Vanessa, Pérez Pirela y la propaganda chatarra

Más acertada no puedo estar la periodista Vanesa Davies cuando en entrevista con Oscar Schémel intentó definir en una sola frase la pésima política comunicacional del gobierno: "propaganda chatarra".

El sintagma logra dilucidar, diría Martí, en un grano de maíz, un problema que hemos analizado a través de varios artículos en este mismo medio, pero que lamentablemente en vez de corregirse se agudiza cada día más, con torpes decisiones, quizás por miedo a la autocrítica.

Estamos totalmente seguros que el semiólogo italiano, recién fallecido, Umberto Eco hubiera celebrado la frase de Vanessa con una enorme carcajada, a pesar de que ella la lanzó, como se dice, por la calle del medio y sin la más mínima ironía. Hay cosas tan bien expresadas que a veces causan risa.

Cuando la ex directora del Correo del Orinoco habla de "propaganda chatarra" se refiere básicamente al gravísimo error del gobierno de ocultar la verdad detrás de un discurso vacío y repetitivo, aderezado con frases hechas, clichés y lugares comunes, que ni persuade ni informa.

En un artículo publicado hace algunos días aquí en Aporrea escribíamos al respecto que " ... La efectividad en la comunicación depende básicamente del análisis previo a la estructuración de los mensajes por vía de la semiótica y el discurso, por supuesto, que es lo más difícil y requiere de un trabajo arduo de laboratorio. No hay nada que haya causado más ruido en el discurso oficial, y del chavismo todo, que la improvisación y la abundancia hueca y estéril del palabreo".

Y agregábamos: " ... Es sumamente importante para dicha eficacia, el ahorro, la simplicidad y el equilibrio. Uno de los peores errores del presidente Maduro ha sido el exceso y la opulencia discursiva. Hablar más no necesariamente equivale a informar y convencer más".

Señalaba Vanessa, con sobrada razón, que el gobierno no puede seguir sustituyendo la información por propaganda, porque el pueblo necesita estar informado, que le digan la verdad de lo que está ocurriendo en el país. "Hay que actuar e informar, desinformar es la peor decisión".

Los medios del estado no pueden seguir maquillando la realidad, observando la dinámica cotidiana desde una falsa perspectiva. La mayoría de las veces eso se convierte más bien en un bumerang, produce un efecto contrario. El gobierno del presidente Maduro padece lo que pudiéramos definir como una sobreexposición de la imagen y la palabra. Las consignas que legítimamente buscan posicionar el discurso, han transmutado, en clichés, lugares comunes y frases hechas.

Es importante la valentía con la que Vanessa y Pérez Pirela esgrimieron sus argumentos en torno a los errores del gobierno en el aspecto comunicacional. A pesar de la poca valoración que se le ha dado dentro del gobierno a quienes, estudian, investigan y hacen sus aportes sobre el tema, pareciera que aún no todo está perdido.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9282 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223366.htmlC0NON-VE