Revocatorio, amnistía y decreto Obama: distractores de la entrega de la "Patria"

¿Cómo quieren que uno piense que no hay pacto?, cuando ante la entrega del "oro por espejitos" que estamos protagonizando en contra de nuestra voluntad, no reacciona nadie de la derecha para objetarlo, por el contrario, vete Maduro pa quedarme con esos reales que van a entrar en grandes cantidades pronto. Así parece que andan diciendo Ramos Allup, Borges y toda la pandilla.

Es evidente que no hemos hecho revolución, ni siquiera hemos dado los pasos para trascender siquiera un poco el neoliberalismo, cuando veo nuestra parálisis, y esto lo digo por los que nos hacemos llamar de izquierda y revolucionarios, y no hemos sido capaces de rechazar contundentemente el Plan de la Patria en ejecución, que se viene realizando desde la entrega de la Faja Petrolífera del Orinoco hasta el día de hoy cuando regalamos nuestro territorio con el megaproyecto extractivista llamado Arco minero de Guayana o del Orinoco (IIRSA en proceso).

En un trabajo de análisis desde el pueblo y por el pueblo realizado el 01 de diciembre de 2012, http://laguarura.net/2014/07/08/es-el-plan-patria-el-proyecto-del-pueblo-bolivariano-en-lucha/ ya cuestionábamos especialmente el Objetivo 3, Convertir a Venezuela en Potencia, especialmente el objetivo 3.1.15. Desarrollar el poderío económico utilizando los recursos minerales, que incluye explícitamente: 3.1.15.2. Ubicar los nuevos yacimientos minerales en el Escudo de Guayana, Sistema Montañoso del Caribe, Cordillera de los Andes y Sierra de Perijá, con la prospección geológica y la utilización de nuevas tecnología de bajo impacto ambiental. Aunque esto último suena tan bonito, en la vida real, no es así, la explotación minera, expresión viva del capitalismo salvaje, está acabando hace rato con el planeta, sino ¿cómo abríamos llegado a este calentamiento global, que nos tiene como camellos a nivel planetario?

Desde ese momento lo hemos venido alertando, pues el interés superior del planeta así lo reclama. Esta discusión la planteamos estando Chávez vivo, y asumiendo a Chávez con todos sus aportes (que fueron muchos) y con todos sus errores. Pero si tenemos que asumir que nos equivocamos con Chávez para poder defender una posición crítica ante la locura de querer extraer hasta el tuétano, las riquezas que hay en los territorios que son reservorios del planeta como los que señala el objetivo citado, entonces por mi parte lo asumo, y lo lamento, pero no puedo ser indiferente, mucho menos con la herencia de las futuras generaciones, porque no me lo perdonaría a mí misma.

Chávez dejó el Plan Patria con toda esa entrega señalada en su articulado, inclusive hizo anuncios con bombos y platillos (http://blog.chavez.oesarg.veex/temas/noticias/adelantan-plan-estrategico-conjunto-faja-petrolifera-orinoco-arco-minero-guayana/#.VtxOutiydb8.gmail) y se equivoco él y nosotros con él. Tenemos que admitirlo sin negar su aporte histórico a la movilización de nuestro pueblo y la recuperación de una memoria histórica que ya casi se extinguía, entre otros legados importantísimos que nos deja y por el cual asumimos decir lo que estamos diciendo, porque sino ¿para qué fueron las 3R y después las 4R?

Es doloroso asumir cuando una o uno se equivoca, pero más dolor me da no decir nada, porque el asesinato de los caciques yukpa Sabino Romero y Alexander Fernández Fernández entre otros compañeros y compañeras originarios asesinados por defender sus territorios, está vivo en la impunidad que no logra poner preso a los hacendados autores intelectuales, y cuando vemos que son los territorios que hasta ahora ellos han salvaguardado con su vida, los que van a ser devastados para entregarle la riqueza al nuevo imperio: Canadá-China-Rusia, y por eso menos podemos quedarnos callados.

