¿En Qué Consiste la Conversión Monetaria?

El gobierno nacional desde hace unos años, viene hablando sobre la necesidad de aplicar una reforma monetaria, pero es en los últimos meses, cuando el gobierno nacional le dio carácter de oficialidad a la medida, también por estos días la oposición, como es una costumbre, levantó una polvareda por el mismo motivo. Sacó de las telarañas a sus críticos de oficio, para que descargaran su artillería pesada, contra esta política de la nación. Son los mismos que permanecían callados ante las subastas que hacían del país, pero que hoy no ven nada bueno en lo que se construye.

Como no digo nada desconocido cuando califico a la oposición, considero más importante y más constructivo, de una vez, echar un vistazo a lo que nuestro gobierno nacional, ha llamado reconversión monetaria. La medida en si misma, como todo lo desconocido, genera cierta ansiedad y desconcierto en la población, la cual se fortalece, cuando los profetas del desastre entran en acción. Pero no pasa de ser una simple falsa alarma, cuando conocemos someramente acerca de ella.

La reconversión es una política monetaria soberana, que pone en práctica nuestro gobierno y que tiene como objetivo, colocar correctivos a elementos que distorsionan en nuestra economía, como son; la debilidad de nuestra moneda con respecto a las divisas, la inestabilidad económica, la inflación, la liquidez monetaria, disminución del poder adquisitivo y va a ser aplicada en conjunto con otras medidas. Lo que se busca con ella, es crear las condiciones para ser menos vulnerables, ante elementos que desestabilicen nuestra economía.

La pregunta que todos nos haríamos es; ¿en qué consiste exactamente la reconversión? La respuesta es sencillísima, no es más que la transformación paulatina de nuestro signo monetario a una nueva escala, es la simple disminución de ceros a la moneda actual, sin que pierda su valor adquisitivo, en nuestro caso, son tres los que se eliminan. Es decir si tenemos 1000 bolívares actuales, equivaldría a ser 1 bolívar pero acompañado, por un lapso transitorio, del adjetivo “fuerte” (Bs. F), ambas cantidades en sus diversas escalas, mantienen la misma capacidad de compra. Si ambas cantidades mantienen su capacidad adquisitiva, no pudiera considerarse que nuestros bienes, servicios, deudas, obligaciones, ingresos o gastos, experimenten algún tipo de variación, en cuanto a su valor relativo, ya que todo activo o pasivo, va a ser expresado a la nueva escala. En otras palabras toda cantidad proveniente de cualquier operación deberá ser dividida entre 1000, para conocer su valor en Bolívares Fuertes (Bs. F).

El cambio en la escala de nuestra moneda, no va a suceder de la noche a la mañana, ya el Ejecutivo Nacional junto al Banco Central de Venezuela, han diseñado la estrategia, paso a paso, con lapsos establecidos, que permitirá la reconversión, sin ningún tipo de traumas. Luego de varios años, es el 6 de marzo de 2007, cuando entra en vigencia el decreto ley de reconversión monetaria. Se espera que el 1º de octubre del mismo año, en todos los establecimientos y comercios se comiencen a manejar los precios de los bienes en las dos escalas: en bolívares actuales y bolívares fuertes, para facilitar la adaptación a la población. A partir del 1º de enero de 2008, entrará en vigencia la moneda Bolívar Fuerte, la cual circulará junto a los bolívares actuales, por un periodo no menor de 6 meses, lapso en el cual se espera que la población se adecúe a la nueva moneda. En dicho lapso, los bolívares actuales serán sacados de circulación, los que queden en manos de la población, podrán ser cambiados en los entes establecidos por el BCV.

Entrarán en circulación moneadas de: 0.01, 0.05, 0.0125, 0.25, 0.50 Bolívares Fuertes (expresadas en céntimos) y Billetes de 1, 2, 5,10, 20, 50, 100 Bolívares Fuertes. Un céntimo de la nueva moneda, equivaldrá a 10 bolívares actuales. Con esta nueva moneda un celular que costaba 500.000,00 bolívares actuales, pasará a costar 500 bolívares fuertes, pero para no emocionarlos tanto, complemento la información diciéndoles; que si devengamos un salario de 1.000.000,00 de bolívares actuales, pasará a tener una capacidad adquisitiva de 1.000,00 bolívares fuertes. Como decíamos adelante, la reforma es neutra, no afecta la capacidad adquisitiva, ni los costos.

Esta medida fue aplicada en Brasil, que llegó a tener más de 2 mil por ciento de inflación anual, al hacer la reforma monetaria, la inflación cayó aL 70%. En los actuales momentos esa nación, tiene una inflación entre 1% y 3%. Pero no solo disminuye la inflación, también fortalecemos nuestra moneda, el sistema de pagos funcionaría con cifras más pequeñas, lo cual facilitaría las transacciones y los procesos contables. El numero de billetes en las manos disminuiría, se reforzaría la confianza en nuestra moneda, en resumidas cuentas fortaleceríamos nuestra economía.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 15248 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a37927.htmlCUS