Responsabilidad de Colombia en la desestabilización de la economía venezolana

"Si la frontera con Colombia es difícil de controlar en tiempos de paz,

¿cómo podemos siquiera pensar en lo que pasaría si estuviésemos en guerra?"

Lo dijo Reinaldo Leandro Mora el 6 de agosto 1987

Dicen algunos analistas que Colombia ha acelerado su crecimiento económico, al punto de posicionarse entre los primeros lugares en las estadísticas mundiales sobre el tema. El modelo estadístico para la construcción del Producto Interno Bruto (PIB), ha sido impuesto por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, principales agentes económicos internacionales del capitalismo. Los análisis por tanto han sido orientados metodológicamente por agencias norteamericanas tales como Mody’s y la latinoamericana CEPAL, entre otras, las cuales se encuentran rigurosamente alineadas con el modo político y militar de dominación de los Estados Unidos de América.

El Producto Interno Bruto, es una suma total expresada en dólares americanos resultante de la totalidad de operaciones productivas y de comercialización interior y exterior de un determinado país, en un año determinado, tomando como referencia el denominado "año base".

En el caso de Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) dio instrucciones en el año 2005 al Banco de la República para una nueva modificación del año base (2005), en función de los cálculos anuales sucesivos, hasta el 2013 y proyectar lo que se estima va acumulado en el 2014. Es de recordar que la instrucción fue originada por el Ministro de Hacienda Colombiano Roberto Junguito Bonet, designado en 2004 por Álvaro Uribe Vélez, quienes esperaban con esta operación la "ayudita" de Venezuela, el Congreso Norteamericano y los detestables carteles de la droga, para poner a valer a Colombia en el concierto internacional.

Ya antes el DANE ante el derrumbe de la economía Colombiana y sus cuentas nacionales, un desquiciamiento de sus fuerzas productivas por acción del paramilitarismo la destrucción de la economía agrícola y cafetalera, un endeudamiento externo de más del 80%, desempleo del 18%, informalidad laboral del 61% y un bloqueo internacional creado por los propios países capitalistas, en prevención de que los recursos del narcotráfico colombiano no ingresaran y contaminaran al torrente monetario mundial, había adoptado tres cambios de año base: 1975, 1994 y 2000 y un crecimiento del PIB promedio anual de 2% , con una caída espectacular de -5,6% registrada en el año 1996 para no ingresar a la lista de estados con economía en fase de "default" ó fallidos.

El nuevo cambio de año base obedecía al empeño del economista/ministro Roberto Junguito Bonet, académico estudioso junto a otro no menos importante economista Carlos Caballero Argáez de la paralela economía subterránea del narcotráfico y de otros sectores informales, al aplicar su hipótesis/función de que al integrarse ambas estructuras económicas –la subterránea y la superficial-se iniciaría un crecimiento sistemático del PIB, como en efecto ocurrió a partir del 2009. Caballero ejerció funciones con el gobierno de Misael Pastrana (2000-2004) y desde el Banco de la República impulsó en el 2003, la célebre "resolución 8" que facilitó a los cambistas cucutéños en la frontera con Venezuela imponer tasas de cambio sobre la moneda venezolana distintas a las paridades reconocidas por Bogotá, para facilitar así el lavado de dinero que en efectivo ingresaba a Colombia desde los Estados Unidos. Con el tiempo esta decisión de las autoridades colombianas dieron lugar a la página "Dólar Today". En continuidad del proyecto económico usar el dinero de la droga como palanca para la recuperación de la maltrecha economía colombiana Alvaro Uribe cesantea a Caballero del Banco de la República y nombra ministro de hacienda a Roberto Junguito.

Decía el DANE en el 2005 para justificar el cambio del año base: "La actualización o cambio de la base significa poner al día las ponderaciones de los sectores primario, secundario y terciario; revisar el ingreso nacional y per-capita; revisar los niveles del consumo de los hogares y la relación ingreso–tributación. Igualmente, este cambio de base conlleva revisiones en todos los parámetros macroeconómicos, tales como el porcentaje del déficit fiscal y la programación de los medios de pago, entre otros."

