Corona de espinas histórica

En memoria de las y los miles de desaparecidos, torturados y asesinados en la larga y difícil noche del siglo 20 en América Latina durante los gobiernos derechistas y con el consentimiento de la Casa Blanca bajo el Plan Cóndor.

Eran días cuando las palabras: justicia y libertad estaban prohibidas. Era pecado hablar del significado de la democracia: Poder del pueblo. Pero ¿Por que lo que hoy es tan común, ayer era súbitamente castigado? Porque antes "la mayor libertad era la de morirse de hambre" como habría respondido el panita Alí Primera. Ese tiempo vibra y palpita con la fuerza propia que da la memoria colectiva, fue hace apenas 20 años que lanzamos el yugo imperial, no obstante, si crees que la visita de Obama es una "inspiración" para "las luchas continentales", siendo esté el cabecilla de las actuales guerras en el mundo, te invito a responder estas preguntas:

¿Como te sentirías si fueras maniatado, encapuchado y golpeado hasta la confusión una madrugada que descansabas tranquilamente. Haber sido sacado a la fuerza de tu hogar, dejando tu familia igual de golpeada, asustada y consternada y ahora despiertas en una celda de 2x2, con poca luz en algún lugar de tu país, a punto de ser interrogado por la piqueta, un bate y dos policías y/o militares, quienes aunque hables o no, te torturaran hasta la médula? Todo ello por haber participado en una protesta estudiantil por reivindicaciones tipificadas como derechos humanos, ejemplo el acceso a una educación gratuita y de calidad. Así fue Chile 1973 con el Golpe de Estado de Augusto Pinochet.

¿Y si estuvieras en el parque con tu compañera e hijos compartiendo una tarde de helados y de pronto ser abordado por tres sujetos encapuchados y armados, quienes empujan y maltratan a tu familia para montarte en un vehículo sin placa y llevarte a un lugar desconocido para "hacerte unas preguntas de rutina"? Acompañados de un cuestionario y alicates para arrancarte una pieza dental por cada silencio que demuestre dignidad. Eso sucedió en Paraguay 1954 con el Golpe de Estado de Alfredo Stroessner.

¿Imaginas ser arrancada de los brazos de tu madre violada y maltratada al nacer en prisión y 30 años después conocer a tu abuela, quien durante esos años peregrinó en todo el país e hizo vigilias diarias en la Plaza de Mayo para encontrarte, con el peso en el lomo de la tristeza y el dolor que resultó la desaparición forzosa de su hija feminista embarazada, la desaparición de tu madre? El derecho humano a la crianza y a una vida libre de violencia para la mujer no importo. Así sucedió en Argentina en 1976 con Jorge Rafael Videla.

O sin tantos golpes ¿Ser lanzado desde un helicóptero por creer que el futuro de la juventud es más grande que solamente tener un empleo condicionado por el sistema de explotación en el cual además te pagan una miseria? O ¿Haber sido secuestrado en la Plaza Las Tres Gracias y terminar con el hígado reventado en un sótano de la DISIP? Aunque no lo creas eso sucedió en Venezuela entre 1959-1998 cuando los gobiernos de AD y COPEI -Si, los mismo que dirigen la MUD- hacían y deshacían solo con la aprobación del gobierno norteamericano (Si, el mismo gobierno que nos tilda de amenaza con la revalidación por un año de un decreto oficial que avala posibles invasiones). Sin trabajo, estudio, cultura, salud, viviendas, alimentos para el Pueblo y con guerra: así resultan esos decretos.

Da INDIGNACION y RABIA responder esas preguntas sustentadas en situaciones reales, si no eres capaz de sensibilizarte con ellas es porque que tienes vinculaciones económicas con los sectores culpables de ese genocidio en América y el Caribe o eres víctima de enajenación. Más de 3.000 desaparecidos en Venezuela, 40.000 en Argentina y la cuenta aumenta si súmanos todos los países de América –Incluyendo a Canadá y USA–. Aunque no basta llorar sobre la leche derramada, es importante recordar pero más oportuno es prevenir otro derrame. Para nuestra generación (1990-2000) es impostergable conocer esta historia no oficial del continente, para que en nuestro presente y futuro no caminemos en esas crueles cicatrices que han marcado nuestras sociedades desde la colonización hasta el triunfo electoral nefasto de Macri en Argentina y la derecha golpista en Venezuela.

Semana Santa fue precisa para reflexionar, encontrar la armonía de nuestra práctica cotidiana con la solidaridad como primer valor que sustentará la nueva sociedad –Hablo de la sociedad Socialista, donde habitan en armonía: la naturaleza, el hombre y la mujer nueva del Che Guevara- Es determinante entender que a Cristo por enarbolar un mensaje de generador de conciencia -que sigue en boga 2000 años después- lo vendió un oportunista por 30 monedas de plata al Imperio Romano (Si, Otra vez los Imperios insepultos) quien estuvo en su séquito comiendo, conversando y rezando con El Mesías.

Identifiquemos los Judas Iscariotes que siguen sueltos, pudriendo procesos de transformación social, ellos residen en el egoísmo de aprovecharse de las necesidades y dificultades del pueblo para obtener ganancias individuales y repetir el mismo procedimiento cuando se han acabado los beneficios del "chanchullo"y además incrementarlos. Esos Judas son maestros del disfraz y el mimetismo político, social, económico y cultural; Puede ser desde un gestor público hasta el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. No olvidemos que Obama dirige una Nación destinada por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad, de la misma manera que se conformo como país. Gracias a dios Bolívar nos alertó hace 200 años.

"Dios te salve libertad / llena eres de gracias / el señor es contigo ... " Facundo Cabral.

 

Estudiante de Arquitectura de la UBV

Militante de la JPSUV

@davidgrml


Esta nota ha sido leída aproximadamente 298 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0'' /actualidad/a225246.htmlC0US