gobierno en diferentes dependencias federales como las cortes judiciales y autoridades del poder legislativo usamericano. Senador US Senator Bill Nelson (marzo 2002), quien confirmó la veracidad de las conclusiones de la investigación basada en los reportes descubiertos sobre el nacimiento del SIDA en laboratorio. Véase enlace: http://www.mai68.org/ag/515.htm

[10] La utilización del VISNA como molde para construir el «virion» generador de partículas cancerígenas –entiéndase HIV/AIDS– aparece descrita en: U.S. National Institutes of Health. National Cancer Institute (NIH- NCI, Bethesda, Maryland) «Special Virus Cancer Program, Report Progress #8, 1971», p.122

[11] Priori, Elizabeth S., L. Dmochowski, B. Myers, and J. R. Wilbur (1971) «Constant production of type-C virus particles in a continuous tissue culture derived from pleural effusion cells of a lymphoma patient». Nature New Biology (1971) Jul 14;232(28):61–62. Véase también: Raymond V. Gilden, Wade P. Parks, Robert J. Huebner, George J. Todaro (1971)  «Murine Leukaemia Virus Group-specific Antigen in the C-Type Virus-containing Human Cell Line, ESP-1». Nature 233, 102-103 (10 September 1971); igualmente clave es el artículo: Gallo Robert C., Sarin P.S., Allen P.T., Newton W.A., Priori Elizabeth S., Bowen J.M., Dmochowski L. (1971) «Reverse transcriptase in type C virus particles of human origin». Nature New Biology 1971 Aug 4;232(31):140–142. El mismo Dr. Robert C. Gallo participará después en confirmar la similaridad entre el VISNA y el HIV-AIDS: M.A. Gonda, F. Wong-Staal, Robert C. Gallo, J.E. Clements, O. Narayan, and R.V. Gilden (1985) «Sequence homology and morphologic similarity of HTLV-III and visna virus, a pathogenic lentivirus». Science 11 January 1985: 173-177. La publicación del Dr. Robert C. Gallo en 1985 sobre el AIDS es idéntica a la realizada por él en 1971 sobre el ESP-1.

[12] El Dr. Robert C. Gallo registró la «U.S. Patent No. 4647773» en abril de 1984 (aprobada March 3, 1987) con el título: “Method of continuous production of retroviruses (HTLV-III) from patients with AIDS and pre-AIDS”. Para verificarla introduzca la cifra «4647773» en el siguiente enlace: http://patft.uspto.gov/netahtml/PTO/srchnum.htm Ahí aparecerán también referencias bibliográficas como las siguientes: Gallo et al, "Isolation of Human T-Cell Leukemia Virus in Acquired Immune Deficiency Syndrome (AIDS)", Science, 220, pp. 865-867 (5-1983). Aparece también: Barre-Sinoussi et al, "Isolation of a T-Lymphotropic Retrovirus from a Patient at Risk for AIDS", Science, 220, pp. 868-871 (5-1983).

[13] El Dr. Marvin S. Antelman registró la «U.S. Patent No. 5676977» en mayo de 1996 (aprobada October 14, 1997) con el título: “Method of curing AIDS with tetrasilver tetroxide molecular crystal devices”. Para verificarla introduzca la cifra « 5676977 » en el siguiente enlace: http://patft.uspto.gov/netahtml/PTO/srchnum.htm

[14] Graves, Boyd E. (2001) State Origin. The Evidence of the Laboratory Birth of AIDS. p.36. Graves (Op.Cit. p.24) indica como lugar de inserción del Flowchart”, de forma inexacta la página 61 del SVCP, Progress Report ≠ 8, 1971. Se trata de la p.62. A Graves se le debe el mérito de haber descubierto el «"Research Logic" flowchart» en 1999.

[15] El rabino Dr. Marvin S. Antelman registró la «E.U. Patent No. WO03043537A1» en noviembre 2001 (aprobada Mayo 30, 2003) con el título: “Improvements in Curing AIDS with Tetrasilver Tetroxide Molecular Crystal Devices”. Para verificarla introduzca la cifra « WO03043537A1 » en el siguiente enlace: http://ep.espacenet.com/numberSearch?locale=en_EP

[16] http://www.nsti.org/press/PRshow.html?id=4570

C.-DISTRIBUCION TEMÁTICA DE LA SEGUNDA PARTE

Esta presentación esta distribuida en seis secciones. La primera sección está centrada en la exposición de una propiedad natural que aflora en las especies para la permanencia y reproducción de la vida, la cual fue malignamente vista como el punto débil del sistema defensivo de los seres vivos: la actividad reconstructiva después de recibir las señales de las células dendítricas y timocíticas del sistema inmunitario natural. Esta cualidad será suprimida a nivel sub-celular por los creadores del SIDA.

La segunda sección corresponde a los experimentos de intrusión y destrucción del sistema inmunológico humano mediante la radiación en diversas formas: por exposición directa a radiación ionizante, por infusión de uranio o plutonio, por vía indirecta mediante la radiación en la cadena alimenticia o por contacto con otros seres vivos contaminados o alterados genéticamente por vía radioactiva. Estos experimentos revelarán que la supresión de sistema inmunológico humano se presenta en diversas formas de cáncer, principalmente por la eliminación de los linfocitos por agentes extraños, lo cual se convirtió en la idea matriz para el desarrollo posterior del SIDA.