¿Porqué el año 2005?, por dos razones políticas: la de insertar a Colombia en la estrategia de los Estados Unidos de derrocar a la ALBA (Alternativa Bolivariana para América) como modelo económico de cooperación internacional impulsado por el Presidente Hugo Chávez en contra del ALCA (Alternativa de Libre Comercio para las Américas) propuesto por el Presidente George Bush ante la cumbre presidencial de ese año en Mar del Plata (2005-Argentina). Recordemos que la iniciativa norteamericana tuvo un rotundo fracaso en esa reunión.

La otra, demostrar que la derecha y el fascismo latinoamericano tienen en Colombia, México, Perú y Chile, el modelo de comercio transpacífico, consustanciado con las estrategias internacionales de la economía mundial impuestas a sangre y fuego por el imperio norteamericano.

Dice el DANE en el año 2005 a los efectos de la determinación de los próximos y sucesivos cálculos anuales del Producto Interno Bruto de Colombia:

"- Con el fin de redimensionar y redefinir los flujos de comercio internacional se establecerán las producciones del narcotráfico, de acuerdo con las últimas estadísticas oficiales sobre áreas sembradas y productividades obtenidas, provenientes de investigaciones recientes. Para estos efectos se constituirá el "enclave" de narcotráfico, espacio económico virtual, donde se registrarán, separadamente de la economía nacional, las operaciones tanto agrícolas como industriales propias de esta actividad ilícita."

¿Cómo obtener cifras llevadas a dólares americanos de este "enclave" así denominado?

Misterios de la ciencia…!!

Un nuevo agregado al PIB colombiano, lo constituyen desde el 2005, el "Plan Colombia" el "Plan Patriota" y "Seguridad Democrática", los cuales guardan relación con transferencias netas de capital (no reembolsable) autorizadas anualmente por el Congreso de los Estados Unidos de América desde el año 2004 en cooperación militar, para fortalecer el pie de fuerza militar, ampliar la infraestructura y capacidad operacional de siete bases aéreas, pago de contratistas de guerra (mercenarios) y financiamiento de organizaciones no gubernamentales para el fortalecimiento de la democracia; a estas transferencias netas de capital, se agrega el impuesto de guerra, el cual se aplica desde el año 2004; al respecto informó el diario el Espectador, edición digital del 9/12/2011: "Un nuevo espaldarazo por parte del Congreso recibió este miércoles el Gobierno con la aprobación de la prórroga del impuesto al patrimonio por cuatro años más, que se les cobra a los grandes contribuyentes del país para financiar la seguridad democrática, que también es apoyada con aportes de Estados Unidos, país donde crece el debate en torno a la necesidad de reducir la ayuda a Colombia.

El Legislativo no sólo aprobó la extensión del impuesto por cuatro años a partir de 2011, sino que estableció una tarifa diferencial con la cual 9 mil personas naturales y jurídicas obligadas a pagarlo lo harán según el tamaño de su capital líquido. Si el contribuyente tiene un patrimonio de $3.000 a $5.000 millones pagará una tarifa de 0,6%. Cuando el patrimonio supere los $5.000 millones, tributará 1,2%.

El Gobierno aspira a recaudar cerca de $8,8 billones hasta 2014, cuando termina la vigencia del impuesto, el cual desde 2004, año en que fue creado, ha generado aproximadamente $9 billones."

Pero el plato fuerte de la "ayudita económica" lo constituye Venezuela:

  1. Transferencia neta de dólares, donde se pueden observar en Cúcuta pequeños bachacos como los raspacupos CADIVI y CENCOEX, o en cualquier oficina de Italcambio o Western Union las colas por miles que envían mensualmente remesas a Colombia, o grandes bachacos como el grupo Polar venezolano que transfirió en cuatro años al grupo Polar colombiano más de un mil millones de dólares. ¿cuántas de las empresas de maletín, registradas en el eje San Antonio-Ureña, o Maracaibo, defraudaron las reservas de Venezuela en 22 mil millones de dólares, capitales que fueron agregados de inversión para fortalecer el PIB colombiano?

