Ni más ni menos

¿Partido Único o revocatorio?

Hoy, dentro de la revolución venezolana hay fuertes discusiones sobre los asuntos pendientes de la transición que terminó el 3D, como son: (i) el Partido Único para fusionar las fuerzas chavistas en un bloque socialista, (ii) el Revocatorio para sancionar alcaldes, gobernadores y legisladores por los errores cometidos en el ejercicio del poder público, (iii) la Refundación para crear la nueva institucionalidad del Estado, (iv) la Guerra contra la corrupción y el burocratismo y (v) la Construcción del Socialismo del Siglo 21 para luchar por el bien común y contra el imperialismo.

Todos estos asuntos son importantes, pero hay dos grandes corrientes con intereses diferentes, que marcan la pauta y están chocando: una que impulsa el Partido Único (largo plazo) y otra el Revocatorio (corto plazo).

Asumir la defensa de una corriente es un acto responsable que pasa por evaluar su significado estratégico en la preparación del camino hacia el socialismo por el cual votó la mayoría del pueblo venezolano el 3D.

No puede ser ni un capricho ni una imposición. Es una tarea revolucionaria impuesta por las circunstancias y como tal, los revolucionarios estamos obligados a participar en este debate esgrimiendo razones políticas, sería un error hacerse “el musiu”.

Sin menospreciar la opinión de nuestros compatriotas, consideramos que el Partido Único es lo estratégico y defenderemos esa tesis sin descanso, porque representa el componente que le falta a la revolución. Tenemos un Plan de lucha (la Constitución), Un líder indiscutible (Hugo Chávez Frías) y Un apoyo creciente (El soberano). Pero nos falta el organismo que unifique al soberano y motorice la transformación. Nos falta la punta de lanza que aglutine la vanguardia revolucionaria, genere políticas, tácticas y estrategias, tanto para la gestión pública como para la organización revolucionaria. En fin, que asegure que el proceso no se detenga, que marche hacia es el socialismo.

Del debate inteligente en el Partido Único deben salir las Líneas Maestras para refundar las Nuevas Instituciones del Estado Socialista que garantizan el bien común, con estructuras y prácticas administrativas libres de burocratismo y blindadas contra la corrupción. Con indicadores de gestión muy claros que faciliten los revocatorios para los “bate quebrao” y la cárcel para los ladrones. También debe establecer el perfil de los candidatos a elección popular en base a las virtudes y facilitar las designaciones con participación de las bases para que mas nunca tengamos candidatos por azar o tráfico de influencias.

Como ven el Partido Único es el instrumento para resolver los asuntos de la revolución, pendientes hasta hoy.

No es fácil trabajar en forma unitaria con las fuerzas chavistas, sobre todo porque sus alianzas siempre han sido electorales para mantener a Chávez como presidente. Ahora el desafió es unirse para profundizar y mantener la revolución, es un interés a largo plazo que lleva implícito la organización, concientización y movilización del pueblo por el socialismo y contra el imperialismo.

Se plantean varias fases consecutivas para la conformación del Partido Único: (a) Un debate abierto en el seno del chavismo, (b) Congreso Ideológico para establecer la declaración de principios, (c) Disolución de los partidos que han apoyado a Chávez, (d) Asambleas populares para nombrar vocería y (d) Congreso Nacional para Constitución del Partido.


El futuro de la revolución descansa sobre el partido único.


[email protected]

[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2151 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas