El transporte no debe prestarse para el plan conspirativo de la burguesía industrial y comercial…!

Cuando el usuario aborda el transporte, bien sea taxis, o colectivos el comentarios que es reiterativo en las quejas del trabajador de volante: que los repuestos y cauchos no se consiguen, los que logras obtener una hora esta en un precios, y en la tarde está en otro precio, es igual con los cauchos que no se adquieren y si lo logras es a precio especulativo, por necesidad acepta ser víctima de ese atraco impunemente por parte de la delincuencia comercial, sin que haya autoridad alguna que le ponga coto a esta irregularidad; frente a esta realidad para el transportista le es más fácil cargarle toda es responsabilidad al usuario. que tiene que pagar las exageradas tarifas del transporte, llámese colectivo o taxis, es el pueblo el que paga toda las consecuencia de esta guerra criminal implementada por la vagabunda burguesía industrial y comercial, sin que el gremio del transporte explore otra alternativa que no afecte al usuario, que es el que le da de comer, es cliente que él le presta el servicio que alguna veces no le tiene ninguna consideración, al llevarlo como sardina en lata y el irrespetuoso trato del colector y chofer en pulverizarle el salario al trabajador a su clase.

En esta circunstancia, la derecha errática y apátrida, atiza la candela y ejerce presión para que el transporte aumenta las tarifa las veces que se le ocurre, sin consultar al beneficiario, al menos con mejorar el servicio que cada día es mas caótico, disque para enfrentar esta guerra provocada por el hamponato industrial y comercial, que está decidido a crear un estallido social para salir del Presidente Nicolás Maduro.

El transporte históricamente ha jugado un papel importante en los que se trata de desestabilizar cualquier gobiernos (recordar caso Allende en Chile), ¿por qué no se le ocurre tomar alguna acción en contra del gran capital que tiene que ver con la materia vehicular? ¿ Por qué no busca los mecanismo ante esta crisis inducida por la burguesía que no llegue a los extremos, y no afecte a las grandes mayoría, que es la que le da el sustento?. ¿Esos aumentos inconsultos y arbitrarios serán de gratis? ¿No tendrán alguna relación con las malas intenciones del gran capital? Son es interrogante que el pueblo busca repuestas.

El transporte colectivo, el Gobierno Nacional le ha dado las mayores consideraciones y apoyo social a los trabajadores, que en la historia política venezolana jamás pudieron obtener; concediéndole aumentos de la tarifa del pasaje, superando con crece el porcentaje de aumento en comparación con los otros gobiernos, se le ha creado proveeduría de repuestos para enfrentar la especulación, el chantaje de las empresas transnacionales de no ponerse a producir, de escasear los repuestos, de estafar con los mismo, se creó la misión transporte donde se han beneficiado trabajadores, con vehículos sin pagar ni un centavo, entre otras, esa son accione que a la hora de enfrentar esta guerra deben tomarse en cuenta para desafiar a la burguesía y no ir contra su pueblo.

El transportista debe organizarse para enfrentar esa abusiva agresión de la burguesía, hasta hora le ha sido es más fácil: enfrentarse pueblo contra pueblo, golpear y pulverizar el salario de sus compañeros de clase, que le da de comer, mientras que la burguesía vagabunda engorda sus dividendo, goza una y parte de la otra, poniéndonos a pelear, esa es la triste realidad, se han pensionado a trabajadores del transporte que no disfrutaban del sistema de seguridad social, sin haber cotizado al IVSS, el gobierno sigue con los brazos abierto en función de mejorar sus condición, pero el gremio transportista no arrima una para el pueblo de a pies.

LAS EMPRESAS DEL CAUCHO JUEGAN AL CAOS: siguen el plan conspirativo de las empresas productoras de cauchos en la Ciudad Industrial de Venezuela (Valencia), he reiterado, he venido denunciando este comportamiento desestabilizador contra la patria, sin que las autoridades competentes muestren preocupación por la angustias que sufren diariamente el usuario sobre todo el trabajador que con su vehículo busca el sustento del trabajador, observándose una gran indolencia de aquellos que tienen las responsabilidad de aplicar las medidas correspondiente, y de evitar que se presenten conflicto de consecuencias impredecible.

De acuerdo a las informaciones recogida por los trabajadores, algunas empresas de cauchos están produciendo 3000 neumáticos diarios, de una capacidad de 9.500, de eso tres mil solo 200 son para la medidas 13 y 14 que son la que usa el pueblo, el trabajador para su sostén, el resto son cauchos para camionetas de lujo, que se consiguen en el mercado negro por encima de los 70 mil bs, otras empresas tienen una capacidad de 4.500 cauchos y están produciendo el 50% y solo 100 cauchos de las medidas 13 y 14, igual se consigue a precio especulativo, entre ellas hay una medida que es 185/75 R 11 que usan las camionetas rustica que tienen un precios legal de 15 mil bs y se consigue en el mercado negro en 160.000 bs.

Se puede evidenciar el descaro de estas empresas trasnacionales, que juegan al caos para producir un estallido social, pero además los trabajadores de la planta afirman que hay suficiente materia prima, esta es una conspiración que la dirigencia debe salirle al paso, ya que afecta a sus compañeros de clase y al pueblo en sí que labora y necesita de ese insumo para luchar, y así evita que se pueda generar acciones impredecible que está de por medio la patria.

Frente a esta confabulación, la visita que realizara el Director Nacional de Sundee a las fabricas de neumáticos, con el objetivo de conocer la realidad, los trabajadores del transporte deben tomar la iniciativa de solicitarle a la Gobernación y al Consejo Regional Legislativo, de conformar una comisión donde ellos la integren y también trabajadores de las empresas, con la finalidad de ser parte de la solución de la crisis de este importante insumo vehicular, para llegar un acuerdo en cuanto a la producción, de manera que se le haga un seguimiento y contraloría a la elaboración del producto, así acabar con la incertidumbre de la falta de este recurso y de una vez por toda terminar con es mafia de malandros que especulan con el producto, llegar hasta las ventas de repuestos, que algunos negocios son financiado por el paramilitarismo, que venden repuesto con sobre precio y los aumentan diariamente, por lo que el gobierno debe aplicar toda una ofensiva, severas sanciones ante este acto desestabilizador.

DENIS RIVERO GUEVARA LEGISLADOR PPT

DIRIGENTE NACIONAL


Esta nota ha sido leída aproximadamente 634 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a224892.htmlC0NON-VE