Carta pública en apoyo a la Revolución Bolivariana

Carta pública del Colectivo Tertulia Revolucionaria en apoyo a la Revolución Bolivariana y a todo el Pueblo Pobre explotado y excluido por el capitalismo en la República Bolivariana de Venezuela

Hoy en día en la República Bolivariana de Venezuela se está dando un fuerte debate y pugna dentro de los diversos sectores políticos de la izquierda nacional, existen los que proponen una ruptura definitiva con el sector que hasta hoy ha llevado las riendas del estado burgués conquistado en 1998; están otros que proponen un cambio de figuras en la dirección del mismo estado burgués que sí sea capaz para desde allí generar las transformaciones que nos lleven al socialismo, hay otros que solo generan criticas sin hacer propuestas concretas y otros que critican y se lavan las manos cuando fueron por muchos años responsables de la dirección del estado burgués y creadores de las políticas que ahora critican, así como también hay los que proponen un cambio estructural que coloque al Poder Popular a la vanguardia de las transformaciones políticas, sociales, culturales y económicas inherentes a la construcción del socialismo. En fin, un montón de posiciones distintas que tironean cada una para su lado o para satisfacer su ego personal.

Esta carta no es para criticar la posición de ninguno de los sectores políticos individuales o colectivos de la izquierda nacional, es para fijar nuestra posición y para ello debemos, obligatoriamente como marxistas, ser dialécticos y no ortodoxos dogmáticos, así como también debemos reconocer el camino andado en estos 17 años de Revolución Bolivariana.

Para nosotros en la República Bolivariana de Venezuela si existe una revolución en marcha (que no es lo mismo que Socialismo). Esta afirmación la hacemos por haber sacado de la oscuridad a millones de analfabetas, por la masificación de la educación primaria, secundaria, técnica y universitaria para millones de excluidos durante siglos primero por los señores esclavistas-feudales y luego por los burgueses; por los cientos de miles que han recuperado la vista de forma gratuita, por la politización del pueblo venezolano, por haberle dado derechos de igualdad a nuestro hermanos indígenas o pueblos originarios de nuestra tierra, por la inmensa cantidad de niños operados del corazón, por el reconocimiento al derecho de nuestros viejitos de tener una pensión haya o no aportado al seguro social, y hasta por el simple reparto social de la renta petrolera.

Así como afirmamos que en Venezuela sí está en marcha una revolución también decimos que aún no estamos construyendo el socialismo y que hoy nos golpea una enorme crisis económica, política, social y cultural; una crisis estructural que para nosotros no es del Socialismo sino del Capitalismo que aún existe en Venezuela y que no se ha podido palear a pesar del capitalismo de estado y benefactor que tenemos por los siguientes aspectos:

  • En lo económico nos golpean tres factores principales, no necesariamente los nombramos en su orden de impacto sino que más bien se mezclan para reforzarse uno a los otros como lo son: el modelo capitalista rentista petrolero y la incapacidad que genera para producir los bienes materiales para satisfacer nuestras necesidades debido a su esquema mono productor petrolero, la guerra económica dirigida desde los capitalistas transnacionales para intentar acabar con este proceso progresista y como tercer factor el coctel formado por la corrupción, el burocratismo y el oportunismo que facilita y mantiene las dos anteriores.

  • En lo político seguimos siendo sometidos por un lado al modelo burgués de la representatividad y las estructuras jerárquicas piramidales de poder, y por otro lado, a la sustitución del Poder Popular como sujeto histórico de las transformaciones inherentes a la construcción del socialismo por el "Partido de la Revolución".

  • En lo cultural estamos siendo fuertemente afectados por una crisis moral causada por la corrupción con impunidad, el burocratismo, la ineficiencia administrativa y gerencial, el aburguesamiento de gran parte de los cuadros de dirección política nacional, regionales, locales y micro locales.

  • En lo social estamos siendo vapuleados por la escasez de alimentos y medicinas, la inflación y la pulverización del salario, la falta de ejemplos morales, la inseguridad y la crisis hospitalaria por solo nombrar algunas.

Estos aspectos imposibilitan el parto histórico de la democracia participativa, directa y protagónica con sus estructuras horizontales, rotativas y sistémicas que permitan colectivizar la toma de decisiones y las responsabilidades administrativas y legislativas de todo lo concerniente a la vida en sociedad como lo son la convivencia y la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de todo el pueblo en general.

Nosotros "Colectivo Tertulia Revolucionaria" manifestamos firmemente nuestro total respaldo y apoyo a la Revolución Bolivariana como posibilidad para la construcción colectiva de un mundo mejor, así como también expresamos nuestro compromiso a participar activamente, como hasta hoy lo hemos hecho, en todas las formas de lucha que sean necesarias para que el pueblo pobre explotado y excluido por el capitalismo en Venezuela se libere definitivamente con la construcción colectiva de nuestro socialismo como herramienta de emancipación hacia una sociedad libre de explotadores y sin clases sociales. Para ello proponemos:

  1. La unidad y lucha de contrarios.

  2. Acompañar críticamente al camarada presidente Nicolás Maduro en la gestión de gobierno y en la lucha electoral burguesa no como subordinados ni como cumplidores de tareas, sino como coplanificadores y coejecutores de las políticas públicas.

