El Pueblo Bolivariano y la Burocracia (II)

Manifiesto de la verdad

Como punto de referencia inicial, revisemos una reflexión de Berthold Brecht (Augsburgo, 10 de febrero de 1898 - República Democrática Alemana, 14 de agosto de 1956). Oscila sus rudimentos entre el rigor intelectual y la poesía, en el texto titulado, "cinco condiciones para decir la verdad", en la misma encomienda:

  1. Tener valor para decir la verdad.

  2. Poseer inteligencia para reconocer la verdad.

  3. Construir el arte de hacer la verdad manejable como un arma.

  4. Practicar la astucia lo suficiente para extender ampliamente la verdad.

  5. Poseer suficiente sentido común para escoger a aquellos en cuyas manos la verdad resulte eficaz.

En nombre de la verdad hemos tratado de unificar valor e inteligencia: valor para decirla e inteligencia para esclarecerla. Hemos recurrido asimismo a la astucia y al sentido común para agrandarla; para escogerla, fuera del entorno de quienes, se sienten investidos por la ideología de la mentira que produce la ocupación monacal de la democracia catequizada como terrorismo.

Los pueblos de la Patria Grande en cada contexto de los cambios cuantitativos de toda convulsión histórica, deben comprender, que ninguna convulsión se convierte en cambio cualitativo sino en cambio radical, súbito y manifiesto de insubordinación popular. Ilustra esta situación la aparición de teóricos y cultores de las ambigüedades burguesas… orates que mantienen el sistema político democrático como una verdad legitimada mientras mascullan que León Trotsky no fue una mentira… introducida por las agencias de inteligencia y contrainteligencia, enemigas de la Revolución de Octubre y su posterior conformación en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Imaginarse, allá a lo lejos, el estado policial y los orates… es algo demasiado fácil; difícil es imaginarse como son los desposeídos y como es el síndrome de la pendejada intelectual descrita por los orates… encomillada y tergiversada como recesión económica, delincuencia empresarial, tráfico de drogas licitas e ilícitas y la violencia terrorista animada y consolidada sin vestigios de dudas en la actualidad. Desatada como barricada de contención de los pueblos integrantes de toda insurrección popular.

El triunfo de la contrarrevolución trata el sometimiento. Durante siglos la cultura occidental dominante y el orden jurídico de la burguesía ha necesitado de propagandistas como: Walt Whitman Rostow (7 de octubre de 1916 - 13 de febrero de 2003), Zbigniew Brzezinski (28 de marzo de 1928), Samuel Phillips Huntington (18 de abril de 1927 - 24 de diciembre de 2008) , Raymond Aron (14 de marzo 1905 - 17 de octubre 1983) , Daniel Bell (10 de mayo de 1919 - Cambridge, Massachusetts, 25 de enero de 2011) y otros de igual o peor calaña ética. Ellos… unos con mayores responsabilidades que otros, elaboraron las doctrinas que certifican la violencia impuesta por la cultura occidental dominante y la opresión sistemática de los pueblos a través de las políticas democráticas de sometimiento.

Nosotros - me refiero a los pueblos libertarios - nos conformaríamos si conseguimos cultivar con eficacia el arte de hacer la verdad manejable; por ejemplo… manejable, psicológicamente hablando, como si reconstruyéramos, un argumento psicológico de los muchos, labrados por Fiódor Mijailovich Dostoievski (Moscú, 1821 - San Petersburgo, 1881)… imaginaríamos argumentos guiados desde el revólver de Sam Spade - trabaja como detective privado en la ciudad de San Francisco C.A. en 1930 - y las diferencias cardinales, políticas, morales, militares e ideológicas destacadas por Dashiell Hammett en el "Halcón Maltés" o en cualquiera de sus extraordinarias creaciones literarias y en sus sorprendentes guiones cinematográficos. Parafraseando a San Spade me pregunto: ¿después de cometido un crimen de Estado, cómo se debe administrar el capitalismo y las empresas capitalistas si su salvaguarda es el modelo político democrático? San Spade sabía de buena tinta que la democracia es una estructura criminógena y fascista.

