Referéndum Aprobatorio

El contexto político internacional del cual nuestro país es parte importante, nos ha venido planteando con extrema urgencia cambios sustanciales en el desenvolvimiento social, institucional, económico; exigiéndonos nuevos desafíos en la perspectiva de nuevos paradigmas. Esa dinámica bien interpretada por el ciudadano Presidente Hugo Chávez, le ha exigido impulsar esta propuesta si se quiere de manera atropellada, sin detenernos a verificar lo hasta ahora hecho: logros, alcances, perspectivas, nivel de incorporación real de nuestro pueblo a la actividad pública, conciencia social; ni siquiera un sondeo de opinión respecto al conocimiento, manejo, dominio de Democracia, Socialismo, Comunismo en nuestra población, (clase media, baja), cosa que el imperialismo ha sabido por espacio de cien años demonizar, sembrando en el imaginario colectivo “dudas” acerca de estos sistemas de organización política, económica y social. Simultáneamente la apertura de múltiples frentes de confrontación, divergencia, con diversos sectores internos y externos, han sumergido al común del venezolano (no habituado a esta dinámica) en un estado de zozobra colectiva, reforzados por la ingente cantidad de noticias donde la corrupción, la ineficiencia, el hampa común, la escasez de alimentos y productos, unida a un desconocimiento real de la Propuesta de Reforma Constitucional presentada al país el 15 de agosto de este año, para lo que determinó el CNE una fecha tope de tres (3) meses para ser votada (tiempo insuficiente), por no activarse a nivel nacional un proceso de divulgación e información que aclarara dudas e informara de manera coloquial la pertinencia de los necesarios cambios planteados en este contenido, inicialmente conformado por treinta y tres artículos, convertidos posteriormente en sesenta y nueve, cosa que complicó su manejo y divulgación. A esto podemos sumarle el hecho de que los Alcaldes, Concejales, Legisladores y Gobernadores no se solidarizaron con la propuesta, por el hecho de ver disminuida su hegemonía gubernamental, lo que apagó en gran medida el debate público en los municipios alejados, aunque contrariamente en estos recónditos lugares salió favorecido el “SI”, básicamente por la fe que nuestro pueblo tiene en el Líder, vemos que la participación fue diezmada como consecuencia de la falta de motivación, orientación y estimulo. En otro orden de ideas, desde la incipiente plataforma del PSUV, la que se ha venido conformando con escasa participación del pueblo, ya que los actores encargados de la promoción organizativa, además de pertenecer a la estructura de gobierno, “cuestionados muchos de ellos”, se valieron de practicas tradicionales del partidismo, lo que generó una estampida y renuencia de los sectores populares tradicionalmente excluidos a incorporarse en lo batallones socialistas, donde de “socialismo” se habló muy poco, si es que acaso se abordo el tema. Esta incipiente estructura capoteó su responsabilidad de orientación, divulgación, promoción en los diversos sectores y subsectores de nuestros barrios y urbanizaciones, el planteamiento puerta a puerta fue abortado, se circunscribió a una plana de 16 nombres, con cédulas, dirección y teléfonos de gentes que jamás llegaron a oír de boca de nadie una predica ni a favor ni en contra del texto de Reforma planteado. Necesario es ver el hecho de que simultáneamente a la demonización que se ha hecho del ciudadano Presidente Hugo Chávez, la propuesta de Reforma fue utilizada para asociar los mas notorios hechos de despotismo, corrupción, nepotismo, ineficiencia existente en la administración pública como fórmula para continuar estos males y eternizarse en el poder (como que si el hombre no fuese de carne y hueso), mensaje que la institucionalidad jamás desmontó. De manera autocrítica asumo la derrota, creo en la necesidad de bajar los humos a tanto fariseo, creo en la pertinencia de la Propuesta de Reforma Constitucional, creo en el liderazgo del ciudadano Presidente Hugo Chávez y creo en los poderes creadores del Pueblo Bolivariano, Patria, Socialismo o Muerte, ¡ Venceremos!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 10842 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a46524.htmlCUS