Chávez tu siembra

Camarada a tres años de tu siembra seguimos aquí, con la misma fuerza que un día nos atrapo tu huracán Bolivariano, con el espíritu convertido en combate, con tu voz hecha millones, con tu palabra hecha canto y poesía.

A tres años de tu siembra, te confesamos que hemos resistido el ataque implacable del imperio asesino y feroz que ha sido siempre el verdugo de nuestros pueblos, no en vano tu presagio aquel 8 de diciembre cuando alertabas a prepararnos porque vendrían tiempos difíciles.

Comandante los tiempos difíciles llegaron, con la infamia que juega el imperio y sus lacayos, hoy estamos atravesando una de las tantas tormentas que los pueblos de este lado de la humanidad han vivido; desde al ataque despiadado por el imperio español hace 500 años, hasta la historia mas reciente, en la desaparición de lideres de izquierda, golpes de estado, invasiones, guerras civiles, todo con el fin de asesinar la Revolución Transformadora de los pueblos de Latinoamérica.

Nos atacan porque en nuestros suelos posan enormes riquezas naturales que sirven como materia prima para que el capitalismo los convierta en instrumentos devoradores de la humanidad, nos atacan porque nuestra arma más poderosa han sido los pueblos unidos luchando contra el vil opresor que se disfraza de cualquier manera, hoy lo llaman CAMBIO. Nos atacan con guerras de cuarta generación porque nuestro pueblo es noble y además, nos trabajan psicológicamente con laboratorios para persuadir conciencias. Nos atacan porque la mayor de todas las riquezas es el alma honesta de quienes se levantan de cada derrota y transitan empinadamente por la Libertad definitiva. Nos atacan porque tuvimos a Bolívar, José de San Martin, Sucre, Miranda, Urdaneta, Zamora, Manuelita, Martí, O´Higgins, Sandino, Fidel, Ernesto Guevara (Che), a Kirckner y a Chávez. Nos atacan porque nuestro canto es emancipador y nuestro proyecto Socialista es transformador.

Hoy aquí y ahora, en medio de las dificultades por las que pasan las revoluciones del mundo y después de tres años de tu siembra, nos debe seguir convocando aquel "Por Ahora" que se convirtió en rebelión, pero convocarnos significa, estar del mismo lado de Chávez, de su proyecto político "Plan de la Patria" que debe ser el nuestro.

No es tiempo para salir corriendo y huir, como quien teme de tu palabra y tu liderazgo Chávez, manipulando aquel 4 de Febrero y convirtiéndolo en herramienta para el enemigo; hoy tampoco es tiempo para los conciliadores, para los reformistas, hoy es el mejor de todos los tiempos para definiciones profundamente revolucionarias.

Quienes nos quedamos sabemos que el enemigo no cambia, es el mismo que ataco al Comandante Chávez en vida y es el mismo que aposto a su muerte antes de tiempo, y que quede bien claro, siempre pondremos en duda que tu partida física haya sido de manera casual. Porque el imperio no perdona que el pueblo sea alfabetizado, que se haya democratizado la tierra, que el pueblo construya sus viviendas y viva dignamente, no perdonan que las clínicas tengan menos pacientes porque hay médicos en el barrio adentro, no perdonan que la educación sea gratuita y que tus hijos y mi hijo sean educados y no explotados. No perdonan que haya fábricas dirigidas por obreros y que el petróleo hoy sea del pueblo. No perdonan que hayamos nacionalizado las principales empresas del país, no perdonan que hayamos ganado 18 elecciones y que desde esta tierra seamos luz para otros países del mundo, no perdonan que hayamos apostado a un mundo pluripular y multicentrico y hoy tengamos Organismos Internacionales comprometidos con las libertad, la emancipación, la cooperación, la integración, la unión y la complementariedad de los pueblos Latinoamericanos y Caribeños, no perdonan nuestro encuentro con la Cuba de Fidel, no perdonan que pidamos respeto y soñemos y trabajemos para hacer justicia social.

Los que nos quedamos debemos tener claridad que para encarar la tormenta, nos viene una dura lucha de clases, y cada quien debe tener conciencia del momento en donde debe salir a la batalla para luchar, quien no lo haga, sencillamente compromete y empeña el futuro de sus generaciones.

Chávez nos llamo al encuentro con la vida, con la Patria Grande, Chávez nos llamó al encuentro con el proyecto Bolivariano y Socialista, entregarnos es traición, y los traidores ya han firmado comunicados y decretos; nosotros no estamos para estampar rubricas y dar la batalla detrás de un papel, en declaraciones infames, estamos para que vean nuestro rostro y sepan que nuestra lucha tiene nombre, tiene alma y tiene espíritu para el combate. Y como dijo el cantautor del pueblo Ali Primera en una de sus estrofas, en la canción que lleva por nombre Camarada,

"Yo llamo a la vida misma

Dulce y buena camarada

Y al tener los cuatro metros

De mi tierra liberada

Pido que mis camaradas

Me despidan con canciones

Flores rojas, puño en alto

y me prometan seguir

Luchando por la alborada

Que también es camarada

Que también es camarada"

Vamos, sigamos juntos que la lucha es buena y justa cuando se hace por el desamparado, por el pobre, por la mujer, por el niño, por el obrero, por el indígena, por el campesino, Vamos que la lucha es larga, que el alba nos espera con la victoria de nuestros pueblos. Vamos, que nada, ni nadie nos detenga en la terquedad de hacer posible la Revolución. y como dijiste siempre Comandante Chávez "Aquí nadie se cansa, aquí NO se rinde nadie".

castillomariaalejandra83@gmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 408 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a224104.htmlC0http://NON-VEca = .