Llegamos al llegadero

Me acuerdo de mis tiempos de estudiante en la Universidad, cuando el profesor Carlos, en medio de un examen nos decía: "bueno bachilleres, llegamos al llegadero". Con esto nos quería decir que el plazo del tiempo para el examen había finiquitado. Y agregaba coloquen los lápices sobre el pupitre, y pasaba recogiendo las hojas.

Pues señores del gobierno, aquí ya se ha dicho todo lo que se podía decir, con tantas cadenas, y bla, bla, blas, para expresar lo mismo de siempre. Y no salir ni de vaina de esta catastrófica situación económica que a unos y a otros enchufados o no, patas en el suelo o no, nos golpea a diario, más aún cuando ya somos de la tercera edad y no tenemos pensión ninguna, ni para comprar la comida o las benditas medicinas. Cada vez es peor nuestro día a día.

La cuadratura del círculo esta resuelta, y se ha descubierto el Bosón de Higgs, o partícula de Dios. Se han descubierto las ondas gravitacionales por una científica argentina, Gabriela González postulada para el premio Nobel. Predicción está realizada por Einstein, y ahora confirmada. Digo esto ya que ahora el Señor Presidente nos manda en pleno siglo XXI

¡A sembrar conucos!

Con todo respeto, pero aquí a alguien se le aflojó un tornillo.

Ya estoy planificando mis siembras de lechugas, rábanos, y compuestos, papas, berenjenas y chayotes, tengo algunos troncones de yuca en un pote, para la siembra y alguna que otra calabaza. Pero con esto, no salimos de esta crisis ni sacamos los pies del barro. Menos sembrando cocos como dicen que dijo el pana Aristóbulo, ya que dependiendo de la variedad, tardan en dar cocos de cuatro años como el enano Malayo, y ocho años el alto del Pacífico. Mucho tiempo es ese panita.

¡No señor!

La ineficiencia unida a la corrupción y al burocratismo imperantes, son hoy una pesadilla para los venezolanos pobres, que para mal de males nos declaran ahora en emergencia alimentaria.

El tiempo se nos agota compañeros, se agota para unos y otros, pues cada día baja más el precio del barril de petróleo, si ahora cuesta producirlo de $ 19 a $ 23 dólares, está el precio de venta o exportación por $ 21.

Sueño de trasnochado, una pesadilla llena de fantasmas y aún sin concluir. Hablan mucho, otros opinan, que si esto, que si lo otro, los más criticamos lo que nos parece, si va por buen o mal camino este gobierno. Pero nadie nos para bolas, para decirlo en criollo.

Nosotros Aporreadores de Aporrea, de opiniones escritas de diversas tendencias de izquierda, nadie nos ha elegido para gobernar, ni tomar decisiones. Ni tampoco nos denominamos hijos, o herederos de Chávez.

No estamos nosotros en situación de dar consejos, ni aportar soluciones a esta crisis, pues ya es bien visto, claro y notorio, que no nos toman en cuenta, y menos aún las críticas revolucionarias bien intencionadas que quieran ser constructivas- Si muchas de estas críticas, que aparecen en Aporrea y otras Web, se hubiesen leído a su tiempo y tomadas las debidas rectificaciones, el 6D de ingrata memoria para los chavistas de verdad no hubiese ocurrido. Pero nosotros para los gobierneros, somos extremistas de la izquierda y anarquistas. Muchos compas no escucharon aquellas palabras de Chávez, repetidas muchas veces cuando nos dijo:

"Todo revolucionario lleva adentro un anarquista, entonces yo soy anarquista".

Duele en el alma que este sueño inconcluso, esta quimera que se niega a morir, se precipite como ya está sucediendo por el barranco de la historia a la muerte de Chávez, (muerte o asesinato), nadie lo sabe todavía, por no tomar el gobierno decisiones firmes audaces y acertadas, que acaben de una vez por todas con la inflación, el bachaqueo, la inseguridad, el contrabando, la corrupción, la ineficiencia y la burocracia.

Aunque escribir esto sea como dar palos al viento……Cuando hoy una botella de refresco cuesta Bs. 800, un Kg., de papas lo mismo, de cebollas por las nubes. Una bujía para el carro de BS 1500 las chinas a BS 2700 y dele. No hablemos de las medicinas que no se consiguen.

En esta Navidad 2015, en casa fue la primera vez desde que tengo uso de razón, que no tomé las doce uvas con las campanadas del Año Nuevo. Su precio era prohibitivo.

Me dice hoy mi hermano: "Joselín cuidado, en algunas notas que escribes le haces el juego a la derecha".

A lo que respondo: "Las verdades hay que decirlas frente al pueblo en la plaza".

El que tenga ojos que vea y oídos que oiga. Mateo 12: 1-9.

COMO DICE LA CANCIÓN BOLERO:

ALGUNAS VECES LO MEJOR ES CALLAR.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2749 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a222835.htmlC0NON-VE