Respecto al artículo 87 de nuestra Constitución y la Reforma Constitucional

Pues bien, ayer en una larga alocución de un poco más de cuatro horas, el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías presentó al país su proyecto de reforma constitucional, lo que, tomando prestadas las palabras del ciudadano gobernador del Estado Bolívar, General (r) de División Francisco Rangel Gómez, ahora sí tendremos un debate en serio respecto a este gran tema de interés nacional.

Sin duda, un poco menos del 10% de la Constitución será suceptible de reforma, no voy a extenderme en consideraciones efectuadas en anteriores artículos, sólo el tiempo dirá quien tuvo la razón y quien no. Pero si quiero hacer honor a mi palabra cuando en mi último artículo señalé que aquellas columnas por llamarlas de alguna manera, las Propuestas para el 2do Motor Constituyente: La reforma constitucional iba a ser redefinida y reformateada, y en esta oportunidad esta sera la primera entrega de esa redefinición y en su nuevo formato. Espero en ese sentido, profundizar los análisis pero a la vez ser bastante explícito y que todo el pueblo que pueda tener acceso a estos modestos aportes teóricos, desde el más humilde campesino hasta los más versados intelectuales puedan entender lo que se quiere transmitir a través de estos escritos.

Uno de los artículos que el señor Presidente- Comandante propone reformar es el artículo 87 de nuestra Constitución, que por aquellas casualidades de la vida, me correspondia hacer su análisis, aún si el Presidente no hubiese presentado su Proyecto de Reforma Constitucional. Esto referido al derecho ya la vez el deber que tienen todas las ciudadanas y ciudadanos que hacen vida en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela al trabajo.

Es importante que digamos que este artículo 87, que tanto el derecho al trabajo como el deber de trabajar son conceptos que no pueden satisfacerlos plenamente la sociedad ni el Estado, pues un cierto grado de desempleo y un cierto número de personas que no quieren trabajar los ha habido siempre y ningún Estado del mundo ha tenido un éxito completo en este terreno. Los países socialistas del Este acabaron con el desempleo a base de colocar gente donde no hacía falta. Esta política fracasó por muchas razones, entre otras porque elevaba los costos desmesuradamente.

Lo que sí es una obligación ineludible del Estado es fomentar el empleo, diseñar las políticas adecuadas que hagan que la gente encuentre trabajo y en fin, ya el artículo 87 hace hincapié en este importante deber del Estado.

Una de las novedades bastante provechosa para el pueblo es la posibilidad de que todos aquellos trabajadores no dependientes como taxistas, transportistas, comerciantes, artesanos, profesionales, y todo aquel que ejerza por cuenta propia cualquier actividad productiva pra el sustento de sí mismo y de su familia, la creación de un Fondo de estabilidad social para este tipo de trabajadores, para que con el aporte del Estado y del trabajador, pueda éste último gozar de los derechos laborales fundamentales como jubilaciones, pensiones, vacaciones, reposos pre y post natal y otros que establezcan las leyes.En pocas palabras, la inclusión de los trabajadores no dependientes, los protege aún más que con la redacción actual del referido artículo. Seguro que mi buen amigo y médico, el diputado Rafael Ríos, hombre que ha trabajado arduamente con todo lo que tiene que ver con todo lo concerniente a la seguridad social y el desarrollo de sus regímenes prestacionales debe sentirse sumamente contento por ello.

Otra de las mejoras que ha incluido el ciudadano Presidente en la redacción de este mencionado artículo esta referida a la cogestión en el trabajo, pero no a una cogestión entendida bajo la concepción socialdemocrata, sino una cogestión basada enla solidaridad, basada en la productividad y que poco a poco nos vaya conduciendo a la autogestión.

En fin, esto es solamente un abreboca de lo que será este gran debate constituyente de la reforma constitucional, pese a que solamente será el 10% del contenido de nuestra como ya señalaba al principio de este artículo que será suceptible de reforma, no por ello hará que el debate de la misma sea menos apasionante y encendido de lo que algunos pudieran estar pensando.

Pues bien, como ya lo decía en mi artículo anterior, se ha iniciado una nueva batalla y una nueva batalla por el futuro de la patria, campaña que será en mi criterio incluso mucho más dura, mucho más intensa pero a la vez mucho más bonita que la de la constiuyente de 1999 y que la última elección presidencial del 3 de diciembre de 2006. Pero se demuestra que todos los ue amamos a esta Patria estamos construyendo las bases del Socialismo del Siglo 21 en Venezuela, atendiendo a nuestras propias realidades y a nuestra idiosincracia, estamos invocando a los poderes creadores del pueblo para que aquella máxima robinsoniana de "Inventamos o erramos" sea una realidad, y de como decia Mariátegui, que nuestro socialismo no sea calco ni copia sino creación heroica. Es verdaderamente hermoso vivir en este momento histórico en esta Venezuela donde todos de alguna manera estamos escribiendo y viviendo la nueva historia que puede cambiar los destinos de la humanidad.

Y solamente me resta decirles a los amigos de la Comisión Promotora Nacional del PSUV y al ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, como aspirante a militante que soy de esa organización, lo siguiente: Creo que por lo poco del tiempo, estaríamos hablando de cuatro (4) meses para que la Asamblea Nacional dé las tres discusiones previstas en la Constitución para sancionar el proyecto de reforma constitucional que luego será sometido a referendo popular y aprobatorio. Se mantengan las sesiones de los batallones socialistas, pero se pospongan por lo menos hasta comienzos del año que viene, diría que para el primer trimestre, la elección de los voceros y voceras de los diversos batallones socialistas y la celebración del Congreso Fundacional. Me parece que el tema de la reforma es mucho más importante que el PSUV, ya que el PSUV será el instrumento de dfensa y de consolidacion de los cambios que se aprueben de esa reforma constitucional. De no ser acogida esta propuesta, de igual manera respetaría de manera disciplinada los lineamientos que a bien tengan a darse.

Patria Socialista o Muerte!!!!
Estamos Venciendo!!!!

* Abogado y Analista Político. Aspirante a militante del Movimiento Socialista Unido Revolucionario Bolivariano de Venezuela (MSURBV). www.juanmartorano.blogspot.com , http://www.juanmartorano.tk/ . [email protected] , [email protected] , [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 19628 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a39825.htmlCUS