Contrainteligencia (1)

En los últimos 50 años, finalizada la II Guerra Mundial, dos bloques se dividen el mundo. Efecto de la Conferencia de Yalta, Churchil, Stalín y Roosevelt, inician la guerra fría, que es incruenta, sin la mortecina de los campos de batallas, y aunque es tildada de “fría” es “caliente, muy caliente” ejecutando el sojuzgamiento a países débiles sumidos en conflictos de mediana intensidad, e incluso invadidos con ejércitos regulares, en crisis intermitentemente por fuerte presión de Washington, o de Moscú, a países subalternos, rebeldes aspirantes a librarse del redil.

Cuarta República:

Marcada siempre por el petróleo y cautivado el pueblo por la Revolución Cubana, el 1ero. de Enero de 1.959, cuando el Ejercito Rebelde de Fidel Castro tumba la tiranía corrompidísima de Fulgencio Batista, y Rómulo Betancourt, ya Presidente señalado por extrema derecha de “criptocomunista”, los altos mandos con el alzado Gral. Jesús María Castro león, Ministro de la Defensa, con apoyo irrestricto de todas las guarniciones y las cuatro fuerzas, renuncia al golpe presionado por multitudinario apoyo popular a Larrazabal, animado en “la Unidad nacional por el Espíritu del 23 de Enero” rodeando a Miraflores, bloquean los habitantes del 23 de Enero los accesos a La Planicie, sede de MinDefensa.

Betancourt, curado de exilios, gobierna con URD y COPEI, y estrecha alianza con Fedecamáras, y sin ser atacado u agredido por el P.C.V, tajantemente dice: “Durante mi Gobierno ningún Comunista entrará a Miraflores.

Juan Pablo Pérez Alfonzo, siendo Leoni Presidente es desplazado del poder, y con él idos para siempre en la IV República, la tesis petrolera de AD, que era la tesis de todo el pueblo venezolano. Los gringos complacidos ven excluir del Gobierno al más Grande Estadista del Siglo XX venezolano. Coetaneamente un emergente empresario, Gustavo Cisneros saca las garras con el Proyecto Petancom, primera finta para privatizar la industria petrolera, comenzando por comprar la Petroquímica de Morón. La Shell, conociéndolo vinculado a Stándart Oil (Exxon-Mobil) por ser Pedro Tinoco Abogado y Consejero de ambos, reacciona en encendida campaña de Hugo Pérez La Salvia, después ministro. Abortan el Proyecto.
Abortan el proyecto.

A la larga, la izquierda fracasó en la insurrección, y primero Teodoro Petkof, luego Pompeyo Márquez, Santos Yorme de la resistencia contra la tiranía de Pérez Jiménez, fracturan a los comunistas, e incorporados al establecimiento hacen papel de disonante a la alternancia quinquenal de AD-Copei.
La contrainteligencia, por inexistente jamás detectó la jugada oligárquica.

TABLA RASA AL NACIONALISMO:

Sucedese “Escándalo de los petroespias”. Los americanos enojados por fuga de información privilegiada a Shell angloholandesa, promueven campaña que terminó condenando penalmente a infidentes.

El extermino absoluto al ideario de Pérez Alfonzo, y a la tesis petrolera de AD, lo constituye enmendar artículo 5º Constitucional perneando el capital extranjero al dominio petrolero, que culmina con “la apertura petrolera” de Caldera II, con Luís Giusti Presidente de PDVSA la ejecuta, entre otras INTESA, de capital de ex funcionarios de la CIA, y radicada en Langley, Virginia, dirigirá y monitoreará toda la actividad petrolera con cibernética de última generación. Existe inteligencia gringa. No existe Contrainteligencia Venezolana. Giusti al salir de PDVSA en 1.998 es Asesor Petrolero, de Clinton, después de Bush, jefes del primer cliente y proveedor de nuestra Empresa. Sin ningún rubor groseramente traiciona a la Patria.

