¿El bolívar fuerte?

La reconversión monetaria que entrará en vigencia a partir del próximo 1º de enero de 2008, ya ha comenzado a ser objeto de comentarios perniciosos y tendenciosos por parte de algunos expertos en finanzas que tanto gustan de visitar canales de TV privados, escribir y/o declarar en medios de información (que no de comunicación), o aprovechar escenarios académicos, convirtiendo el tema más en especulaciones politiqueras que en discusiones técnico-científicas serias, asumiendo posiciones que confunden a los desconocedores de la materia, fundamentalmente a los estudiantes, pues la falta de ética de estos expertos los conduce a distorsionar la verdad.

Sin ser expertos en finanzas y dinero, ni nada que se le parezca, recurrimos a la lógica razonable de nuestra mediana capacidad pensante, para referirnos a tan importante acontecimiento de la economía venezolana contemporánea.

Es preciso advertir que la actividad económica, como actividad social al fin, obedece más a los desempeños estructurales de la sociedad, que a las explicaciones de la Teoría Económica. Es decir la Economía funciona por la actividad real de los seres humanos en sociedad, según sus necesidades, mientras que la Teoría permite a los economistas interpretar y dar explicaciones de esa realidad, basados en supuestos e independientemente de los intereses de los actores y hechos económicos.

Necesario es decir, en primera instancia, que nuestra reconversión monetaria obedece básicamente a una necesidad administrativa-contable para una mejor manipulación de la moneda, lo que en modo alguno es una medida de revaluación frente al dólar u otra divisa, pues la proporción cambiaria se mantiene en el cambio oficial pero con menos ceros, pues pasará de 2.150 Bs./USA$ a 2,15 Bs.F./USA$ (Bolívares Fuertes por Dólar Americano), ya que sólo se trata de eliminar ceros a la moneda de manera total y general, lo que incluye los precios de divisas, bienes y servicios, sueldos y salarios, etc.

Ahora bien, lo que sí es innegable desde el punto de vista económico, en tanto hecho social, es que la decisión ha sido tomada en el momento oportuno pues:

1.- En este momento se cuenta con la mayor cantidad de reservas internacionales de las últimas décadas, tanto en dólares como en euros, los cuales constituyen el respaldo internacional del bolívar para importar o para hacer pagos en el exterior. Ya nuestro Bolívar es Fuerte…

2.- El cuento de la economía neoliberal sobre la "plataforma industrial fuerte" que se requiere para fortalecer una moneda es, en nuestro criterio, muy relativo. No obstante Venezuela tiene la más fuerte plataforma económica de los últimos tiempos, que siempre ha tenido aunque jamás se socializó su uso y aprovechamiento: El Petróleo Bien Administrado, es decir bien explotado, bien vendido y bien distribuida su ganancia (aunque todavía haya quienes lo aprovechan más y mejor que Usted y yo). Pasarán muchos años para que el petróleo pierda su importancia económica a nivel mundial. No todos los países podrán producir etanol a partir del maíz u otras fuentes agro-biológicas con fines energéticos; es más, si eso ocurriera las hambrunas mundiales limitarían su expansión e incrementaría aún más el precio del petróleo.

3.- Los indicadores macroeconómicos venezolanos han mejorado paralelamente a los indicadores macro sociales. Pese a que siguen habiendo pobres, desempleados, etc., es innegable que hay mejoras sustanciales en los programas sociales como Barrio Adentro, Mercal, Misiones Educativas, etc.; la ocupación laboral se ha incrementado e inclusive la inflación disminuyó llegando a tener signo negativo durante el mes de marzo pasado (-0,07%), todo lo cual contribuye a equilibrar la economía doméstica o nacional, pues constituyen síntomas de Desarrollo, entendiéndose como tal no sólo lo macroeconómico, sino además el mejoramiento de la calidad de vida de un grueso número de venezolanos y venezolanas que anteriormente no tenían acceso a la salud, educación de calidad y gratuita, alimentos básicos y los servicios públicos, entre otros. Este bienestar social hace Fuerte a nuestro Bolívar.

4.- La imagen internacional del país con el liderazgo político ejercido por el Presidente Chávez no sólo nos ha traído aliados pequeños que nos ven como el hermano rico, sino también el respeto e interés de países más ricos con visiones integracionistas, quienes nos ven como audaces e inteligentes en lo político, económico y social, por lo tanto quieren acercarse a nosotros con propuestas claras de intercambio comercial, tecnológico y hasta de experiencias sociales, escenarios en los cuales se están dando modestos pero muy sólidos pasos.

En consecuencia, si tenemos:

Reservas internacionales abundantes + Mercado y Precio estable del petróleo + Economía interna equilibrada + Imagen Internacional positiva = Fortalecimiento del Sistema Monetario.

En otras palabras: la revaluación del Bolívar será cosa de poco tiempo y llegará por la vía de la Imagen de país, que en finanzas internacionales es la mejor forma de fortalecer una moneda, más que por el cuento clásico de la Plataforma Industrial Fuerte. Es más, la buena imagen ayuda a la Industrialización por la vía de la denominada Demanda Derivada. La Industrialización sin buena Imagen Internacional se desploma por sí sola y ese desplome arrastra a la moneda.

Ya en Venezuela vivimos eso el Viernes Negro de 1983...

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4130 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a38543.htmlCUS