En síntesis

¿Para qué salir de Nicolás Maduro?

Chavista que se respete a sí mismo no cae en la torpeza de escupir para arriba, pues de hacerlo cometería una estupidez, o sencillamente estaría engolosinado por esa perversa guerra de cuarta generación. Uno que lleva tiempo en el brollo político, no encuentra una sola razón que sea capaz de convencernos que sacando al Presidente Maduro se resuelva mágicamente la crisis. Por ello, nos cuesta salir del asombro cuando leemos o escuchamos las copiosas sandeces de charlatanes y plumarios tremendistas, quienes en desesperado afán de figuración, solo consiguen desfasar la autocrítica como herramienta válida para perfeccionar el camino de la redención social. A esos criticones de oficio que perdieron su conexión con la realidad y que terminan haciéndole el juego a la ultraderecha, le recomendamos leerse "el izquierdismo como enfermedad infantil de comunismo" de Nicolás Lenin.

La historia confirma que los pueblos se crecieron en las horas difíciles cuando dispusieron de auténticos liderazgos que supieron abordar los problemas con soluciones correctas. No fue con arrechera de energúmenos ni caprichitos de muchacho malcriado como esas naciones pudieron superar las grandes dificultades. Europa no se hubiese levantado de dos grandes guerras mundiales, si los liderazgos a su turno cometieron la pendejada de buscar chivos expiatorios, en vez de aunar esfuerzos para lograr que cada quien aportara su granito de arena. ¿O es que acaso el Plan Marchan se trató de un espejismo, y no de la aplicación de la receta indicada para sanear heridas causadas por los conflictos armados?

En las actuales circunstancias nada color de rosas, el país que se resiste a contaminarse de odios y enfermizas ambiciones, solo quiere y aspira respuestas inteligentes a una crisis cíclica mundial, agravada por la abrupta baja en los precios de nuestro principal rubro de exportación. De manera que resultara intrascendente el absurdo argumento que quiere convencer que sacando al Presidente Maduro se revientan de divisas las bóvedas del BCV. Por ello traemos a colación el caso del médico que dice a los parientes del paciente: --la operación fue todo un éxito, pero lamentablemente el enfermo murió-- ¿Se imaginan nuestra nación reeditando la Torre de Babel por causa de una anarquía generalizada que degeneraría en golpe contra el Jefe de Estado legítimo? ¿O será eso lo que quieren aventureros y oportunistas que irracionalmente se emperran en bañar de sangre el mapa venezolano?

Ojalas que este 27 de febrero los ciudadanos puedan contenerse, y no administren justicia con sus manos para sancionar a tanto apátrida fatuo que cumplen instrucciones de los halcones de Washington.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5745 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Elías Kamel Eljuri

Freddy Elías Kamel Eljuri

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223580.htmlC0http://NON-VEca = .