  3. Fomentar, crear, financiar y proteger una red de fábricas y empresas sin patrones privados ni de Estado, libres y emancipadoras de producción de todo tipo de bienes materiales para satisfacer las necesidades de nuestra sociedad, que no produzcan mercancías ni plusvalía, con sus propios medios de distribución y comercialización; así como también de una red de empresas del mismo tipo pero prestadoras de servicios. Estas redes deben ir desplazando en el tiempo a las empresas capitalistas que por un periodo se debe convivir con ella y tener como aliadas tácticas.

  4. Poblar todos los campos de nuestras fronteras con empresas colectivas cívico-militares de producción agrícola y pecuaria con las cuales resguardar las mismas, protegernos del paramilitarismo, del contrabando de extracción y al mismo tiempo producir alimentos.

  5. Hacer de la agricultura urbana y ecológica un principio ético-moral fundamental de la revolución bolivariana y seguir apoyando a la agricultura tradicional de pequeños y medianos productores.

  6. Que el gabinete del poder ejecutivo del estado burgués deje de ser mandatario y se convierta en mandatado (mandar obedeciendo como decía chaves), que sean escogidos por sus actores en forma directa, es decir, que el ministro del trabajo sea escogido por los trabajadores revolucionarios, que el de agricultura por los campesinos revolucionarios, que el de salud por los médicos y trabajadores de la salud revolucionarios, y así los de educación, de los pueblos indígenas, el de las comunas, etc. y que estos cargos sean revocables por los mismos que los escogieron y sustituidos en consenso con el presidente de la republica si no cumplen con sus obligaciones de mandatados.

  7. Transcender del subsidio general a toda la sociedad al subsidio directo a las familias de los estratos más bajos de nuestra sociedad burguesa capitalista actual.

  8. Sincerar el precio de la gasolina y los demás combustible, y subsidiar los mismos para el trasporte público masivo y la agricultura.

  9. Reformular el sistema de recaudación de impuestos sobre la renta indexándolo al valor de la canasta básica familiar.

  10. Crear un subsistema de formación política para el desmontaje de la ideología burguesa, que nos obligue a crear teorías afianzadas a una práctica concreta, que nos permita reconocernos como pueblo, que profundice en la economía política de los trabajadores para que nos impida repetir las lógicas y prácticas del capitalismo en la construcción de nuestro socialismo, y sobre todo, para con ella poder derrotar al cáncer de la corrupción, del burocratismo y del aburguesamiento o desclasamiento de militantes de dirección dentro de las filas de la revolución. Este subsistema de formación política no puede ser apéndice de ninguna institución del Estado burgués existente, debe ser autogestionada por las comunidades para que pertenezca a la nueva institucionalidad que regirá nuestros nuevos horizontes en socialismo.

  11. Fomentar la contraloría social organizada en Consejos Populares para el control de la gestión pública como herramienta contra la corrupción y el burocratismo, que pueda evaluar las gestiones de todos los funcionarios públicos de cargos de libre remoción y nombramiento así como también de elección popular a todos los niveles gubernamentales.

  12. Exigir a todos los cuadros de dirección de la revolución (Bajos, medios y altos) ejemplos morales como reducirse los sueldos a niveles no mayor de 3 salarios mínimos para compartir la austeridad circunstancial con toda la sociedad venezolana; que sus hijos y nietos estudien en el sistema público de educación (inicial, primaria, secundaria y universitario); se atiendan la salud en el sistema público de salud; se abastezcan en la red pública de distribución de alimentos haciendo las mismas colas que el resto de la sociedad (salvo algunas excepciones por seguridad de estado y del proceso revolucionario).

  13. Aumento del salario mínimo indexado por el costo real de la canasta familiar, cubriendo más del 50% de dicha canasta (Alimentos, Medicamentos, Vestuarios, útiles escolares, calzado, servicios, entre otros).

  14. Que las comunas empiecen a ejercer el Poder Popular y transciendan progresivamente a las alcaldías y gobernaciones en sus funciones y competencias dado que estas últimas son heredades del sistema feudal dejado por la conquista española y no tienen nada que ver con la construcción del socialismo.

  15. Que se reestructuren por completo todos los partidos del GPP no solo para que los que hasta hoy han ejercido la responsabilidad de dirección de los mismos asuman sus errores dejando sus puestos de dirección y pasando a ser militantes comunes, sino para modificar las estructuras jerárquicas de poder y funcionamiento piramidal que reproducen las prácticas de dominación burguesa, por otras horizontales, rotativas y sistémicas que democraticen la toma de decisiones del que hacer político.

Por la solución colectiva de nuestras dificultades materiales y la construcción de nuestra sociedad socialista!

"COLECTIVO TERTULIA REVOLUCIONARIA",

Cumaná, 20 de Febrero del 2016

tertuliarevolucionaria1@gmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 452 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a223507.htmlC0NON-VE