Entendiendo que, alguna vez, uno de tantos agentes de inteligencia y contrainteligencia criminal, llamado Bill Clinton, exaltó su cultura delictiva, asfixiando una organización política original… esencialmente comunista y marxista. En su territorio fue establecido el sabotaje y las agresiones militares que reclamaba; la invasión del ejército terrorista de los Estados Unidos de Israel. Esta iniciativa y los acontecimientos posteriores fueron elaborados y manipulados para destruir la República Federativa Socialista de Yugoslavia (1945 - 1992), formada por Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia - Herzegovina, Macedonia y Montenegro. Allí fue, hace dieciocho años, planificada la promoción de la tercera guerra mundial y la destrucción de todos y cada uno de los países que hoy han sido destruidos por los Estados Unidos de Israel y sus aliados.

Abruptamente al otro día, la idea del fascismo amigable me perseguía tenazmente… fue así que me pregunté: ¿Por qué escribir de esa fábrica de pobres comercializada como democracia… sí esa fábrica de pobreza parece una simple repetición de la opresión recorrida por el imperio romano y la crucifixión aplicada a los pueblos? A primera vista, parecía fácil, fácil de aplicarla: me refiero a la verdad, sin señalar lo difícil que es describirla; cuando la democracia se manufactura como la ordenanza del terrorismo extremo, elaborado como la última religión de las tablas monoteístas.

Sin embargo, me temo que me estaban provocando para conjurar ideas extremistas vinculadas a la verdad. Regresando a la conversación con Sam Spade, él me dijo en voz baja: coteja la. verdad de Trotsky Fue entonces que robándome un libro de título cristiano… de Trotsky, si el libro es de él; fue así que, leyéndolo, deduje algunas mentiras elaboradas sobre esta infamia llamada Trotsky: ¡qué vaina!... Trotsky cristiano al mejor estilo de Frida Kahlo. El título del libro es "su moral y la nuestra". Y la teoría representada, declaraba un criterio decisivo de la sabiduría eclesiástica de un socialrevolucionario. Aquí, confundí las ideas y las distancias entre las dudas que entrañan la verdad del Trotsky predicador de la traición, mediante: "su moral y la nuestra" o la democracia burguesa maquillada de revolución burguesa por Trotsky para enfrentar la Revolución Bolchevique.

Terminó Sam Spade diciéndome luego de mirarme fijamente los ojos, ¿qué carajo es lo que no entiendes?: Trotsky demandó, la calificación de traidor como lógica equitativa de las riquezas de la burguesía por él representada.

La necesidad de formar especialistas en inteligencia y contrainteligencia en áreas políticas Ilustra el proyecto iniciado para la disolución del antiguo territorio nacional yugoslavo. La intervención política territorial fue planificada por George H. W. Bush y la invasión militar ordenada por Bill Clinton. El motivo fue invadir, destruir y asesinar toda referencia humana y de organización invocada en la antigua República Federal Socialista de Yugoslavia, Este concepto práctico de democracia inicio el terrorismo de Estado aplicado sobre otros pueblos:

  1. Falsas y verdaderas democracias.

  2. Democracia burguesa y democracia directa.

  3. ¿Qué llamamos democracia y qué es de verdad la democracia?

  4. Democracia formal y democracia real; lo que está conformado como sistema dominante y lo que querríamos de la oferta y la demanda de la democracia... el mercado de la oferta y la demanda que supura la democracia y la muerte que deja por donde la dejan entrar.

Si democracia es la palabra comodín mejor inspirada como sujeto de dominación judío – cristiano… porque nos extraña que en todo el mundo y en su historia sea manipulada para lo que mejor le conviene a la cultura dominante y al possessor de la cultura dominante. Es decir, si la palabra democracia se usa como mejor le conviene al possessor, no es de extrañar que esté tan gastada y que sea tan imprecisa que cada cual la entiende como le convenga; siempre de un modo distinto; he allí la malandanza de su expresión y su distinción como instrumento de dominación y muerte… directo y eficaz.

La democracia es un artículo de expresión totalitaria similar a un artículo de prensa que:

  1. Convence a la demanda y a los diversos tipos de posibles consumidores.

  2. Convence al engranaje desde donde se inicia la planificación de la oferta: redacción, director, ministerio de información, gobierno que representa, y a las capas sociales en nombre de las que actúan estos sujetos de enajenación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 543 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Candelario Reina


Visite el perfil de Candelario Reina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Candelario Reina

Candelario Reina

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223718.htmlC0http://NON-VEca = .