Oído Presidente Chávez y Ministros de Industrias Básicas y de Infraestructura.

Agoniza carretera Caicara del Orinoco-Puerto Ayacucho

En las últimas horas tuve la oportunidad de realizar un viaje de Puerto Ayacucho a Caicara del Orinoco y viceversa. La distancia entre las dos ciudades es de unos 356 kilómetros que se han convertido en un pequeño infierno para conductores y pasajeros. Esta es una carretera muy transitada por campesinos, indígenas, jóvenes, y trabajadores de la bauxita que van y vienen a Los Pijigüaos. Cada dos horas sale de Ciudad Bolívar una buseta con destino a Puerto Ayacucho que sirve a todas las poblaciones intermedias. En esta carretera hay una zona crítica que debe ser intervenida de inmediato. Son los 80 kilómetros que van desde Los Pijigüaos a la “Y” , una intersección con la cual esta carretera se une a la vía Puerto Ayacucho-El Burro que va de Amazonas al Estado Apure. El mal estado de la vía: huecos y más huecos que la hacen intransitable y que a medida que pasa el tiempo se está volviendo peor. Los conductores han pensado en trancar la carretera como forma de protesta porque cada vez más la situación se está volviendo insostenible. Se sabe que hacer un reasfaltado es cuestión de mucho tiempo, tal vez muchos años, en consecuencia la exigencia de esta hora es reparar de inmediato la zona dañada.

Esta carretera fue concluida hace 25 años, sin embargo se inició hace 45 años con una primera etapa de 30 kilómetros de Puerto Ayacucho hasta el balneario de Pozo Azul, bajo la responsabilidad de Ingeniería Militar del Ejército. Cuando el doctor Armando Sánchez Contreras fue Gobernador del Territorio Federal Amazonas, le dio el mayor impulso a la construcción de esta carretera, hasta completarse posteriormente el asfaltado y la construcción de los puentes sobre el río Parhuaza y Suapure. Esta última etapa se hizo bajo la responsabilidad de la Corporación Venezolana de Guayana. Después de la culminación de la carretera hasta nuestros días nunca se le hizo mantenimiento y paulatinamente se fue deteriorando hasta llegar a la agonía que vive hoy día.. Nunca nadie asumió ni la paternidad, ni la maternidad de la vía. Nunca llegamos a saber quien era su administrador

La importancia estratégica de esta vía parece que nadie logra comprender. Por decreto gubernamental de los años 80 los Estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro conforman la Región Guayana y la Corporación Venezolana de Guayana es el órgano responsable de su desarrollo. Pero como vamos a ser una región ¿sí es imposible trasladarnos de un punto a otro de la geografía regional? Además el desequilibrio entre el desarrollo de unos espacios y otros son muy grandes. Así de esa manera la mayor parte de la inversión del desarrollo regional se los lleva el Estado Bolívar, dejando solo migajas a los estados Amazonas y Delta Amacuro.

Una cuestión que resulta jocosa, pero se hace necesario comentarla para que podamos reír desde hoy hasta que el gobierno central pueda resolver este problema. Un llamado muy especial al Ministro Khan, de Industrias Básicas y Cabello de Infraestructura, en virtud de que no entendemos que a mitad de esa vía se encuentra el complejo de extracción de bauxita de Bauxilum en los Pijigüaos y que la C.V.G y el Ministerio de Industrias Básicas no hagan nada por buscar una salida a esta grave situación. A lo largo de ese eje carretero se encuentran comunidades piaroas y panare, por eso nos resulta extraño que el Ministerio para los Pueblos Indígenas tampoco haga nada por mejorar las condiciones de vida de los indígenas del Municipio Cedeño del Estado Bolívar.

Para que todos tengamos una idea sobre el problema es necesario que hagamos algunos juegos o adivinanzas como forma creativa de reflexionar sobre estas realidades. Por ejemplo, sería importante que supiéramos cuantos tornillos se le caen a cada una de las unidades autobuseras que transitan esa carretera en cada uno de sus viajes. Segurísimo que habrá sorpresas. La otra idea es de imaginar la cara que ponen los conductores cuando llegan a la “Y”, punto de encuentro entre esta carretera y la que va de Puerto Ayacucho al Burro, este último un puerto sobre el Orinoco que nos une al Estado Apure. Por último imaginémonos que en un bus que presta servicio por esa vía vengan de pasajeros el Ministro de Industrias Básicas, el Ministro de Infraestructura, el presidente de la CVG y los Gobernadores de Bolívar Rangel Gómez y el de Amazonas Liborio Guarulla. Nos gustaria ver por una rendija la cara que pondrían cuando el bus se desplace por la zona ubicada entre Villacoa y el puente de Parhuaza. Seguro amigos lectores que sus caras provocarían en nosotros una sonrisa poco común. Por otro lado estoy seguro que ellos pondrían todo su empeño en buscar una solución inmediata a los inconvenientes que nos produce el mal estado de esa vía de comunicación. Los tornillos que caen del bus pueden ser sustituidos, lo que si no podemos reemplazar es el desgaste que sufre nuestra columna vertebral por el efecto batidora de estás máquinas de transporte interurbano. Amanecerá y veremos.

(*)Licenciado en Comunicación Social.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6433 veces.