La Integración Civico-Militar


Cuando se habla de la integración entre el pueblo y las fuerzas armadas
no es una mera habladuría, es la clave de nuestra supervivencia como
nación, de la permanencia de nuestra revolución.

Para ver un ejemplo claro estudiemos el caso de Israel, la nación judía
rodeada por enemigos superiores en número optó por la inserción de
toda su sociedad a las fuerzas armadas, el servicio militar es obligatorio
para todos (hombres y mujeres) y una vez salido del servicio activo,
quedan en la reserva dispuestos al combate en cualquier momento.

El ejercito judío fue el instrumento más útil para la inclusión de
una masa importante de los emigrantes, el caso de la granjas colectivas,
los "Kibbutz'' donde centenares o hasta miles de personas trabajan
para el bien común de la comunidad, sirviendo a su vez como unidad
militar, el más perfecto ejemplo de comunismo en una nación que no
es comunista, pero, que tiene de sus raices bíblicas ancestrales el
concepto de la vida comunal.

La solución para que nuestros campesinos no sean asesinados es que
éstos se integren a las unidades de reservas del ejercito, que formen
cooperativas agrícolas que a su vez funciones como puestos militares.
Creo que ya se han dado pasos en ese sentido, mas, se debe profundizar,
la idea del soldado campesino es muy antigua, romanos y bizantinos
la practicaban, nuestros campesinos e indigenas como soldados del
ejercito libertador, produciendo y defendiendo no volverían a ser
masacrados por los esbirros de la oligarquía terrateniente.

La idea también es aplicable a las zonas urbanas, pero, yendo más alla,
nuestros jovenes deben ser estimulados a ingresar a las fuerzas armadas,
que éstas se conviertan en una opción actractiva para nuestra juventud,
para nuestros profesionales y sobretodo para nuestros científicos.

Venezuela no está rodeada de naciones enemigas, pero, tiene un potencial
enemigo en el norte, el cual es muy poderoso, si todos los bolivarianos
que somos las mayoría nos involucramos de forma directa o indirecta
le estaremos dando un apoyo valiosísimo al proceso revolucionario
y por extensión a la soberanía del país.

Es nuestro deber como ciudadanos de este país defender con nuestra
vida el suelo sagrado de la patria, que nuestros jovenes ingresen
en masa a las fuerzas armadas, que los profesionales y técnicos también
lo hagamos, es hora de que tengamos una población bien entrenada para
defender a Venezuela cuando llegue a la hora, y es importante saber
que los romanos del siglo XXI toman en cuentan muy bien la presencia
de una reserva militar numerosa, más en un páis con las formidables
defensas naturales que posee Venezuela.

Pero, llegamos más alla, el desarrollo científico es la punta de lanza
del poderío imperial, y es allí donde quiero hacer incapié a todos
los científicos, ingenieros y técnicos patriotas.

De forma análoga al masivo esfuerzo que se hizo en el Proyecto que
desarrolló la Bomba A, el alto gobierno debe reunir toda la fuerza
de poder científico de los patriotas para enfrentar la amenaza latente.

Tengo una confianza total en la excelencia vanguardista de la comunidad
científica bolivariana, el desarrollo auto-sustentable depende de
la capacidad de reproducir, mejorar y producir tecnología, sólo hay
que depurar la actual parálisis administrativa que los organismos
encargados de financiar los proyectos de desarrollo.

Por esa razón, la creación de una ``Oficina de Investigación y Desarrollo''
adscrita al Ministerio de la Defensa y bajo la personal supervisión
del Presidente de la República es urgente.

Se hace necesario también la reactivación de la Comisión del Uso Pacífico
de la Energía Nuclear, según palabras de mi buen amigo el Coronel
Jesús Barboza Marín (ingeniero nuclear) las reservas de uranio en
Venezuela son superiores en cuanto a rendimiento energético a las
reservas de petróleo y gas. ( esa es otra de la razones por la cual
el Imperio quiere ponernos las garras).

Las FAN son el mismo pueblo uniformado, como lo ha dicho nuestro Presidente
en muchas ocasiones, mas, debemos hacer una realidad en nosotros esa
afirmación, cada uno participando en su campo.

Por tal motivo, el 28 de enero del 2002, nació el Círculo Bolivariano
de Investigación y Desarrollo ``Humberto Fernández Morán'', de la
Facultad Experimental de Ciencias de LUZ, con el propósito de servir
como ``tanque de pensamiento'', desarrollar proyectos de orden civil
y militar sobretodo, ya para esa fecha presentíamos la amenaza del
golpe imperial contra la soberanía nacional.

Desarrollar contramedidas en contra de los sistema de ataque del Imperio
es una de nuestras metas.

Trabajemos pues en ese objetivo.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 12176 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a4333.htmlCUS