La tercera sección ofrece un ejemplo de una aplicación de agentes biológicos en algunas zonas del África con la finalidad de controlar – reducir – las capacidades mentales a la población y de exterminar aquellas regiones que se habían identificado con el socialismo africano y las ideas de unión panafricana. Esta misma región será castigada con el SIDA a partir de los años setenta.

La cuarta sección alude a la aplicación de toxinas generadas por organismos vivientes contra poblaciones consideradas potencialmente peligrosas, especialmente la comunidad árabe y de creencia musulmana. En esta fase se aludirá a la inducción de procesos cancerígenos mediante la modificación de los hábitos alimenticios y por el cruce de plantas, generando toxinas que afectan los procesos mentales y el sistema inmunológico del ser humano, debilitados frente al ataque de agentes infecciosos, similar al cuadro que favorece la proliferación del SIDA.

La quinta sección estará centrada en los agentes virales o viriones que sirvieron de precursores para la creación de un agente sintético que tuviera la capacidad de generarse biológicamente de modo similar a las células de embriones, linfo-leucémicas o cancerígenas. Los primeros grupos de virus híbridos del SIDA serán “perfeccionados” para que ningún anticuerpo pueda presentarles resistencia, sino aliársele. El refinamiento de la elaboración del agente sintético con capacidad biológica llevó a que el Dr. Robert C. Gallo patentase la técnica de producción del VIH-SIDA, ante la eventualidad que algún científico alejado de ese círculo de perversos aplicara esa misma técnica para elaborar su antídoto. Como se verá, en la manufactura del SIDA han participado sorprendentemente los tres ganadores del Premio Nobel 2008 compartido en medicina: Francoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier, ambos de Francia, junto a Harald Zur Hausen, de Alemania. Al mismo grupo pertenece el creador de la gripe «porcina» AH1N1, Robin A. Weiss, de Inglaterra, aplicando las mismas técnicas del SIDA. Todos trabajaban con Robert C. Gallo, quien coordinaba en secreto el «US Special Virus Program».

La sexta sección hará una mención al salto hacia el uso de la nanotecnología, desde el inicio de los ochenta, para el desarrollo de micro-mecanismos electrónicos sensitivos a la actividad biológica, tecnología con la cual se desactivan totalmente los viriones del SIDA, puesto que pierde las fuerzas electro-estáticas que le permiten operar. A partir del 2004 se ha comenzado a liberar controladamente información sobre el SIDA, porque esta técnica para crear agentes híbridos ya será “obsoleta”. En este mes de julio 2009 se ha creado un diminuto dispositivo con tecnología de transducción TsT capaz de penetrar el RNA y determinar la actividad celular.

1.-LA MANIPULACION DE LA BONDAD DE LA NATURALEZA

Los avances en el desarrollo de un agente biológico se basaron en la abusiva degenerada mal utilización de las reacciones defensivas naturales que hacen aflorar una cualidad primigenia peculiar: la bondad natural de la especie en favor de la supervivencia colectiva, soportando y absorbiendo la maldad con la aspiración a que emerja el bien.

El esmero por componer aquello que está defectuoso se aprecia en las especies en el ambiente natural. Esta es una inclinación que bien vale denominar »bondad natural«, constituida para solventar aquellas situaciones en las cuales la existencia de la especie se ve amenazada. Generalmente la bondad natural termina venciendo. Sin embargo hay casos en los cuales unas fuerzas malignas intervienen y ante ellas esta nobleza queda casi desarmada. En el ser humano, el antídoto sería el desarrollo de la ciencia liberadora contra la depravación de algunas mentes llevadas por la codicia y la mala intención. Respecto a tales casos de perversidad, en los continentes americano y africano lastimosamente vale mencionar la conquista colonizadora y la creación del HIV-SIDA.

Cuando los conquistadores procedentes de Europa desbastaban a las comunidades indígenas, los mismos aborígenes intentaban curar la maldad nunca antes vista y así, pensando que se trataba de algún malestar interno producido por el hambre o alguna carencia similar, hacían supremas ofrendas impregnadas de esa »generosidad originaria«, incluso llevándoles comidas preparadas como si los conquistadores fueran niños pequeños y construyendo casas al capricho de los invasores. Cuando nuestros indígenas concluían su arduo trabajo o las construcciones para los conquistadores, éstos los encerraban y degollaban en presencia de sus mujeres y niños. Así se burlaban los malvados colonizadores de la »bondad natural« de nuestros ancestros[17].