Cuando ponemos en tela de juicio todo este proyecto, no es sólo por el cuestionamiento que ya traen en su prontuario empresas como la canadiense Gold Reserve: http://www.aporrea.org/contraloria/a223601.html a quienes inclusive no le fue renovado el permiso ambiental (Las Brisas Inc. ) en este gobierno, cuando Ana Elisa Osorio era ministra del ambiente pues afectaban el ambiente y a las comunidades que vivían en el territorio explotado por la empresa. Es porque nuestros hermanos originarios han salvaguardado la tierra y el agua no sólo para ellos sino para todas y todos los que estamos en las ciudades, pues como en el caso de la Sierra de Perijá, el agua de Maracaibo viene de allí, y ya esos efectos que deja sentir El Niño, no son sólo cambio climático mundial, es que la explotación de carbón en la Sierra de Perijá ha secado importantes cursos de agua que surten a las ciudades del Zulia.

Igual con Guayana y Los Andes, el escudo de Guayana, que señala el objetivo, incluye el mal llamado Salto Ángel, y no podemos esperar para verlo seco como una inmensa roca en la desbastada selva, y lamentarnos diciendo: "allí estaba el salto más alto del mundo".

En un excelente entrevista el luchador social y ex asambleísta nacional José Gregorio Mirabal, de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) http://www.coica.org.ec/index.php/noticias/item/326-lideres-indigenas-rechazan-activacion-del-arco-minero-del-orinoco , conocido por su trayectoria de lucha digna en Amazonas, expone de manera clara y científica, como este plan extractivista trae aparejada la "destrucción de los bosques, de las cuencas hidrográficas de los ríos más importantes de la Amazonía venezolana".

El plan se ubica en la zona norte de estado Bolívar y noreste del estado Amazonas, precisamente territorios donde se ubican la mayor cantidad de pueblos indígenas del país. Inclusive la Faja tiene este mismo impacto y ya deja ver sus efectos. La línea verde representa el territorio que cubre la Faja Petrolífera y la linea roja el Arco minero, sin ser expertos ya se avizora el impacto hacia el sur del país, que tendrá y esta teniendo ya, esta explotación a gran escala industrial. En este mapa realizado por el MPP Salud en el año 2007 no incluyó en es e momento otros pueblos y comunidades indígenas como Ayamán, Guaiquerí, Chaima, Jirajara, Cumanagoto, etc.

Entre otras violaciones que plantea este proyecto, está el que incluye territorios ya demarcados en el todavía lento proceso de demarcación de los territorios originarios. (Ver mapa abajo)

 

Los proyectos Faja-Arco desconocen completamente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), Artículo 120: El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural, social y económica de los mismos e, igualmente, está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas; y la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas (LOPCI), Artículo 5: Los pueblos y comunidades indígenas tienen el derecho a decidir y asumir de modo autónomo el control de sus propias instituciones y formas de vida, sus prácticas económicas, su identidad, cultura, derecho, usos y costumbres, educación, salud, cosmovisión, protección de sus conocimientos tradicionales, uso, protección y defensa de su hábitat y tierras en general, de la gestión cotidiana de su vida comunitaria dentro de sus tierras para mantener y fortalecer su identidad cultural…, y más importante aún y en correspondencia con el Artículo 120 de la CRBV, el artículo 11 de la LOPCI: Toda actividad susceptible de afectar directa o indirectamente a los pueblos y comunidades indígenas, deberá ser consultada con los pueblos y comunidades indígenas involucrados...

Como el agua es un problema que nos atañe a todos, desde que se aprobó la Ley del Plan de la Patria, se debió haber llamado a un referéndum consultivo por la trascendencia de la materia, tal como lo señala la CRBV en el Capítulo IV. De los Derechos Políticos y del Referendo Popular, Sección Segunda: Del Referendo Popular, Artículo 71. Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral.

En ese momento fue imposible movilizar a nadie, pues pocos reconocíamos los peligros, sobre todo, que leímos realmente la propuesta del Plan de la Patria, y nos dejamos fascinar por el Objetivo 5, pero reconociendo las contradicciones expuestas en el Objetivo 3.

