¿Sin sorpresa? auto laceración en el PSUV

Desde la más cruda realidad; creo que perdimos la capacidad, no de movilización, ni de la maquinaria electoral y mucho menos la capacidad del liderazgo; no, nada de eso, lo que hemos llegado a perder, es la capacidad de saber y conocer lo que en realidad nos es beneficioso, es decir, los venezolanos y en buena medida muchos recién llegados de otras latitudes y algunos cuantos recién nacionalizados, aun, no han llegado a entender, que Venezuela requiere un cambio y que ese cambio debe ser político, económico y social, pero como nos enseñaron a pensar con el estómago y no con el cerebro, entonces nos alimentamos la conciencia con cuentos de caminos y muchos pajaritos preñados, los que nos convierte a los venezolanos, como instrumento calibrador de las estupideces existenciales de nuestros fracasos y a su vez en instrumento destructivos de nuestro propio futuro. El día 23 de noviembre de 2008 se enmarcará en la historia política de Venezuela, como la más absurda lección del pueblo venezolano, para consigo mismo, es decir, lo que llaman por ahí, una, auto laceración o lo que es lo mismo un auto castigo.

Pero como a alguien tengo que mentarle o sacarle a la madre, permítanme mentársela o sacársela a los que, en realidad se lo merecen:

a)-A los muertos de hambres pela bolas del pueblo venezolano -donde me incluyo- que por querer castigar una mala gestión de algunos de nuestros dirigentes políticos en cargos públicos, decidieron optar por una candidatura distinta a la del PSUV.

b)- A los voceros oportunistas, agoreros y gorreros del PSUV que solo eran vocería para saber ¿Cuánto hay pa`eso? Cuando había que movilizar a los militantes e instruirlos ideológicamente. Y

c)- Al grandísimo HIDEPU que diseñó el tarjetón electoral y a los infiltrados del proceso político de cambios profundos, que permitieron la elaboración de ese modelo o diseño de tarjetón, para complicarle la vida a los votantes incautos.

Porque; como les advertí a los que no me pararon bolas, que nos tenían viendo para otro lado, cuando en realidad, nos estaban metiendo la puñalada por la espalda. Durante toda la campaña, nos hicieron distraer con cuentos de camino, que si con paramilitares, octubre rojo y guebonadas extrañas, cuando en realidad nos estaban escoñetando tecnológicamente o lo que sería lo mismo…y lamento mucho tener que decirlo y reconocerlo…nos jodieron inteligentemente, basándose en la ignorancia popular. ¡Que lastima!

A Jesús Chua Espinoza, nadie le paró bolas cuando advertía en las reuniones del comando del PSUV -y delante de Amílcar Figueroa- que el mal llamado "octubre rojo" era una distracción para jodernos por otro lado, pero como en esta guebonada, solo se le para bola a los que algunos creen muy inteligentes y a esos líderes de pancartas, papelillos y serpentinas, que tienen la capacidad de manejar ciertos recursos económicos, porque lamentablemente, aun seguimos rastros de conciencia capitalista, es decir, somos simples mercenarios políticos o esclavos de la mísera ideológica.

Lo muy cierto del caso es que, les tocará a los que, sin tener la plena conciencia de lo que estaban haciendo, llegaron a pensar, que estaban castigando a alguien, sin recapacitar que solo se estaban haciendo el Harakiri.



Nota Marginal: Señor Aristóbulo Istúriz; usted no perdió con voto, a usted le gano el modelo del tarjetón electoral y esos es comprobable, veamos los votos con los que gano Jorge Rodríguez y comparémoslo con los votos con los que gano Ledezma y nos daremos cuenta de nuestra derrota. Hoy solo nos queda escuchar la canción de Amílcar Briceño "FEBREROS Y ABRILES"



Hasta la victoria; siempre



CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE



¡VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3945 veces.

Comparte en las redes sociales