  2. La gigantesca succión de petróleo crudo, gasolina y gasoil, lubricantes y gas, también de oro, coltán y diamantes, coordinada y motorizada por las empresas Pacific Rubiales, Vetra, Petro-Magdalena, Alange Energy, propiedad de los conspiradores ex -gerentes de PDVSA, Luis Giusti, Francisco Arata, Ronald Pantin, Francisco Layrisse, Luis Loueiro, Humberto Calderón Berti y Alfredo Gruber, entre otros, estimada por expertos en 300.000 barriles diarios, esos si son totalmente gratuitos. ¿Cómo Colombia, a través de su empresa nacional ECOPETROL anuncia un salto en su producción desde 400 mil barriles diarios en 2004 a un millón de barriles diarios en 2014, a la vez que anuncia que tiene casi totalmente agotadas sus reservas y disminuida su capacidad de extracción?

  3. ¿cuántos miles de millones de dólares los representa el parque automotor de más de 180.000 vehículos (automóviles, camiones, etc.) que circulan en ciudades fronterizas colombianas? Su adquisición y compraventa es contabilizada por el DANE a los fines del cálculo del PIB ¿declararon los propietarios colombianos de esos vehículos algún tipo de valor y pagaron impuesto ad-valorem al fisco venezolano, antes de ponerlos a circular allá para al menos equilibrar la balanza comercial entre Venezuela y Colombia?

  4. ¿cuántos miles de millones de dólares los representa la transferencia hacia Colombia de neveras, lavadoras, secadoras, televisores, computadoras, cocinas a gas, calzado y confecciones, maquinaria y equipos agrícolas, insumos como fertilizantes, pesticidas, semillas etc. Sin la declaración ante el SENIAT venezolano?

  5. ¿Cuántos miles de millones de dólares representa la fuga hacia Colombia de casi toda la producción de café de la variedad arábiga y criolla, junto a millones de cabezas de ganado, toneladas de arroz, azúcar, chocolate, incluso sal?

  6. ¿Cuántas miles de toneladas de carbón coquizable fluyen a través de las trochas de Cazadero en el estado Táchira, captadas por empresas coquizadoras colombianas que luego venden coque procesado a las siderúrgicas venezolanas?

  7. ¿cuántos miles de millones de dólares se encuentran representados en centenares de containers que ingresan por puertos venezolanos y son trasladados vía terrestre por carreteras venezolanas hacia Colombia, mediante compras en el exterior realizadas con dólares preferenciales por empresas colombianas con fachada venezolana?

  8. ¿cuántos millones de dólares se ahorran las personas y empresas que desde Colombia transportan mercancías y personas hacia Venezuela, al disminuir costos de oportunidad por los bajos precios de carreteras sin peaje, bajos fletes y pasajes en el transporte aéreo terrestre y fluvial?

Pare usted de contar, pero las dos últimas perlas: gran parte del contrabando de alimentos hacia Colombia es reenvasado y luego comercializado bajo la etiqueta "Hecho en Colombia". Un paquete de mil billetes de 50 o 100 bolívares puede ser comercializado en Cúcuta o Maicao con un advalorem del 20% que es depositado en los bancos privados Banesco y Provincial, con dinero fresco sin que la operación tenga registro internacional, pues una enorme masa de bolívares es controlada en Venezuela por las mafias del narcotráfico.

Estimamos los daños al PIB nacional en un promedio inter-anual, durante los últimos cinco años del 30% por año. Es decir la transferencia de 100.000 millones de dólares.

Sin duda la participación de FEDECAMARAS como operadores en Venezuela de la enorme transferencia de capitales generados por la economía venezolana, se evidencia no sólo con su "embajador" y buen oficiante del golpista Pedro Carmona Estanga (ex presidente de ese sindicato) refugiado y protegido por el gobierno colombiano, también en las marcas típicas de los productos del grupo Polar, encontrados bajo el "camouflage" de vehículos pequeños y canoas, aunque también llegados a tierra colombiana en poderosas gandolas gracias a la corrupción de quienes tienen la responsabilidad de nuestro resguardo fronterizo.

Posiblemente Junguito y Caballero, siendo profesores de economía en la Universidad Nacional de Colombia, cuando escribieron su corto ensayo "La otra economía" en el año 1978, nunca imaginaron que su hipótesis de integrar la economía clandestina del narcotráfico con la economía formal de Colombia, causaría el genocidio que hoy tenemos instalado en Venezuela.

Aún hay tiempo de aplicar correctivos…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Feijoo Colomine

Feijoo Colomine

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a222984.htmlC0http://NON-VEca = .