Cuando uno ve estas contradicciones no puede dejar de preguntarse ¿Quién es el escuálido o escuálida?, ¿los que defendemos las leyes que aprobamos en poder constituyente, o el poder constituido que las está desconociendo y pisoteándolas, distrayéndonos con amnistías, revocatorios y decreto Obama? Este desconocimiento pasa por la mayor contradicción del Plan de la Patria: el objetivo 5 de la ecología versus la depredación planteada en el objetivo 3.

El territorio a explotar tiene el tamaño del estado Zulia pero tiene la dimensión espiritual y cultural de todo el país, pues además no es sólo un problema de los originarios, que han vivido bajo amenaza desde hace mas de 500 años en su propio territorio, y hasta hoy día y a pesar de los avances alcanzados con la Constitución Bolivariana y al LOPCI sufren los embates de la minería ilegal (gar-imperios), la militarización de sus territorios e inclusive la presencia de grupos irregulares armados, como lo señala el diputado Mirabal en su artículo.

Nunca estuvimos de acuerdo porque esta política no combate el rentismo petrolero, ni mucho menos el capitalismo, pues mas capitalista no puede ser este planteamiento: riqueza como sea, no importa si nos quedamos sin agua.

¿Cómo podemos promover el cultivo, y la agroecología sin agua? Es en los territorios señalados en el objetivo 3 del Plan de la Patria que están nuestros más importantes reservorios de agua y biodiversidad.

¿Dónde queda todo lo expresado en el objetivo 5 sobre el ambiente si voy a arrasar con el agua y la biodiversidad en los próximos días?

¿Dónde están los ecólogos del plan de la Patria en estos momentos que la Patria está en peligro?

¿Dónde están los ambientalistas que han defendido el objetivo 5 a diestra y siniestra, pero sin ver lo planteado en el objetivo 3?

¿Dónde están los partidos de oposición combatiendo esta entrega, y fijando posición, y no las opiniones de algunos opositores aislados, como Chino el cantante y Wladimir Villegas?

La Constitución Bolivariana obliga al gobierno a consultar esta entrega, a pesar de estar incluida en la Ley del Plan de la Patria, pues esa ley no es más importante que la Constitución. Y nosotros debemos estar pendientes de que se protejan los territorios, sino lo hacemos no podremos perdonarnos a nosotros mismos.

Otro tema pendiente es la entrega de la responsabilidad minera, gasífera y petrolera a los militares con la famosa PDVSA – Militar, ¡perdón! CAMIMPEG (Compañía Anónima Militar de Industrias Minera, Petrolífera y de Gas), como dice un artículo en Aporrea: Lo que no debe ser la alianza cívico-militar, pero este tema será evaluado en otra entrega.

Es difícil problematizar a quien amamos (Chávez), pero porque lo amamos lo dijimos y lo decimos pues la materialización del Plan de la Patria (Faja-Arco) es un golpe a la Patria que él nos hizo amar con más pasión y pertenencia (por lo menos a muchos como a mí que no milite antes que él apareciera en nuestras vidas). Esto que me dejó en el alma, me hace decir que no es así como quiero ver a mi país, tu país, nuestro país, como decía una vieja canción venezolana.

Pero con la maravillosa democracia participativa y protagónica que me dejó Chávez (ese es uno de los legados mas maravillosos), ejerzo mi derecho a legislar y convoco al pueblo del que soy una milésima parte, pero que se que no soy la única, a que nos movilicemos para poder seguir combatiendo a la derecha capitalista, instalada en el ejecutivo sin caretas (y no habló de la AN, pues allí están instalados oficialmente), blandiendo al Plan de la Patria y el nombre de Chávez con toda la nomenclatura que podamos imaginar existe en la izquierda, para distraernos de este capítulo abominable que se llama: DESTRUCCIÓN TOTAL.

Vamos a combatir este horror ambiental, antes de que sea demasiado tarde…

Tibisay Maldonado Lira

Marzo 2016


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tibisay Maldonado Lira

Tibisay Maldonado Lira

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ecología y Ecosocialismo

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ecología y Ecosocialismo


Otros artículos sobre el tema Pueblos Indigenas

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Pueblos Indigenas


US Y ab = '0' /actualidad/a224452.htmlC0http://NON-VE