En el campo de la biología profunda, esta »bondad natural« se materializa en el acusioso trabajo regenerativo realizado por la célula cuando halla algún tejido o segmento dañado. En el año 1971, un autor “Anónimo” insólitamente en la revista científica “Nature” (The DNA Replication Mystery.  Nature, vol. 230, march 5, 1971 p.11) hacía una descripción del modo como el DNA celular natural, mediante la enzima Polimerasa I, tiene la propiedad de editar cuidadosamente secuencias del mismo DNA, excindiendo las regiones de las bases de pares cromosomáticos translocados y reemplazándolos con la secuencia correcta. Los perversos investigadores asociados al US - Special Virus Program literalmente lograron engañar a la célula para que ella se dispusiera a iniciar su actividad de síntesis para la vida pero con elementos sintéticos o bacteriológicos defectuosos que sólo simulaban las propiedades de aquellos elementos naturales normales. Contrariamente al objetivo de emular la actividad generosa de reparación y reconstrucción realizada por el DNA celular, estos científicos buscaban la generación de reacciones destructivas, como las realizadas por ellos en laboratorio, in vitro, tanto en animales como en humanos. Después de largas investigaciones, al inicio de los años setenta, el objetivo era descubrir el esquema de pervivencia y replicación celular oculto tras el funcionamiento del DNA, de tal forma que “el puñado de moléculas de la Polimerasa pudiese ser totalmente secuestrado para la replicación del DNA que seguiría inmediatamente, dejando indispuesto el DNA para la reparación” (The DNA Replication Mystery. Ibid. p.12). Un método para capturarle la información a la célula consistía inyectar seres humanos con infusiones contaminadas con “Escherichia coli”, la bacteria coadyuvante de la malaria, para que el organismo activara el sistema inmunitario mediante las células dendítricas y timocíticas (CD4 y CD8). Luego, esta bacteria, conteniendo un mecanismo de reparación defectuoso, entraba en contacto con la célula reactora, le sustraía la información del DNA y mutaba al adquirir las propiedades de la célula hospedadora. Este mismo mecanismo era complementado con un virus del herpes (Estein-Barr Virus type), el cual además de las secuelas anteriores, transformaba y mataba las células blancas o linfocitos B (CD4)[18], produciendo tumores y causando linfomas, en conocidas formas de cáncer como “Burkitt-Lymphoma, nasopharyngeal carcinoma, Hodgkin-Lymphoma y la infección monocliodal”19], todos caracterizados por la inmunosupresión. Similares efectos eran producidos por algunos virus y sustancias radiactivas, causando alteraciones somáticas que eran la expresión de la translocación cromosomática. Los experimentos orientados a descubrir este mecanismo, iniciados desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial, verían su coronación con la elaboración de un agente sintético con capacidad biológica: el HIV-AIDS. Esto será objeto de la siguiente entrega.

 

Referencias del apartado 1:

[17] Numerosos testimonios como lo aludidos aparecen en: Bartolomé DE LAS CASAS, Historia de las Indias, libro III, México 1981 [1927].

[18] George Klein, Laszlo Dombos, Balwant Gothoskar (1971) «Sensitivity of Epstein-Barr virus (EBV) producer and non-producer human lymphoblastoid cell lines to superinfection with EB-virus» International Journal of Cancer. Volume 10 Issue 1, Pages 44 - 57 (1972). Department of Tumor Biology, Karolinska Institutet, Stockholm, Sweden. Confirmado en: Andre Ortlieb Guerreiro-Cacais, LiQi Li, Daria Donati, Maria Teresa Bejarano, Andrew Morgan, Maria G. Masucci, Lindsey Hutt-Fletcher and Victor Levitsky. «Capacity of Epstein–Barr virus to infect monocytes and inhibit their development into dendritic cells is affected by the cell type supporting virus replication». Journal of General Virology (2004), 85, 2767–2778

[19] Melvin Strauss (1972)  «Burkitt's lymphoma, nasopharyngeal carcinoma, infectious mononucleosis and the epstein-barr virus». In: The Laryngoscope. Vol. 82, Nr. 11, pp. 2049-2058, 1972. The Triological Society

Sólo una propuesta de auxilio médico ante la gripe AH1N1: La noticia del primer caso de muerte posiblemente por gripe AH1N1 en Venezuela es motivo de dolor. La solución ante este agente viral sintético sería aplicar la misma técnica del antídoto contra el SIDA, entiéndase, ante la ausencia de la estructura tecnológica para la elaboración de las nano-partículas, proceder con la aplicación de mínimas inducciones de electricidad acompañadas de solución coloidal de plata, siguiendo el principio según el cual cada proceso que ocurre en el cuerpo tiene sus propias propiedades electromagnéticas. Así se electrocutará el agente viral y por quelación su composición fisico-molecular se transformará perdiendo sus propiedades o fuerzas electro-estáticas que le permiten operar.

Las repercusiones del mal uso de la bondad natural constituyen el hilo conductor los ensayos conducentes a la creación del SIDA, cuyas evidencias científicas, purificadas de cualquier vestigio de especulación, son de obligado conocimiento por quienes aspiran a la libertad y a la cura de tantos males que aquejan a nuestros pueblos. Por la vida de nuestros pueblos... Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5100 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Sirio Quintero


Visite el perfil de Sirio Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sirio Quintero

Sirio Quintero

Más artículos de este autor


US N ab = '0' /actualidad/a82707.htmlC0NON-VE