NINGUNA CONTRAINTELIGENCIA:

Véase que en los eventos citados, todos de importancia capital para los Altos Intereses Nacionales, para nada el Estado Venezolano se preocupó por obtener información que le permitiese conocimiento privilegiado del las aceiteras para tomar decisiones más convenientes al país. Fueron los intereses foráneos en pugna, perjudicados en una escaramuza de subasta de nuestro petróleo, quienes encargan a periodistas chacales, provocar escándalos para abortar al mayor felón y corruptor, recompensado en la escaramuza con la tajada más grande del botín de los recursos naturales no renovables de Venezuela. La contrainteligencia, por inexistente jamás detectó la jugada oligárquica. Todos las aceiteras extranjeras actúan al unísono con la misma premisa: “Venezuela proveedor eterno de petróleo a precio vil”.

¿QUE ES CONTRAINTELIGENCIA?:

Son las actividades, dentro de las fronteras patrias, destinadas a la búsqueda, producción y difusión de información, planificación y ejecución de operaciones de pesquisa necesarias para asegurar la seguridad, la defensa y por ende el desarrollo integral de la Nación, con la finalidad de proteger y garantizar la estabilidad, integridad y permanencia de las instituciones revolucionarias democráticas legítimamente constituidas.

Esta pesquisa se hace por entes y órganos del poder Público, participando funcionarios públicos y particulares ejecutores de la corresponsabilidad constitucional para tutelar los Intereses Supremos de la Patria.

En la Venezuela Bolivariana hay que institucionalizar la contrainteligencia con equilibrio entre la tutela del interés general (seguridad, defensa y desarrollo integral de toda la Patria) con la tutela particular privilegiada de los derechos Humanos.

Jamás impondrá Chávez el esquema gringo o colombiano del Acta o Ley Patriota de suprimir el habeas corpus, y así ninguna cuenta rinden a las autoridades de presos, que pasan a ser “desaparecidos” muy comunes, antes en la IV República y hoy en Guantánamo y cárceles desconocidas gringas, o las desaparición forzada de ciudadanos en Colombia.

JUSTICIA Y CONTRAINTELIGENCIA:

Desde 1.958 hasta el 2.008, en cincuenta años, amable lector (a), sólo recordamos que la Justicia haya castigado por delitos de corrupción al General Pérez Jiménez y al “chinito de Recadi”. A nadie más. Eso significa que en décadas el Sistema de Justicia, integrado por Jueces, Fiscales, Abogados funcionarios de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), Defensores Públicos y Abogados en ejercicio, muy poco efectivos hemos sido, y somos en el castigo a corruptos muy bien calificados en la Constitución Nacional como “autores de delitos de lesa patria”.

LEGITIMACIÓN DE CAPITAL:

El domingo pasado, Autoridades de inmigración gringa, apresaron a Abogada muy vinculada al Sistema de Justicia Penal en el Municipio Libertador, Distrito Capital, con diez millones de dólares en efectivo. Está flagrante en “blanquear coimas judiciales”, y sabremos quien con ella es o son los verdaderos dueños (as) del dinero sucio, y por cual juicio o juicios lo pagaron. ¡Gloría a Dios, tiemblan uno o varios judas!

Eso corrobora que la contrainteligencia debe ser la actividad dentro de la institucionalidad de la Revolución Bolivariana que suministre la información conducente al castigo de miles de corruptos que día a día, sin pausa y sin solución de continuidad, roban y roban, y no tiene solución de continuidad porqué no existe la condena ejemplarizante que salve a la república de su enemigo más poderoso; y puede nuevamente acabar con el esfuerzo de Chávez por sacarnos del subdesarrollo, que no es otra cosa que Implantar el Imperio de la Ley. Sin castigo por condenas penales a corruptos, cáncer de la Institucionalidad Revolucionaria, y mientras no estén presos en Uribana, no rectificarán de su perniciosa conducta, así estimulan a otros a seguir robando el patrimonio público, y sigue el latrocinio del tesoro público.

Bolívar, siempre Bolívar, en relación a este asunto nos enseña: “La corrupción de los pueblos comienza con la impunidad de los delitos y la indulgencia de los magistrados”.
En la medida que la contrainteligencia exista, y suministre información cierta de los asaltantes de fondos públicos, podemos comenzar a viabilizar el Sistema de Justicia, por décadas inoperante Es el origen mismo de nuestro atraso y subdesarrollo. Sin contrainteligencia la República está inerme. Se defiende o perece. (Continuaremos el tema)

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4595 veces.