Volver a Chávez: ¡Operación remate!

El que tenga ojos que vea, el que tenga oídos que oiga, diría Chávez; nosotros agregamos, el que tenga corazón que sienta. A Chávez lo asesinó el imperio gringo. La orden la dio el actual regente de la casa blanca, siempre atento a los mandatos de la lumpen burguesía, urgida como está de su patio trasero. Hoy adelanta la operación remate.

Su periplo lo inició hace meses cuando visitó los países caribeños. Les alertaba que sus necesidades energéticas serían suplidas a futuro, en condiciones adversas, porque PETROCARIBE sería desmembrada. Acudió a la CELAC-Panamá como un gesto de conmiseración con los líderes allí presentes; su sola presencia era un gesto del futuro de esa organización.

Pero se concentró en Cuba, no por el pedido continental, sino por necesidad estratégica. Sabía que la isla no aguantaba más los desmanes del bloque económico y debía desmembrarse de cualquier manera. Como bastión de la lucha revolucionaria y socialista en el mundo, faro guía de la batalla de ideas en la figura imponente de Fidel, ejemplo del internacionalismo solidario con la humanidad, eje articulador de la ALBA, abrigó a Chávez como su hijo predilecto por reconocer en él al comandante rebelde y amoroso de los últimos tiempos. Y avanza sigilosamente.

Visitó la isla, recientemente; sabía que pisar tierra cubana era pisotear la hermosa y sublime obra construida por generaciones. Su intención fue inocular el veneno mercantilista del emprendimiento, del egoísmo y el individualismo en las jóvenes generaciones. El pueblo cubano, de elevada conciencia política e histórica, tiene ante sí un gran reto.

Fue una visita cortés, turística, de mucho disimulo a la mejor usanza pequeño burguesa. Saludó, caminó bajo la lluvia, se interesó por la historia a pesar que la aborrece, rindió homenaje a los héroes, degustó del buen ron y el tabaco habanero, difundió con habilidad sus insulsas ideas y disfrutó de un sabroso juego de basebal. En suma, se sintió pueblo cubano, en apariencia.

Su capacidad simuladora lo traicionó en la rueda de prensa; apenas si mencionó el bloqueo económico, la devolución de la base naval de Guantánamo y la agresión que infringe al pueblo de Chávez. Ocasión que aprovechó hábil y dignamente Raúl para declararle al mundo con contundencia, mirándolo a los ojos, lo siguiente: "En la conversación que ambos sostuvimos, sí abordamos el tema de la agresión que ud., su gobierno y la contrarrevolución emprenden contra nuestros hermanos y hermanas venezolanas, la revolución bolivariana y el socialismo de Chávez; pero no invertimos el tiempo necesario para una declaración contundente. Recuerde que cualquier agresión a uno de los nuestros es una agresión contra todos los pueblos de la Patria Grande". Su visita concluyó.

Su periplo continuó. En el cono sur lo esperaba Macri, otro peón del tablero de ajedrez imperial dispuesto a recibir instrucciones precisas que divulgó en rueda de prensa. "Ya le ordené a este excelente compañero de fórmula los términos de la operación remate; lo relativo a emprendimientos, negocios y acuerdos con los buitres es asunto nuestro, que no divulgaremos. Mientras liberemos a otro de los nuestros que aún permanece en la cárcel, Macri se encargará de exterminar cualquier vestigio de Chávez, su revolución y el tan mentado socialismo que en mala hora propagó por el mundo; no en vano estamos invirtiendo tiempo y esfuerzo en invadir simbólicamente a Cuba. Que se silencien, por cualquier vía, las ideologías y la historia inútil; se quemen libros, imágenes, franelas, gorras y pitos. Que las espadas se destruyan todas, en cualquier lugar del planeta, antes que restallen sus luces en favelas y barracas. Que más nunca se escuchen esos gritos insoportables: Alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar y Chávez por América Latina. Ah, y lo más importante, intrigue y compre adhesiones entre los gobernantes serviles para que de una vez y para siempre se extingan la CELAC Y la UNASUR; las voces brillantes de los sumisos debe resonar de nuevo en la OEA y en sus desprestigiados organismos. ¡Basta ya de tanta tolerancia! Nosotros sabemos usar las armas con inteligencia; sólo necesitamos planificar el cuándo y el cómo. ¡Que nadie se equivoque! Recuperaremos nuestro patio trasero a como dé lugar". Macri, embobado ante tanta elocuencia, sólo asintió agradecido.

Eufóricos por tan importante triunfo, celebraron con exquisito champagne; apenas si se percataron que en los alrededores de la Casa Rosada se congregaban sigilosamente los amigos y amigas de las madres y abuelas de la Plaza de Mayo. Se les olvidó ese detalle que Neruda siempre les recordará: Bolívar, Martí, el Che, Artigas, San Martín, Eloy Alfaro, Abreu e Lima y por supuesto, Chávez, despiertan siempre cuando los pueblos despiertan. Las ideas sembradas en las conciencias de millones vuelan alto; ningún dron podrá exterminarlas. Retan a los imperios, los debilita y derrota. Son las ideas del bolivarianismo revolucionario que Chávez nos legó y que hoy, con celo y valentía asumimos para crear y construir el Socialismo Bolivariano del siglo XXI.

LEE Y DIVULGA "EL SOCIALISMO DE CHÁVEZ, PARADOJA INCONCLUSA". LO ENCUENTRAS EN EL BLOG: AURORADELAPATRIA.BLOGSPOT.COM

 

elgaropa13@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 688 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a225156.htmlC0http://NON-VE