Misión Ribas: La dignidad de los venezolanos excluidos del sistema educativo

Misión Ribas


El nombre de esta misión educativa, se le atribuye al insigne prócer de la patria José Félix Ribas, quien en sus batallas declamaba a sus jóvenes: "No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer".

La “Misión Ribas” se constituye en un nuevo impulso y como resultado del nuevo esquema político venezolano, que propicia la democracia participativa y protagónica, para realzar la dignidad de todos los venezolanos excluidos del sistema educativo por más de cuarenta años.

Su objetivo es formar bachilleres, impulsando así, un proyecto educativo nacional que llevado con un carácter sistemático, coherente y armónico contribuya con la transformación del país.


En un camino de lucha

Las informaciones provenientes del Ministerio de Energía y Minas, órgano que tiene bajo su responsabilidad la tutela de esta misión en colaboración con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) empresa que presta todo su apoyo institucional, revelaron que el 2 de febrero de 1999, el Gobierno Bolivariano liderado por el Presidente Hugo Chávez Frías, se
encontró en materia de educación básica, media diversificada y profesional, con un panorama dantesco, el cual reflejaba a grandes rasgos un abandono total del sector educativo por parte de la democracia puntofijista.

A pesar de ser un enorme reto, el gobierno bolivariano lo asumió y se propuso levantar ese sistema educativo caracterizado, hasta la llegada de la revolución por un gran vacío, una ausencia de proyectos sin pertinencia social, el cobro de una matrícula escolar injusta que aceleró el proceso de exclusión social y provocó el caos educativo. Este declive se corroboró por los distintos estudios internacionales, ya que ubicaban a la nación en los niveles más bajos en materia de educación en el mundo.


La esperanza volvió

La voluntad popular, plasmada en la constitución, consagra como valor fundamental el derecho a una educación de calidad y sin exclusión. El primer mandatario nacional delegó en grandes hombres y mujeres de Venezuela cumplir lo prometido al pueblo, creando la Comisión Presidencial Misión Ribas, presidida por el titular de la cartera de
energía y minas, Rafael Ramírez.

Para llevar a cabo este cometido, se emprendió una lucha en favor de la democratización del acceso a la educación y siguiendo los lineamientos constitucionales se organizó y desarrolló la Misión Ribas. El gobierno bolivariano persigue el equilibrio social, orientado, no sólo a corregir las enormes diferencias que afectan a la sociedad venezolana con su gran carga de exclusión e injusticia social, sino también para conseguir el desarrollo pleno del ciudadano en los aspectos relacionados con el ejercicio de la democracia, ubicándolo como la esencia de esta revolución.


La visión hecha realidad

La Comisión Presidencial realizó el censo-registro los días sábado 01 y domingo 02 de noviembre de 2003, en todo el territorio nacional, para cuantificar las personas que no culminaron sus estudios de bachillerato. Con la finalidad de no excluir del registro a ningún venezolano, habilitaron puntos de congregación en todos los estados del país,
escogiendo para ello, plazas públicas, liceos e instalaciones de Cadafe y de Petróleos de Venezuela.

El Coordinador de la Comisión Nacional Misión Ribas, Coronel Dester Rodríguez dijo que “la Misión Ribas es completamente gratuita para los participantes” e igualmente realzó el esfuerzo conjunto, organizado y voluntario de todo el pueblo venezolano lo cual permitió obtener como resultado 1.394.367 censados, cifra que sobrepasó las expectativas
establecidas.

Comienzo de un fructífero camino El día 17 de noviembre de 2003 se dio inicio al recorrido de un sendero iluminado, es decir, se emprendió la Misión Ribas, la cual acogió en su primer nivel a los compatriotas que debían terminar su ciclo básico, comprendido desde el 7mo hasta el 9no grado y a principios de 2004 le dio la oportunidad a los alumnos del ciclo diversificado correspondiente al 4to y 5to año de bachillerato.

Dándole prioridad al más necesitado y luego de un estudio socio económico, el Ejecutivo Nacional, consideró necesario la entrega de 100 mil becas.Se estableció que las clases se impartirían de lunes a viernes con una duración total de 3 horas. Cada hora tendrá un tiempo de 45 minutos.


Sistema empleado

Se utilizan las "teleclases". Esto consiste en impartir una instrucción de calidad con ayuda audiovisual y de un facilitador. Entre las materias impartidas para lograr el cometido de la misión se encuentran: Lenguaje, Matemáticas, Geografía Universal, Geografía Económica de Venezuela, Historia de Venezuela, Historia Universal e Idiomas Extranjeros. También las electivas como: Educación Cívica, Historia de Bolívar, Análisis de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y Símbolos Patrios.

En los estados Anzoátegui, Bolívar y Monagas, donde Pdvsa Oriente tiene su mayor radio de acción, fueron seleccionados como entidades piloto para el comienzo de la Misión Ribas.

Progresivamente se fue incorporando Pdvsa Occidente que, alineada con las políticas del Gobierno Nacional presidido por Hugo Chávez Frías, acató el llamado de "¡… necesario es vencer!", contenido en la promoción de la Misión Ribas.


Pdvsa Occidente asumió la responsabilidad de llevarla adelante en el Zulia, con el objeto de reinsertar a la población que no ha culminado sus estudios de bachillerato, en un programa extraordinario de carácter socio-educativo que le permita proseguir la escolaridad hasta la obtención del título de Bachiller.

Al respecto, Félix Rodríguez, Gerente General de Pdvsa Occidente, afirmó que se trata de una demostración más de la democratización del capital petrolero, en consonancia con las políticas emitidas por el Ejecutivo Nacional que buscan superar la exclusión y la desigualdad social a través de la educación.

No obstante, Nelson Martínez, director interno de la corporación, indicó que el programa se extenderá de inmediato a Nueva Esparta, Sucre, Amazonas, Delta Amacuro, Apure y Barinas. De igual forma se incorporaron las demás filiales de la industria petrolera, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Compañía Anónima de Administración
Fomento Eléctrico (Cadafe) y sus filiales, la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), la Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia) y las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN).


Apoyo innegable

El Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Aristóbulo Istúriz indicó que el ministerio que el preside se encargará de avalar la certificación de los títulos de bachiller de las personas que inicien el curso de este plan educativo y será el responsable de garantizar el nivel académico y el sistema de evaluación del programa.

Asimismo, les realizó un llamado a todos los venezolanos que no se han incorporado a la Misión Ribas, que lo realicen y vean cumplidos sus sueños, porque el esfuerzo en conjunto no se detiene y se sigue censando en las sedes de Pdvsa, Cadafe y el Ministerio de Energía y Minas, así como vía telefónica, por el 0-800-JFRIBAS, e internet:
www.misionribas.gov.ve

Porque el que persevera vence. ¡Por una patria mejor!

Fin/Maryuri Varela

Esta nota ha sido leída aproximadamente 17283 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas