El Sistema Público Nacional de Salud y el Poder Popular

En Venezuela coexisten simultáneamente dos modelos de salud: el privado orientado por la lógica del mercado, donde la salud y su sujeto: el paciente, es considerado una mercancía y el modelo público en desarrollo, orientado hacia la salud como un derecho social fundamental, bajo los principios de universalidad, solidaridad, gratuidad, equidad y solidaridad. Este ultimo está conformado por cinco entes, el primero corresponde a Sanidad Militar, el segundo dependiente del Ministerio del Poder Popular para la Salud (orientado hacia Barrio Adentro I, II, III y IV.), el tercero correspondiente al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, el cuarto asumido por el IPASME adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación y el último dependiente de alcaldías y gobernaciones. Estos cinco entes deben integrarse en un solo Sistema Público Nacional de Salud (SPNS).

Este SPNS, visto como un modelo de integración en desarrollo es una tarea que debe liderar y asumir el Ministerio, articulando con el poder popular, para cumplir con el mandato constitucional reflejado en el articulo 84:...la comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en instituciones públicas de salud".

El SPNS que debemos construir para garantizar el derecho a la salud a todos los venezolanos(as), se debe sustentar en el principio de corresponsabilidad Estado - Comunidad Organizada (Consejos Comunales, Comités de Salud), donde conjuntamente se diseñen Políticas Públicas, orientadas a la promoción de la salud como calidad de vida, para mantener a la gente sana, es decir, actuar sobre los determinantes sociales y resolver en conjunto los problemas estructurales de una vivienda digna y saludable, acceso a agua potable, disposición adecuada de aguas servidas, educación, cultura, trabajo, seguridad alimentaria, promoción, protección y conservación del ambiente, recreación, etc. En estos aspectos esta revolución, a través de las misiones sociales, ha avanzado mucho en estos diez años.

En este contexto las comunas deben diseñar y desarrollar Planes Comunales de Salud, orientadas por la prevención, atención oportuna a la enfermedad, rehabilitación integral y reincorporación social, así como garantizar la contraloría social a los mismos.

En el Socialismo participativo y protagónico, la construcción del Sistema Público Nacional de Salud (SPNS), debe ser producto de un gran debate nacional con amplia participación popular, tal que permita desmontar por completo el modelo neoliberal, desde donde se concibió y desarrolló un esquema de salud orientado a crear las condiciones para su privatización.

Medico, miembro del Frente de Profesionales del PSUV

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13288 veces.